Salud

“¡Me volé el dedo!” | Cuando la fiesta navideña termina en el hospital

Ese 24 de diciembre se escuchó el sonido de la explosión y su grito “¡Me volé el dedo!” fue oído por el resto de los asistentes de la reunión,

Fue el 24 de diciembre de 2018, Jesús tenía 22 años cuando un accidente le cambió la vida.

Debido a un incidente por el uso de pirotecnia, Jesús perdió un dedo y duró meses para recuperar la movilidad de su mano derecha, lo cual le causó dificultades en su vida laboral y en el deporte que practicaba.

Se le hizo fácil, algo común en las festividades de fin de año, tronar cohetes con los amigos y la familia era de lo más normal en las fiestas.

Tal vez la mecha estaba muy corta o duró mucho tiempo con el cohete en la mano, realmente no está seguro de lo que ocurrió, solo sabe que fue cuestión de segundos para que su vida cambiara.

Mano de Jesús FOTO: Cortesía

Leer más: Fiestas sin ‘cuetes’ | Protección Civil realiza campaña sobre riesgos del uso de pirotecnia

Ese 24 de diciembre se escuchó el sonido de la explosión y su grito “¡Me volé el dedo!” fue oído por el resto de los asistentes de la reunión, quienes inmediatamente lo llevaron al Hospital donde recibió cirugía.

Ahora, años después de lo ocurrido, suele recordar el suceso y reírse de sí mismo, de lo insensato que fue y utiliza su historia para evitar que otras personas jueguen con pirotecnia.

Cabe mencionar que, el jugar, vender o comprar pirotecnia está penado por la Ley Federal de Pirotecnia.

Mientras que en el artículo 45 del Bando de Policía y Gobierno del municipio de Culiacán, se indica que el “Detonar cohetes o prender fuegos pirotécnicos u otros similares, sin permiso de la autoridad competente, causando molestias a las personas o poniendo en riesgo su integridad o tranquilidad”, es una infracción que atenta contra el orden público, por lo cual se castigan de diez a veinte veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización (UMA).

Sacando cuentas, una infracción por prender fuegos pirotécnicos representa una infracción económica de entre 896.2 y mil 792.4 pesos, en Culiacán.

En su artículo 59, se considera una falta agravada para ser sancionada con arresto de doce a treinta y seis horas y una multa de cincuenta a ciento cincuenta veces el valor diario de la unidad de medida y actualización el:

“Poseer, manipular o vender en la vía pública o lugares públicos, juegos pirotécnicos, cohetes y similares, sin permiso de la autoridad competente; en estos casos, los elementos policiales, además procederán a asegurar los artefactos o productos de que se trate, para su remisión ante la autoridad respectiva”

Es decir, una multa de 4 mil 481 a 13 mil 443 pesos.

Sin embargo, más allá de prisión o de una multa económica, el jugar con pirotecnia puede tener consecuencias muy graves en la integridad física de una persona.

Daños a la salud

En datos de la Comisión Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED), son los niños y niñas de 5 a 14 años el grupo de mayor riesgo de accidentes por el uso de pirotecnia.

Un incidente de este tipo suele provocar:

  • Quemaduras que pueden ser graves.
  • Lesiones y pérdida de extremidades.
  • Lesiones auditivas.
  • Irritación de ojos y vías respiratorias.

El Jefe de Urgencias del Hospital Pediátrico de Sinaloa, Edgardo Tostado comentó que es en diciembre cuando suelen incrementarse los accidentes por el uso de pirotecnia, y son los y las niñas quienes se ven afectados en mayor medida, pues llegan a perder la vida.

“Generalmente los niños pequeños son los que suelen verse más afectados, incluso tener lesiones de gravedad que pueden poner en peligro la función de una parte de su cuerpo, o incluso la vida, Prácticamente todos los años se reciben pacientes por quemaduras con pirotecnia”, mencionó.

Agregó que las lesiones pueden ir desde quemaduras leves a graves, cuyo tratamiento puede tardar meses para que la persona regrese a su vida normal.

“Generalmente, las quemaduras por pirotecnia son quemaduras graves, en profundidad, lo que se considera quemaduras por fuego directo, quemaduras que llamamos nosotros de tercer grado”, mencionó.

Telegram: http://t.me/RevistaESPEJO

Comentó que en este año, hasta el momento en el Hospital Pediátrico no se han atendido emergencias por quemaduras al hacer uso de estos objetos.

Pero según información de la Secretaría de Salud en Sinaloa, en 2020 se atendieron a 12 personas lesionadas por el uso de pirotecnia, 6 de ellas de Culiacán, 2 de Guasave, 1 en Mazatlán, 2 en Mocorito y 1 en el municipio de Sinaloa.

Por parte de la Cruz Roja de Sinaloa se tiene reporte de 67 casos de accidentes por uso de pirotecnia que se atendieron en 2020.

Recientemente, según información publicada por el medio Luz Noticias, se presentó el que se presume como primer incidente por cohetes del 2021, se trata de un menor de edad de Mazatlán, quien se accidentó el pasado domingo, 05 de diciembre.

“La recomendación es muy clara, no comprar pirotecnia, en realidad la pirotecnia está prohibida, hay que evitar tenerla cerca de los niños, tratar de que no la puedan comprar, que los padres no compren a sus niños pirotecnia y seguir las indicaciones de las autoridades de salud”, mencionó Edgardo Tostado.

En caso de accidente o quemadura

Las siguientes son recomendaciones de la CENAPRED para incidentes por uso de pirotecnia:

  • Si la ropa de alguna persona se prende, cúbrela con una manta o haz que ruede por el suelo.
  • Lavar la parte afectada con agua fría y limpia.
  • No aplicar cremas, pomadas u otro producto.
  • Cubrir la herida con toallas o paños limpias y acudir al centro médico más cercano.
  • Si una persona ocurre un accidente ocular, no lo intentes curar.
  • Cubre el ojo con una gasa y acude al médico de inmediato.

Pero la recomendación más grande es el evitar manipular y jugar con pirotecnia o cohetes.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo