Tema de hoy

El “decretazo” de AMLO regresa a México a las décadas de corrupción fraguada en la opacidad

López Obrador se excede de nuevo en sus atribuciones y borra del mapa institucional cualquier esfuerzo por la transparencia y lo hace creyendo que la sociedad civil está dormida y los organismos no gubernamentales desactivados.

FOTO: Presidencia.

FOTO: Presidencia.

El decreto del presidente Andrés Manuel López Obrador que declara de interés público y seguridad nacional la realización de proyectos y obras a cargo de su gobierno ha provocado el rechazo generalizado de organismos de transparencia y rendición de cuentas, al tratarse de la nueva ocurrencia del mandatario mexicano que promueve la máxima opacidad bajo la justificación de querer agilizar los trámites de sus programas emblemáticos de infraestructura para el desarrollo.

LEE MÁS: AMLO declara de interés público y seguridad nacional sus obras de infraestructura

El documento, publicado el 22 de noviembre en el Diario Oficial de la Federación, constituye la involución a las décadas donde la función pública se sentía cómoda transando en lo oscurito ya que instruye a las dependencias y entidades del Gobierno Federal a que autoricen provisionalmente la presentación y obtención de los dictámenes, permisos o licencias necesarias para iniciar los proyectos u obras del gobierno y con ello garantizar la ejecución oportuna.

En respuesta, la reacción de entidades nacionales e internacionales que promueven la transparencia advierte del regreso a las épocas donde al no funcionar los sistemas de rendición de cuentas y combate a la corrupción los gobiernos acordaban la obra pública en los sótanos palaciegos, yéndose enormes recursos del erario a las cuentas de los políticos en el poder a través de condicionar el pago de porcentajes como diezmo a cambio de alterar licitaciones y favorecer a quienes mayor “moche” ofrecían.

En su postura frente al decreto de AMLO, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos dio a conocer que presentará una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación para evitar que las dependencias y entidades de la administración pública federal reserven por seguridad nacional, de manera generalizada y anticipada, la información relacionada con los proyectos y obras que el gobierno lleva a cabo. En el mismo sentido, la Barra Mexicana de Abogados consideró que la decisión presidencial es Ilegal y con deficiente e incorrecta fundamentación constitucional.

LEE MÁS: Ven ilegal el ‘decretazo’ de AMLO | El INAI va por controversia constitucional

López Obrador se excede de nuevo en sus atribuciones y borra del mapa institucional cualquier esfuerzo por la transparencia y lo hace creyendo que la sociedad civil está dormida y los organismos no gubernamentales desactivados.

Con el control del Congreso de la Unión debido a mayorías que se construyen con la oprobiosa colaboración de partidos abyectos, va demasiado lejos en la estrategia de demoler las garantías constitucionales de acceso a la información y de supervisión ciudadana en la cosa pública. No se lo podemos permitir.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo