Ciudadanía

La consulta sobre planta de amoniaco recrudece la división y no aporta a resolver el conflicto

¿De qué sirvió la consulta? Para que los segmentos con opiniones encontradas volvieran a chocar entre sí y el conflicto continúe sujeto a lo que determinen los tribunales.

A la consulta ciudadana cuya única utilidad es que el presidente Andrés Manuel López Obrador conozca la opinión de la gente sobre la instalación de la planta de fertilizantes en Topolobampo se le recordará por ser el montaje que vino a recrudecer las posturas a favor y en contra, sin que sea vinculante (carece de efectos de interpretación o implementación para autoridades) en la toma de la decisión judicial o gubernamental que resulte.

Plagada de denuncias de irregularidades y con protestas como el cierre de la carretera que comunica a Los Mochis con Topolobampo, el llamado ejercicio participativo de consulta fue refrendado como lo que ha sido en otros temas en que se ha realizado: instrumento para justificar la intervención directa de López Obrador, mediación que igual puede sustentar en el marco de sus atribuciones legales sin acudir a este tipo de escenografías populistas.

LEE MÁS: Consulta sobre planta en Topolobampo no es vinculante: Segob

Con la participación de alrededor de 40 mil personas, de una lista nominal electoral de más de 400 mil ciudadanos, el simulacro de referéndum vuelve a dividir a los habitantes de Ahome, Guasave y El Fuerte de la misma manera cuando el entonces gobernador Mario López Valdez, quien por cierto presumió el “sí” con el que participó ayer, autorizó en 2014 que la fábrica de amoniaco anhidro fuera instalada en la zona del sistema lagunar Santa María-Topolobampo-Ohuira que 2009 fue designado como reserva ecológica con la clasificación internacional Ramsar.

¿De qué sirvió la consulta? Para que los segmentos con opiniones encontradas volvieran a chocar entre sí y el conflicto continúe sujeto a lo que determinen los tribunales, a no ser que López Obrador incurra en la actitud de “al diablo con las instituciones” e imponga la orden para que Gas y Petroquímica de Occidente instale la planta mientras corre el proceso judicial y social de desenlaces impredecibles.

LEE MÁS: Seguimiento a consulta sobre planta de amoniaco | Activistas de “Aquí no” bloquean acceso a Topolobampo

Y en medio de esta tramoya política, la inversión suizo-alemán de 1, 250 millones de dólares, escalable a 5,000 millones de dólares en cinco años, prosigue en la incertidumbre así como las heridas entre opositores y aprobantes han sido removidas con activistas amenazados, ciudadanos manipulados en el sentido de voto y todo para que, según lo explicó Rabindranath Salazar Solorio, subsecretario de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación, aunque la consulta tenga una opinión positiva no servirá para que siga adelante el proceso de instalación, pues hay por lo menos cuatro amparos contra la planta y otros dos a la espera de resolución.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo