Economía

Panel industrial | Canacintra explica a emprendedores las cuatro etapas del liderazgo

Lo anterior durante el panel industrial y networking realizado por la Cámara Nacional de la Industria de Transformación

“El crecimiento personal es el mayor factor de separación entre los que tienen éxito y los que no”, con estas palabras el psicólogo empresarial Gnozin Navarro arrancó su charla titulada “Etapas del liderazgo”.

Lo anterior durante el panel industrial y networking realizado por la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), donde se habló sobre las cuatro etapas del crecimiento empresarial con sus propios desafíos en el liderazgo: la del emprendedor, la de la pequeña empresa, la mediana y la grande empresa.

El conferencista explicó que cuando el emprendedor nace lo hace con una idea o una hipótesis, una manera de resolver un problema a un nicho de mercado, esto porque él cree que puede y es cuando necesita validarlo.

“En la etapa uno el emprendedor ni siquiera podemos hablar de un liderazgo como tal, es más que nada una jefatura. La autoridad está basada en la persona directa porque paga, porque manda, entonces es un jefe que opera a través de las manos de terceros y que normalmente es de uno a cinco colaboradores. Se debe de enfocar en desarrollar bien su producto, su propuesta de valor: su prioridad es validar su modelo de negocios”, comentó.

Gnozin Navarro dijo que un modelo de negocio responde a tres preguntas fundamentales “quién es mi cliente”, “qué le ofrezco yo a mi cliente” y “cómo le tengo que hacer para entregar ese qué a ese quién”. Por lo tanto, comentó que el emprendedor necesita validar frente al mercado si su modelo de negocio es viable, antes de seguir creciendo.

LEE MÁS: Empresas se atoran y complican su operación con el Home-office: Canacintra

Gnozin Navarro.

“La habilidad que tiene que desarrollar el emprendedor es el marketing, entrar en conversación con su quien”, sostuvo.

Mientras tanto en la etapa dos, es decir, una pequeña empresa de 6 a 15 empleados ya se puede hablar de que si en la primera etapa como emprendedor contrataba “manos” para ejecutar tareas, aquí ya contrata funciones. Si pasó la prueba del emprendimiento y validó su propuesta de valor y su modelo de negocio, entonces sigue enfocarse en las ventas, por lo que necesita vender a su “quién” todo lo que pueda de su “que” para poder soportar el costo del crecimiento.

El conferencista detalló que en este momento es cuando se comienza a crecer, pero se necesita contratar funciones, pero éstas cuestan más que las tareas por lo que se tiene que soportar las contrataciones especializadas. Si en esta etapa se agarra dinero se tiene que empeñar el futuro, por lo que la prioridad en esta etapa es la contratación de las personas correctas, un equipo de crecimiento.

“La barrera es el liderazgo, antes era jefe aquí empieza a ser líder por primera vez. ¿Qué aspectos del liderazgo se necesita fortalecer? Principalmente delegar, nuestro emprendedor para poder graduarse a empresario necesita aprender a delegar, predecir y repetir. Delegar funciones, predecir basado en métricas y ser repetitivo en sus valores y en la coherencia de sus acciones: la integridad”, sostuvo.

LEE MÁS: Empresarios esperan ser tomados en cuenta por Rocha Moya

En cambio, ya en la etapa tres donde se integran de 16 a 250 empleados, aquí se necesita definir la industria. Si en la etapa uno se define el marcado, aquí se tiene que definir un nicho de mercado especializado de las que el empresario se tiene que adueñar para ser únicos para solucionar determinado problema.

La prioridad es escalar, comentó, por lo que se requiere infraestructura: carros, bodegas, equipamiento, inventario, metodologías, inteligencia colectiva, valores compartidos. Por lo tanto en esta etapa no se puede llegar con las bolsas bacías.

“Si en la primera etapa el emprendedor es un jefe, en la segunda se es líder por primera vez, en la tercera se tiene que trabajar con el desarrollo del liderazgo con el equipo de crecimiento, es decir, líder de líderes por lo que hay que guiar con un sentido de propósito, con una visión a largo plazo, aprender juntos, hacer una cultura compartida. El equipo necesita conocerse mutuamente, aprende juntos y debatir problemas”, manifestó.

Por lo tanto, en la tercera etapa la decisión más importante es la ejecución ágil.

Por último, el psicólogo empresarial explicó las características de la etapa cuatro, donde las empresas con estas características emplean de 250 personas en adelante. Dijo que el enfoque aquí es dominar la industria en la que emprendió, por lo que la prioridad es estarse reinventando porque el mundo evoluciona constantemente.

“Aquí la barrera es que caigamos en la zona de confort, la habilidad que hay que desarrollar aquí es la adaptabilidad. Ya logramos el dominio de una industria, la funcionalidad ya la aseguraste hasta adueñarte de una industria. Pero la funcionalidad por sí sola no asegura la sustentabilidad. La decisión más importante que se puede tomar aquí es administrar logros de manera trimestral, no basta con hacer una planeación estratégica anual, hay que mejor dosificar los logros”, precisó.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo