Ciudadanía

Crónica de una consulta | “Hay seis amparos vigentes tú no puedes opinar”

“Somos garantes de que el ejercicio participativo se llevó de la mejor manera, es un ejercicio histórico muy trascendente para todos nosotros” manifestó el representante del Gobierno Federal.

Para don Héctor y don Carlos, dos trabajadores jubilados de la extinta Compañía Azucarera de Los Mochis, el proyecto de la planta de amoniaco de la empresa Gas y Petroquímica de Occidente (GPO), en Topolobampo, vendría a llenar el vacío industrial que dejó su anterior empleo en Ahome.

Expresan que si bien su vida laboral ha concluido, una inversión de esta naturaleza vendría a generar nuevas oportunidades de empleo para las nuevas generaciones, pensando ellos específicamente en sus nietos.

Tras votar ambos a favor en la consulta popular realizada el pasado domingo por la Secretaría de Gobernación del Gobierno Federal, los dos adultos mayores comentan que lo hicieron para que los jóvenes tengan empleo, además de que se genere crecimiento en Los Mochis.

“Malamente los empresarios y políticos le dieron cuello al ingenio azucarero que daba mucho trabajo, a jóvenes y a viejos. El actual es un proyecto grande y único en el mundo que trae todas las ventajas de calidad y cuidado”, aseguraron mientras descansaban sentados sobre una banca de la Plaza 27 de Septiembre.

Justo en la principal plaza pública de Los Mochis se encontraba ubicada una casilla para la realización de lo que el gobierno llamó un ejercicio participativo.

De ser así, por lo menos ese objetivo sí se cumplió. Para las once de la mañana la fila de ciudadanos interesados en emitir su voto por el “Sí” o “No” al proyecto de inversión extranjera se observaba numerosa, partiendo desde el kiosco hasta darle la vuelta a la cuadra a la plaza.

LEE MÁS: Consulta sobre planta en Topolobampo no es vinculante: Segob

“Para mí ver esta fila, aquí ya ganamos. Los Mochis responde y hace conciencia, yo sé que la gente que está ahí formada es gente que ya se informó sobre el proyecto”, expresó la señora Consuelo, que junto con su esposo acudieron a darle respaldo también al proyecto.

“Nosotros tenemos cinco hijos y todos están empezando en sus carreras y por supuesto que aquí en la ciudad de Los Mochis se encuentran siempre con que en Sinaloa pudieran estar mejor si hubiera más posibilidades para los jóvenes, más trabajo, una economía más fuerte. Creemos en el proyecto como padres”, sostuvo, mientras su marido asentaba con la cabeza respaldando la opinión de su pareja.

Días previos a la consulta popular algunos columnistas comenzaron a especular que entre los citadinos el “Sí” arrasaría, mientras que la negativa al proyecto marcaría la diferencia entre los ejidos y zonas rurales de Los Mochis, Ahome y Guasave.

La realidad es que el intercambio de opiniones ahí también fue reñido; incluso la líder del colectivo de madres con familiares desaparecidos, Las Rastreadores de El Fuerte, compartió que votó a favor de la realización de una planta de amoniaco en la Bahía de Ohuira.

LEE MÁS: La consulta sobre planta de amoniaco recrudece la división y no aporta a resolver el conflicto

“Yo voté a favor porque la verdad va ser algo que va ayudar al pueblo. Esto va ser un beneficio para el pueblo; claro que hay que cuidar y hay que exigir las normas para que no se dañe tanto la fauna, tiene que haber una manera. En este pueblo tiene que haber más crecimiento, los empresarios deben de tener un buen proyecto y contemplar los pros y contras”, opinó la rastreadora Mirna Nereida Medina Quiñonez, quien acudió a votar en la casilla cerca de su hogar en el ejido 20 de Noviembre.

Mientras tanto, en paralelo el movimiento “Aquí No” integrado por activistas medioambientales e integrantes de comunidades originarios Mayo-Yoremes preparaban una movilización de desobediencia civil pacífica. Con pancartas, cartulinas y gritando consignas alusivas al desequilibrio ecológico que un proyecto de esta naturaleza podría significar para su región, optaron por bloquear la carretera entre Los Mochis y Topolobampo.

Horas antes los inconformes habían comenzado a denunciar en redes sociales supuestos acarreos por parte de la empresa GPO que ingresaban al puerto en bandadas de camiones para votar por el “Sí” en la casilla ubicada en el punto del conflicto.

Largas filas de camiones de carga y automovilistas comenzaban a acumularse, por lo que oficiales de tránsito implementaron un operativo improvisado para controlar el congestionamiento.

Al plantón acudió un representante de la Secretaría de Gobernación, el funcionario pedía abrir una mesa de diálogo; sin embargo, la misión del comisionado fue en vano, la postura de “Aquí No” fue de cerrazón.

“Hay seis amparos vigentes tú no puedes opinar”, gritaban los manifestantes y exigiendo la retirada del enviado por el gobierno. Otros por su parte le reclamaban que estaba comprado por la empresa GPO, mientras que el representante del gobierno aseguraba que mediante este ejercicio participativo solo se trataba de conocer cómo está la situación, ya que no es vinculante.

El líder indígena Felipe Montaño fue más allá y señaló las violaciones a los derechos de las comunidades indígenas los cuales serían afectados de desarrollarse la planta de amoniaco.

“El diálogo que se tenía que haber hecho se agotó. Cuando se tenía que hacer diálogo fuimos ignorados, por lo tanto ya no puede venir usted y decir vamos a sentarnos en la mesa, ya no se puede. Este problema ya va a instancias de organismos internacionales, aquí se agotaron las instancia con los gobernantes”, se pronunció.

Tras no recibir respuestas favorables el funcionario de gobernación se retiró respaldado por policías municipales de Ahome.

Así transcurrió por lo menos 4 ó 5 horas con la carretera cerrada.

Para las 4 de la tarde la casilla ubicada en el puerto de Topolobampo se mantenía abierta, para esa hora no era mucha la afluencia de participantes, pero ciudadanos de esa localidad seguían acudiendo. Las inmediaciones del jardín de niños Juan Enrique Peztalozzi, donde se instaló el centro de votaciones, se mantenía custodiada por elementos de la Guardia Nacional.

El cierre de casillas estaba estipulado para las seis de la tarde, por lo que media hora antes de la hora, el movimiento “Aquí No” decidió dispararse de la carretera y desbloquear la circulación de la carretera.

Posteriormente los medios de comunicación comenzaron a llegar al hotel Fiesta Inn de Los Mochis, ahí el subsecretario de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos, Rabindranath Solorio, daría una rueda de prensa para informar sobre resultados preliminares de la votación, además de comentar sobre los sucesos registrados durante la jornada de participación ciudadana.

El funcionario se jactó que el ejercicio fue exitoso presentándose mil 230 votos en promedio por cada una de las mesas entre los tres municipios donde se levantaron, cerca de 32 mil opiniones de ciudadanos. Presumió también que esta consulta ha sido la de más participación sobre megaproyectos en los que va de la presente administración federal.

“Somos garantes de que el ejercicio participativo se llevó de la mejor manera, es un ejercicio histórico muy trascendente para todos nosotros” manifestó.

Por lo pronto, el funcionario federal puntualizó que los resultados oficiales de la consulta se darían a conocer durante en el transcurso del lunes.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo