Consumo

Microinfluencers, una alternativa de valor para los pequeños negocios

El término “celebridad” tiene una noción diferente hoy en día, los consumidores quieren transparencia a la hora de seleccionar y comprar productos.

Hay un poder inmenso en la familiaridad, especialmente cuando se trata de personas. Se confía en quienes se conoce, razón por la cual las celebridades han sido tradicionalmente muy buscadas para campañas de marketing destinadas a promocionar marcas, productos, servicios o ideas.

El marketing de celebridades tiene un historial de éxito, pero de acuerdo a referentes en el tema, como Scarlet López, investigadora de la American Marketing Association, a medida que surgen más consumidores conscientes, menos celebridades globales pueden crear un impacto significativo en el consumidor, por lo que su uso genera menos confianza y, por lo tanto, menos ventas.

La también directora de CenturyLink, consultora internacional de negocios, señala que el término “celebridad” tiene una noción diferente hoy en día. Antes, las marcas se asociaban con celebridades como actores, cantantes y atletas para promocionar sus productos, servicios e ideas a través de canales tradicionales como periódicos, televisión y radio, pero hoy en día los consumidores quieren transparencia a la hora de seleccionar y comprar productos.

“La carrera de ratas para permanecer donde está la gente ha llevado a los especialistas en marketing a buscar canales alternativos en la actualidad. Uno de esos cambios ha sido el cambio de celebridades a ‘personas reales’. Las redes sociales son uno de los medios de comunicación más populares en este momento. Lo que eso significa es que la atención se puede obtener a un nivel micro y no solo a nivel macro. Como resultado, las personas comunes y corrientes (conocidas como “micro-influencers”) pueden ser aprovechadas para crear impacto dentro de las comunidades pequeñas”, menciona.

De acuerdo a la American Marketing Association, los microinfluencers tienen entre mil y 100 mil seguidores en sus redes sociales, y un nicho de marca propio. Debido a su precio más bajo por publicación (en comparación con los influencers famosos) y su capacidad para influir en las actitudes y comportamientos de los usuarios objetivo, se han convertido en candidatos atractivos para las asociaciones de marca también, acción de marketing también conocida como Co-branding.

Puesto que los microinfluencers tienen una conexión más auténtica con sus seguidores, en comparación con los principales influencers del mercado global, las marcas que se asocian con microinfluencers experimentan altos niveles de compromiso, lo que lleva a una mayor conciencia y ventas. A esto se suma el hecho de que los microinfluencers son asequibles en el mercado actual, ya que su valor aún no se ha establecido realmente, lo que pone a todos, desde marcas internacionales hasta locales, en el mismo campo de juego.

LEER MÁS: Emprendedor: estos atributos deberá tener la marca de tu negocio

Una manera de identificar a un microinfluencer es a través del nivel de interacción que maneja con sus seguidores en redes. Es decir, el grado de conversación que genera, que usualmente se ve reflejado en el número de comentarios, reacciones y compartidos de su contenido.

Asociarse con personas influyentes es una excelente manera de crear conciencia sobre una marca o un producto, pero cuando se trata de aumentar la participación y las ventas, los microinfluenciadores pueden ser la mejor opción.

AMA menciona que además de contratarlos directamente, una manera de aprovechar el potencial de los microinfluencers es a través del Marketing de Semilla, táctica que consiste en compartir un producto o servicio con una serie de consumidores de la comunidad a la que se desea llegar, y esperar a que estos realicen sus comentarios en sus perfiles de redes sociales para así generar lo que se conoce como “Boca a boca”.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo