Gobierno

Quirino dejó cuentas opacas, un déficit multimillonario y obras pagadas pero inconclusas

¿Esto le afectará al ex gobernador en su propuesta para ser embajador de España?

Primera parte de dos / Parte 2

La oficina del gobernador luce distinta. Ahora hay libros en los estantes detrás del escritorio -muchos de ellos con las marcas de haber sido leídos o por lo menos hojeados- y las paredes tienen un tapiz café, con un tono cálido y sobrio que supone una actitud acorde a la presumida por esta Administración para establecer la diferencia con la pasada, cuando el tapiz era gris y plata, un tanto exagerado y opulento. Antes de ingresar hay una oficina nueva, la de Alejandro Higuera, Secretario particular del mandatario. Ese espacio no es una construcción distinta, sino la ocupación de la que fue una extensión del despacho, una antesala para dar entrevistas o negociaciones con políticos. Rubén Rocha Moya inicia a hablar en medio de esta remodelación, con un tono firme y crítico, distinto al negociador y alcahuete previo a su toma de protesta como gobernador de Sinaloa.

“Tenemos un déficit que nos dejaron de 2,618 millones de pesos”.

Hace un poco más de un mes comenzó esta nueva administración que presume ser de izquierda, cargada a la población pobre y con carencias sociales históricas, que dice preferir hacer pozos y caminos en lo recóndito de la Sierra Madre Occidental, donde vive la gente con más carencias, a obras de gran magnitud.

No voy a hacer un teatro como el de Los Mochis, que le prendes el aire y deja sin luz a toda la ciudad“, señala Rocha Moya, recordando la construcción del Teatro Ingenio de Los Mochis, cuyo costo fue de 575 millones de pesos y fue dado en comodato a la familia Salido por el entonces gobernador Mario López Valdez.

Esta vez no habla de propuestas, sino que se sienta en su escritorio donde todavía tiene un listado de nombres y teléfonos en un par de hojas, un documento que en la parte superior se lee “posibles funcionarios“. Desde ahí comienza a dar detalle de su primer “corte de caja“, uno áspero y escandaloso.

“El primer problema: estamos revisando cómo hay que cumplir nuestro compromiso de fin de año, no solo laboral sino con proveedores y te das cuenta que hay un déficit, como si el año hubiera terminado antes… terminó un gobierno, pero le quedan dos meses para terminar el año y esos dos meses me lo encarga a mí la Ley, la Constitución y hubo recurso que se vino gastando que le correspondía particularmente a diciembre”, señala.

“Entonces tienes que indagar, porque solamente puedes pagar si te rescata la Federación y sí, ya se presentó el déficit, lo presentamos a la Federación y dijo que nos iban a ayudar”.

-¿De cuánto es el déficit?

“2 mil 618 millones de pesos”

¿Por qué ese déficit? Entiendo que se gastó, pero ¿en qué se gastó?

“Eso es lo que ya no sé yo, porque esa ya es revisión de cuentas, eso se tiene que revisarse cuando de acuerdo por la Ley deba de revisarse 2021, pero yo no quiero prejuiciar, se gastó en la idea que era necesario para el Estado, pero no puedes tú admitir que se gaste un recurso del futuro, porque cómo vas a cerrar si ese dinero se gastó antes”

“Si no me llega ese recurso extraordinario para pagar el aguinaldo, ¿para qué sí me llega? para pagar la nómina, porque me llegan las participaciones de diciembre y lo que voy a hacer desde enero es apartar una partida que yo sepa que me va a sumar al final del año el monto suficiente para pagar el aguinaldo”

“Lo que sí sé también es que sí está presupuestado el gasto… por ejemplo, lo que yo mandé al Congreso como presupuesto contempla lo que es el gasto del año y el gasto del año es todo esto que se va a hacer en diciembre, los 3 mil millones de pesos que se necesitan tener para terminar el año, entonces, eso está contemplado, pero hay que tener disciplina financiera”

-¿No hubo disciplina financiera?

“No. No si me están dejando un déficit de ese tamaño, de 2 mil 600 millones de pesos no”

La administración de Ordaz Coppel hizo un dispendio de dinero en distintos momentos, mucho de ello fuera del presupuesto, como la publicidad oficial, que incluyó titulares de periódicos, revistas, programas de radio y páginas de internet con noticias positivas, columnas y artículos a modo, espectaculares y una estrategia digital tremenda, fuera de los rangos presupuestados. Se llegó a gastar hasta mil 722 millones 584 mil 163 pesos ejercidos hasta marzo 2021.

Pero no solo fue publicidad, fueron edificios y estadios que no se necesitaban y que fueron dados a particulares para administrarlos, así pasó con el estadio de futbol de Mazatlán, a cambio de un palco, espacios de estacionamiento y 300 boletos por partido. Esa obra ni siquiera estaba presupuestada ni proyectada en el Programa de Obras de Gobierno, pero se hizo.

Hubo dinero para muchas cosas innecesarias y otras más, que sí debían atenderse, se abandonaron o simplemente se usaron para fines políticos.

“Hay obras inconclusas pagadas”

¿Están liquidadas?

“Esa es una falta, ¿Cómo pago yo una obra que no está terminada?

“Te voy a poner un ejemplo, la Leyva, en Mazatlán, ahí dijeron que por la falta de unos semáforos no la han terminado, pero ya se pagó. Le faltaba el 5 por ciento por pagar, unos 9 millones de pesos, pero eso ya se los pagaron a la empresa, ahora qué tengo que hacer, pues dar seguimiento, ya le dije al Secretario que lo hiciera, porque pudieran no cumplir, pero si no cumplen lo vamos a meter en la lista negra de empresas”

¿Cuántas obras hay como esas?

“Hay pagadas no terminadas y hay otras que no se han terminado y tampoco se han pagado. Por ejemplo, hay una obra en el centro de Guasave que no estaba concluida y la concluimos nosotros, pagamos lo que correspondía, lo que faltaba“.

“Ahora, si me dicen que me dejaron dinero, pues no sé si me dejaron dinero o no, al margen de que te hayan dejado dinero o no, a ti te corresponde, tú ya harás un reclamo o no”

“Entonces, hay obras no concluidas y pagadas y otras no concluidas y no pagadas”

¿Hay en todo el estado así o están concentradas en algunos municipios?

“Estamos hablando de varias obras. Ahora bien, estamos hablando de qué bien que hay obras importantes, pero el procedimiento no es el correcto. Las que dejaron sin pagar… bueno, cómo le dejas pagado a un constructor sin terminar, ya vez lo que dicen, que música pagada no toca buen son, porque se supone que a los constructores les pagan por estimaciones, que te digan ‘avancé tanto, cuesta tanto’ y entonces tú pagas, empiezas por pagar un anticipo y luego estimaciones hasta que te entregan la obra. Es una garantía para el gobierno no pagar mientras no te entreguen la obra, eso es elemental”

¿Hay plazos para esos constructores?

“Pues sí, pero ahora resulta que quedas a expensas del constructor, pero yo te digo que constructor que no cumpla vamos a examinar su conducta. Porque una obra inconclusa no hace más que generar caos”

¿Usted ya habló con Quirino sobre esto?

“Sí, incluso yo hablé con él porque lo documentamos antes de que él se fuera, lo comentamos y lo llevamos a México, él me dijo que ese era el déficit que tenía, me dijo ‘el año pasado yo tuve un déficit y lo llevamos a la Federación'”

¿Cuánto dinero era?

“Mil 500 millones de pesos”

“Pero cuando yo les digo a mis funcionarios, que hay todavía algunos de la administración anterior, les digo ‘a ver, ando buscando créditos para pagar, pero cuándo les llegó el rescate’, (ellos responden) ‘el 26 de diciembre’ y entonces yo les pregunto ‘¿Pidieron prestado ustedes para pagar el 15? y me dicen que no y yo les pregunto por qué, y me responden que porque tenían dinero, ¿entonces dónde estaba el déficit?

¿Tenían un déficit fantasma?

Si yo le pido al gobierno un monto de 2 mil 600 millones a la Federación, pero antes de que llegue lo pago, quiere decir que yo sí tengo dinero…”

¿Y esos mil 500 millones de pesos dónde quedaron?

“O entraron al flujo financiero del siguiente año, de este año, ese dinero él (Quirino) lo ejerció”

¿En qué lo ejerció?

“(Encoje hombros para tratar de decir que no sabe) Pues hubo algunos programas, por ejemplo, hay programas que no estaban en el presupuesto, como las tarjetas Puro Sinaloa, me dicen que ahí se invirtieron unos 800 millones de pesos, y si tú los buscas en el Presupuesto 2021 no están el presupuesto”

¿De dónde agarras esos 800 millones de pesos?

¿Fue un tema electoral?

“Pues finalmente tiene un impacto electoral, porque ese fue un programa que corrió durante ese periodo, hasta el Presidente lo dijo en una mañanera y pudo haberse invertido en eso o cualquier otra cosa”

“Ahora bien, se puede comprobar porque las tarjetas las entregaron y se las dieron a la gente, el beneficio se le dio a la gente”

¿Pero a qué gente le llegó?

“No sé, no sé cómo se distribuyeron”

Debe haber padrón de eso

“Eso debe haber”

¿Y quién va a revisar eso?

“Parece ser que la Secretaría (de Transparencia y Rendición de Cuentas), porque parece ser que ese dinero se convierte en dinero estatal, es aquí, es la de Transparencia y la Auditoría Superior del Estado”

Rocha Moya no ve necesario hacer una persecución contra funcionarios de Ordaz Coppel, tanto que reconoce que aún no hay una estrategia completa en materia anticorrupción, solo que esta será teniendo a la secretaria María Guadalupe Ramírez de cerca, en un modelo un tanto complicado, pues es sacarla de su despacho y del ambiente de sus funcionarios para tenerla a un lado para así revisar las cuentas de manera directa.

Una de las razones, admite, es que dentro de esa secretaría permanecen funcionarios de la administración de Quirino, por lo tanto, hay un conflicto latente, donde el empleado fiscalizaría a quien lo contrató y le dio poder en subsecretarías. La justificante de que sigan ahí es que son técnicos especialistas.

La organización Iniciativa Sinaloa presentó un amparo por la inacción en la investigación sobre denuncias (caso Precasin). ¿Cómo confiar si hay mucho funcionario en la Secretaría de Transparencia de la anterior administración? ¿Cómo confiar que esa Secretaría revise?

“Lo que yo estoy viendo es hacer un ajuste ahí y tengo una estrategia específica ahí y estoy revisando al personal”

¿Cuál es la estrategia?

“De trabajar directamente nosotros el tema”

¿Va a separar los temas anticorrupción de la Secretaría?

“Sí”

¿Y dónde los va a recaer? ¿En el despacho del gobernador?

“No, lo vamos a mantener en la Secretaría, ahí yo tengo a una persona de mucha confianza mía, que es la Doctora Lupita. Estamos elaborando una estrategia para hacerla con ellos y con Finanzas, para hacerla muy coherente”

“Finanzas que es el proveedor número uno de Transparencia, entonces Transparencia es para revisar Finanzas, entonces yo necesito hacer esa compatibilidad, compromiso de uno y eficiencia de otro”

Hubo una lucha anticorrupción al principio de la administración de Quirino, incluso mandó iniciativas para incrementar penas en delitos y posteriormente lo que vimos es una lucha anticorrupción a medias…

“Sí, porque lo que ocurrió es que se siguieron procesos y después los dispensó el propio gobierno, fue tema de perdones en los juzgados y finalmente se te va reduciendo las cosas y al final te disculpan… a (Armando) Villarreal lo exculparon, lo perdonaron, en el área de Salud terminaron resolviendo con unos millones de pesos. Hay también procesos administrativos que tienen que cumplirse y derivan en sanciones administrativas”

Pero hay dinero que no se ha pagado, porque tengo entendido dicen que no tienen dinero, ¿es así?

“Sí, lo que no sé es si tienen o no dinero, aquí no hicieron la chamba, porque si no tienen dinero a alguien le hicieron la chamba”

“Eso no lo vamos a tener nosotros, yo me voy a inspirar justamente en ese tipo de cosas”

¿Todo esto no le afectará a Quirino en su postulación a ser embajador de España?

“No, no lo creo, eso camina distinto”

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo