Fauna

La AZCARM pide la renuncia de funcionario de la Profepa por muerte de animales

“El actuar del director general de Inspección y Vigilancia Forestal de esa dependencia federal, ha provocado la muerte de varios ejemplares”, expusieron.

La Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México (Azcarm), pide la separación de Patricio Rodolfo Vilchis Noriega por actuar negligente y carente de conocimientos técnicos sobre el manejo de fauna silvestre asegurados o decomisados por alguna autoridad y puestas en resguardo a la Profepa.

Ernesto Zazueta Zazueta presidente de la Azcarm, señaló que el actuar del director general de Inspección y Vigilancia Forestal de esa dependencia federal, ha provocado la muerte de varios ejemplares en riesgo de extinción y protegidos en tratados internacionales, debido a la falta de un negligente y oportuno manejo a esos animales silvestres.

LEE MÁS: La travesía de Big Boy

“Es una constante que respondan que no están en horario laboral, que aún no tienen los oficios de traslados, que les faltan firmas, o simplemente que no responden a los llamados de urgencia, por todo exigimos que el también encargado de la Subprocuraduría de Recursos Naturales, así como de la dirección general de Inspección y Vigilancia de Vida Silvestre Recursos Marinos y Ecosistemas Costeros, sea removido del cargo antes de que mueran más animales en peligro de extinción.”

Zazueta Zazueta, señaló que dicho funcionario federal, no cuenta con la experiencia en el manejo de estos animales al ser un ingeniero agrícola con especialidad en agro ecosistemas, con más de 28 años de experiencia en la inspección y vigilancia forestal, pero no tiene conocimientos en el adecuado manejo de animales silvestres, ni recursos marinos.

El directivo de Azcarm presumió que, al no saber sobre un adecuado tratamiento a la fauna silvestre, no da la importancia para dar puntual seguimiento a los distintos trámites y gestiones que se requieren para poder atender a ejemplares decomisados, sobre los cuidados urgentes y muy especializados, para evitar su muerte.

“La reciente muerte de los tres tigres de bengala asegurados en el municipio de Quechultenango, Guerrero, no es el primer caso de omisión y negligencia por parte del responsable de la dirección general de Inspección y Vigilancia, hace unos meses también murieron dos delfines, en el delfinario de Guaymas, Sonora, en espera que el funcionario diera su autorización para que fueran trasladados al PIMVS al que pertenecen.”

Ernesto Zazueta, recordó que las Fiscalías de los estados y federal, así como las fuerzas policiales de los tres órdenes de gobierno, han rescatado o decomisado distintos ejemplares de fauna silvestre, pero la Profepa no responde con la inmediatez, conocimiento, profesionalismo y sensibilidad que amerita cada uno de los distintos casos.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo