Política

La megafiesta de fin de año en Mazatlán, nueva ocurrencia peligrosa del “Químico” Benítez

¿Quién detendrá la irracional actitud del “Químico” Benítez que juega con la salud y la vida de los mazatlecos?

FOTO: Ayuntamiento de Mazatlán.

FOTO: Ayuntamiento de Mazatlán.

El Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Salud debe intervenir para que el alcalde de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez Torres, evite poner en riesgo a la población cuando está latente el peligro de que la variante Ómicron del virus SARS-CoV-2 llegué a Sinaloa y se propague para agravar la actual emergencia sanitaria.

El Ayuntamiento de Mazatlán, a través del Instituto de Cultura, Turismo y Artes, dio a conocer que realizará una celebración masiva de año nuevo a la cual está invitando a toda la población de ocho de la noche del 31 de diciembre a dos de la mañana del 1 de enero y para ello se pondrán a la venta a partir del lunes 400 mesas para que las familias mazatlecas puedan asistir pagando una cuota de recuperación de 600 pesos por mesa, aunque la entrada al evento será gratuita.

Esto significa una conducta negligente que se aparta de los protocolos sanitarios vigentes, además de ser la burla para los esfuerzos del aparato de salud pública, personal médico y de apoyo de los hospitales, adultos mayores y gente que sí atiende las medidas preventivas, como si los más de 76 mil casos de contagio y 9 mil decesos no bastarán para la toma de responsabilidades en las instituciones públicas para que de allí emane una mejor conciencia comunitaria sobre la pandemia.

Las autoridades estatales tienen la responsabilidad de mantener a salvo a los ciudadanos cuando éstos están en riesgo inminente y más allá de la irresponsabilidad de otros servidores públicos contener en lo posible las amenazas a la salud, integridad o bienes de las personas.

A Sinaloa le ha costado un enorme esfuerzo gubernamental y social reducir los contagios y decesos por coronavirus y es motivo de vida o muerte para la colectividad impedir que acciones negligentes regresen al estado a los graves niveles de crisis endémica.

¿Quién detendrá la irracional actitud del “Químico” Benítez que juega con la salud y la vida de los mazatlecos?

Ya basta de contemplaciones que el alcalde interpreta como certificado de impunidad para hacer y deshacer con los preceptos legales y los derechos de los ciudadanos. ¿Están esperando los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial que las consecuencias sean mayores e irremediables para actuar? ¿Será necesario que tome cartas en el asunto el presidente Andrés Manuel López Obrador para meter en cintura a su protegido político?

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo