Economía

¿Cómo saber si tus finanzas están listas para comprar un auto?

Te explicamos la regla 20/4/10 para tomar en cuenta al comprar un auto sin que las finanzas sufran

Adquirir el primer automóvil no solo es escoger una marca o modelo, se requiere organización y además de la independencia se adquieren responsabilidades. ¿Cómo saber si estás listo para comprar tu primer auto?

Para estar seguro que tus finanzas están listas para comprar un auto y evitar a toda costa endeudarte por falta de información existe una regla básica, la 20/4/10 que te ayuda a saber cuánto dinero puedes gastar en un auto según tus ingresos.

Según explica Ramit Sethi en el libro I Will Teach You To Be Rich, esta regla tiene en cuenta tres factores: sugiere pagar el 20 por ciento del coche por adelantado, definir el plazo de 4 años para pagar, y no dedicar al pago mensual del vehículo más del 10 por ciento del salario.

El cálculo que se tiene que hacer es el siguiente:

Si se paga el 20 por ciento del precio total del vehículo antes de llevártelo, según la regla, y el resto de los pagos mensuales hacerlos en un plazo máximo de 4 años. Al precio total del coche que quieres comprar, se le debe restar el 20 por ciento de la entrada (Si se dará otro porcentaje de entrada eso de deberá restar).

Divide lo que queda por 48 (4 años son 48 meses) o las mensualidades que quieres negociar, para calcular la cuota mensual. A esa cuota deberás sumarle todos los gastos mensuales aproximados que tendrá el coche: gasolina, seguro, posibles gastos de estacionamiento, servicios estatales (tenencia, placas, licencia), etc.

Los gastos mensuales resultantes no deben superar el 10 por ciento de tu salario, ya que según Ramit Sethi, dedicar más de ese porcentaje de tu salario a los gastos del coche puede ser un riesgo en caso de una falla o accidente y tú tengas que paga, o ante otros gastos imprevistos ajenos al coche.

LEER MÁS: Cinco consejos para disminuir el gasto de la canasta básica hasta en un 35%

Poder adquirir un vehículo propio es un logro que trae consigo sentimientos de felicidad y emoción, pero también trae gastos que vienen a partir del uso del mismo, de modo que, hacer la compra correcta depende de diversos factores y debe ser una decisión meditada.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo