Ciudad

¡Abre camino! | Roller Scouts va por la apropiación de espacios para mujeres

Una red de amigas patinadoras que se extendió hasta convertirse en colectivo

Fariry Cozainn y Andrea Angulo. Foto: Josué David Piña

Fariry Cozainn y Andrea Angulo. Foto: Josué David Piña

Las mujeres tienen derecho a realizar cualquier actividad deportiva en cualquier lugar público sin sentir miedo de ser acosadas o agredidas verbalmente.

Con base en esa premisa, hace casi dos años surgió el colectivo Roller Scouts, ante la necesidad de que las mujeres puedan apropiarse de los espacios públicos y sentirse seguras al patinar.

Fariry Cozain y Andrea Angulo, dos integrantes de dicho colectivo narraron que este surgió como una red de apoyo entre amigas patinadoras, el cual fue creciendo y a la fecha ya tiene más de 100 integrantes tan solo en Culiacán.

LEE MÁS: ¿Machismo y deportes? | Así lo han vivido tres atletas sinaloenses

“Roller Scouts, el 08 de marzo va a cumplir 2 años de estar vigente, se inició de amiga en amiga por la necesidad de crear una red segura y poder sentirnos acompañadas, de poder hacer una actividad de recreación, deportiva y de salud (…) por la necesidad de que absolutamente todas hemos sufrido algún tipo de acoso, ya sea verbal, físico o incluso casi llegando a otro tipo de situaciones”, comentó Fariry.

Detalló que al principio eran unas cuantas, se comunicaban los lugares y horarios para salir a patinar y estar acompañadas, pero poco a poco la voz se fue esparciendo, cada vez eras más las patinadoras interesadas porque vieron a esa red como un sistema de apoyo para sentirse seguras mientras practicaban su deporte. Se extendió tanto que se convirtió en un colectivo de mujeres patinadoras.

Ahora, cuando una integrante del colectivo está siendo acosada o violentada, puede tener el apoyo de las demás, tan solo con mandar un mensaje o hacer una llamada que alguna responderá.

“Fue más como una gran alarma y una gran necesidad de que poco a poco nos fuimos uniendo todas y cuando menos nos dimos cuenta ya éramos un colectivo. Y sí la idea es obviamente patinar, divertirnos, salirnos del estrés y practicar un deporte unidas y crecer en esto, pero principalmente es crear comunidad entre nosotras y saber que si estoy en tal parte de la ciudad, le puedo hablar a una amiga integrante y sé que me va a ayudar porque entiende de lo que estoy pasando”, dijo Fariry.

El patinaje no es el deporte más practicado en Culiacán, ni de cerca, además, es más común que esa actividad la relacionen con hombres, no con mujeres, por ello resalta la sorpresa de quien ve a un grupo tan grande de mujeres patinar juntas, externó Andrea.

LEE MÁS: ¿Machismo y deportes? | Sinaloa no tiene programa contra la sexualización de la mujer deportista

Foto: @avedenorte Fuente: Instagram Roller Scouts

Para ella fue algo abrumador cuando la red se fue extendiendo, pero dijo que se volvió algo gratificante ver cómo cada vez se acercaban más mujeres interesadas en el deporte o que ya patinaban pero lo dejaron porque no se sentían cómodas en los lugares públicos.

Es así que ahora este colectivo está conformado por mujeres de todas las edades, profesiones o estados civiles.

Ya vimos ahí que la red por sí sola, por decirlo de alguna manera, se fue ajustando más que ella a la ciudad, los que vivimos aquí en la ciudad a ella. Fuimos siendo tantas en número que ahorita se podría decir que en cualquier parte de Culiacán podemos reunirnos tanto a patinar como cualquier otra cosa”, mencionó.

“Es un hecho que el que se hayan unido tantas mujeres también se debe a la problemática esta, porque cuantas cosas como mujeres queremos hacer en el lugar donde vivimos y no solo en cuestión de deportes, cualquier cosa es un peligro para nosotras, en cualquier lugar, cualquier actividad hay un riesgo por estar, o sea simplemente estar en donde deberías poder estar, en cualquier lugar de la ciudad”, agregó.

Fuente: Instagram Roller Scouts

Profundizaron que ellas comprenden que no por el hecho de que una persona sea hombre ya es un agresor, pero debido a la realidad donde una mujer puede ir caminando y cualquier hombre se siente con el derecho de gritarles, silbarles o más, nació este colectivo exclusivamente de mujeres patinadoras.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo