Salud

La cuarta ola se veía venir… ¡Y otra vez encuentra desprevenido al sistema de salud!

En un solo día, el miércoles 12 de enero, en México se reportó la cifra récord de 44 mil nuevos casos y en Sinaloa la incidencia fue de 1,246 infectados, lo cual es para alarmarse aún con el atenuante de que pocos de los enfermos requieren ir a los hospitales

Por más sorprendente que parezca, la cuarta ola de la pandemia de coronavirus volvió a encontrar descuidadas a las autoridades de salud de México y Sinaloa, generando la desesperación de la población para conseguir pruebas de detección de contagios, mientras que es insuficiente la información oportuna de cómo atenderse para evitar la hospitalización. Además, gran parte de los trabajadores de los centros de atención médica reportan ausencias por encontrarse infectados.

Están convergiendo hoy dos elementos que derivan del exceso de confianza en la gente y en las autoridades sanitarias respecto al comportamiento futuro de la Covid-19. Las medidas de precaución se relajaron a tal grado que hasta servidores públicos convocaron a concentraciones humanas fundadas en negligencias, y los gobiernos federal y estatales omitieron proveerse de insumos de laboratorios que permitieran la detección de la enfermedad como única forma de conocer la magnitud del repunte y atenderlo con mejores resultados.

LEE MÁS: La cuarta ola de Covid no detendrá a Sinaloa: Rocha Moya

En Sinaloa se registran largas filas en demanda de realizarse la prueba y en la mayoría de los establecimientos que las aplican las citas se han agotado simultáneamente con el aceleramiento del número de contagios.

En un solo día, el miércoles 12 de enero, en México se reportó la cifra récord de 44 mil nuevos casos y en Sinaloa la incidencia fue de 1,246 infectados, lo cual es para alarmarse aún con el atenuante de que pocos de los enfermos requieren ir a los hospitales.

Todo este escenario se veía venir porque el comportamiento de la pandemia ha sido benévolo con México al afectar antes a otras naciones y ello permite que la estructura nacional de salud organice mejor la respuesta. Pero no. Más allá de que la variante Ómicron compromete menos la vida de los contagiados, sobre todo la de los que están protegidos por el esquema de vacunación, la Organización Mundial de la Salud convoca a “no relajarnos en este momento y mantener todas las medidas de control y distanciamiento”.

LEE MÁS: Así pegó la Cuarta Ola a Sinaloa

Debieran colocarse con letras grandes y rojas, a la vista de autoridades insensibles y desidiosas, lo que la OMS determina:

“No se trata de ver a Ómicron como una simple gripa, es importante tener en cuenta que aún tenemos muchas personas que no han recibido la vacunación completa y principalmente en aquellos con alguna comorbilidad una infección como Ómicron puede llegar a ser grave o muy grave”.

Que lo lean los funcionarios a quienes el coronavirus evidencia apostándole otra vez a la casualidad la posibilidad de que salgamos bien librados de la actual arremetida pandémica.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo