Biopolítica

Regreso a clases el 31 de enero, el gran reto en plena cuarta ola de la Covid-19

¿Estamos listos?

La posibilidad de que a partir del lunes 31 de enero las actividades escolares se realicen en las aulas poniéndole fin a la enseñanza virtual, responde a la alerta internacional y nacional que desde diferentes frentes se ha realizado en cuanto a la catástrofe educativa que todavía es posible mitigar con acciones de alto compromiso en las autoridades y los ciudadanos. Sinaloa está entre los siete estados del país que gradualmente organizaban el retorno a las escuelas, sin embargo, la cuarta ola de la pandemia de coronavirus obligó a retroceder.

Tanto el gobernador Rubén Rocha Moya como el rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa, Jesús Madueña, manejan el regreso a clases presenciales a partir de la próxima semana, pero falta conocer la opinión de los maestros y padres de familia que podrían sumarse a esta decisión para contener el preocupante daño que presenta la calidad de la educación de niñas, niños adolescentes y jóvenes después de dos años de estar cerrados sus centros de estudios.

LEE MÁS: ¡Atención! la UAS iniciará clases de manera presencial

Según el estudio “Equidad y Regreso” realizado por la organización Mexicanos Primero, los retrocesos más graves se localizan en las áreas de matemáticas y lecturas donde quienes se encuentran todavía a distancia no sólo no están aprendiendo, sino que están perdiendo conocimientos.

Por ejemplo, el 8.3% de niñas, niños y adolescentes que en abril lograron comprender un texto de cuarto grado, en diciembre ya no pudieron hacerlo. Es más significativa la pérdida de aprendizaje en aquellos que ya no volvieron a la escuela.

En junio de 2021, al concluir el correspondiente ciclo escolar, el Banco Mundial estimó que la emergencia sanitaria por el virus SARS-CoV-2 causó en México un rezago que entonces equivalía a dos años de escolaridad. Antes de la pandemia los mexicanos alcanzaban en promedio aprendizajes correspondientes a tercer grado de secundaria y para esas fechas su conocimiento llegaba sólo al equivalente a primero de secundaria.

LEE MÁS: “Seguir a distancia significa perder aprendizaje”, Mexicanos Primero se opone a clases virtuales

Para regresar a las escuelas por supuesto que se requiere la firme determinación de las autoridades, aunque lo cardinal tiene que ver con la articulación de medidas y voluntades de todos los componentes del sistema educativo.

Urge un modelo para recuperar el conocimiento no adquirido, el plan para sostener medidas de prevención epidemiológica, y restablecer las condiciones de la infraestructura educativa que sufrió fuertes deterioros durante la ausencia de alumnos y maestros. ¿Estamos listos?

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo