Salud

Al iniciar 2022 ya están aquí inseguridad, Ómicron y encarecimiento de la canasta familiar

Así empieza 2022 y en cuanto acaban los festejos de despedida y bienvenida de año llega la autenticidad que si bien es cierto nada tiene de sorpresiva, igual es verdad que tampoco da motivos para bajar la guardia.

2022

2022

Sin mayores preámbulos llegó el año 2022 y le expone a Sinaloa los preludios de otro ciclo difícil que requiere de la participación de gobierno y sociedad sin perder tiempo en cuestiones estériles ni en maquillar la realidad que se presenta cruda y retadora. Los ciudadanos y las autoridades pueden a través de un sencillo ejercicio de percepción identificar dichas áreas que plantean la urgencia de acciones conjuntas para que el nuevo tiempo resulte más confortador acudiendo a la atención oportuna.

La seguridad pública continúa exigiendo la máxima dedicación del gobierno para evitar que la situación de criminalidad se coloque por encima del Estado de derecho, tal como lo corroboró la bienvenida al año nuevo con disparos de armas de fuego que, aun concediendo que fueron de menos intensidad a las de las mismas celebraciones anteriores, sí denuncian el preocupante armamentismo y la intención de amedrentar a los pacíficos con el alarde del belicismo delincuencial.

LEE MÁS: Siguen balas al aire acompañando festejos de fin de año en Culiacán

Otra alerta implícita en el alba de 2022 es la pandemia de coronavirus que cerró en 2021 con un repunte en los contagios y la llegada a Sinaloa de la variante Ómicron cuya incidencia resulta imprecisa y simultáneamente los servidores públicos se evidencian en reacciones entre difusas y negligentes siendo los casos del alcalde de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez Torres, que concentró a 25 mil personas en la fiesta de año nuevo con evidentes descuidos de los protocolos anticoronavirus, así como la llegada en enero de 15 cruceros turísticos a la Perla del Pacífico a cuyos pasajeros se les permitirá el desembarco a pesar de que otros puertos de México y Estados Unidos han cancelado tal actividad.

LEE MÁS: A pesar de alza en contagios, en enero llegarán 15 cruceros a Mazatlán

Y la tercera complicación se refiere a la crisis económica que acecha de nuevo con fuertes efectos en la economía familiar al registrar alza de precios y tarifas en productos de la canasta básica y servicios. La inversión pública sufre una baja sensible en los presupuestos para el estado y los municipios, al mismo tiempo que el sector empresarial sostiene a duras penas la planta productiva con efectos devastadores en la pequeña y mediana empresa.

Así empieza 2022 y en cuanto acaban los festejos de despedida y bienvenida de año llega la autenticidad que si bien es cierto nada tiene de sorpresiva, igual es verdad que tampoco da motivos para bajar la guardia.

LEE MÁS: Por inflación, avizoran la peor cuesta de enero en 21 años; duraría hasta marzo

Inclusive el esfuerzo cívico y gubernamental tendrá que ser mayor porque el comportamiento endémico de casi dos años y las dificultades estructurales de décadas convocan a ser más resistentes y ofrecer mayor tenacidad. Hoy, para no variar, el cansancio no es opción ni para la sociedad ni para el gobierno.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo