Energía

PRI votará contra reforma energética de AMLO; ‘Va por México’ presenta contrapropuesta

El dirigente nacional del PRI aseguró que su partido votará en contra de la Reforma Eléctrica que pretende limitar a 46 por ciento la participación privada en el sector para garantizar un mínimo de 54 por ciento para la empresa del Estado, la Comisión Federal de Electricidad (CFE)

FOTO: Twitter @alitomorenoc

FOTO: Twitter @alitomorenoc

Alejandro Moreno Cárdenas, dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), afirmó que los legisladores de su partido votarán en contra de la reforma energética propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Esto debido a que, según Moreno Cárdenas, esta “representa un peligro para México, un desastre que avizora una tragedia de consecuencias irreversibles en el futuro al poner en riesgo el marco legal de protección, seguridad y certidumbre para los flujos de inversión, operaciones y proyectos de cooperación nacionales y extranjeros en el sector energético”.

“Después de un gran análisis, hemos decidido votar en contra de la iniciativa de reforma constitucional eléctrica que ha enviado el Poder Ejecutivo federal. No la habremos de aprobar, aunque a Morena no le guste. Para los priistas el legislativo es un poder y no un empleado del poder. Estamos por presentar una contrapropuesta”, expresó.

Asimismo, dio a conocer que dio a conocer que la coalición Va por México presentará una contrapropuesta a dicha reforma.

El dirigente nacional destacó que su bancada lleva siete meses estudiando la iniciativa del Presidente de la República y que han dado seguimiento “al cambiante mundo de los energéticos”, además de participar en el Parlamento Abierto, y sostener reuniones con académicos y especialistas.

Para aprobar la reforma, López Obrador necesitaría mayorías calificadas en ambas Cámaras del Congreso, es decir, una aprobación de al menos dos tercios de los asistentes, ya que se trata de una reforma constitucional. Cabe destacar que Morena, el partido oficialista, no cuenta por sí solo ni con sus aliados con los votos necesarios, y tendrá que acudir a una parte de la oposición.

No obstante, ya el Partido Revolucionario Institucional había asegurado en su momento que no votaría a favor de dicha iniciativa a menos de que se realizaran cambios concretos en la propuesta original.

La polémica Reforma Eléctrica del Presidente López Obrador pretende limitar a 46 por ciento la participación privada en el sector para garantizar un mínimo de 54 por ciento para la empresa del Estado, la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Además, la iniciativa, que el Presidente pide que se vote a más tardar en abril, también causa controversia porque revisaría contratos previos, eliminaría reguladores autónomos y priorizaría el despacho de plantas de combustibles fósiles de la CFE sobre las renovables de privados.

La contrapropuesta

Por su parte, la coalición Va por México presentó la contrapropuesta a la Reforma Eléctrica y reiteró que los legisladores no votarán a favor de su aprobación.

En conferencia de prensa, el Diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Ruiz Espinosa Cházaro, detalló que la contrapropuesta está integrada por 12 puntos en donde se establece la energía eléctrica como un derecho humano. Para ello, detalló, se planteará modificar el Artículo 4 de la Constitución.

Para el tema de transición eléctrica, explicó que la coalición propuso que el Estado esté obligado a realizar dicha acción con la participación del sector público y privado tomando en cuenta los acuerdos internacionales.

En el tercer punto, Espinosa Cházaro subrayó que se planteó una reformulación para que la transición energética no sólo sea en función del Gobierno de certificar las energías limpias, sino que pasen a ser certificados internacionales a fin de que el usuario decida qué electricidad consume.

Y en el cuarto punto, agregó, se encuentra el otorgamiento de permisos de seguridad jurídica a los proyectos para evitar que se expidan permisos que no se utilicen y alinear en una sola ventanilla el que estos proyectos puedan ser revisados.

Mientras que Rubén Moreira, coordinador del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI), dio a conocer los otros cuatro puntos que conforman la contrapropuesta, entre los que se destaca que plantearán un modelo de transición para que aquellos que estén en la autogeneración regresen a lo que dice la Ley de Industria Eléctrica.

Además, incluye abrir la oportunidad para que las empresas más pequeñas puedan acceder al mercado eléctrico, así como a sus beneficios: costos más bajos o energías limpias.

Asimismo, dijo que la coalición propone fortalecer la Comisión Federal de Electricidad (CFE) otorgándole autonomía presupuestaria y de gestión; es decir, operando fuera del presupuesto con órganos de Gobierno corporativos, independientes y profesionales.

En cuanto al litio, destacó que Va por México planteó que este mineral sea propiedad del Estado, pero que su aprovechamiento siga las reglas del petróleo para trabajar en su extracción.

El Diputado federal del Partido Acción Nacional, Jorge Romero Herrera, expuso que se contempla que el actual Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) se convierta en una comisión nacional de redes eléctricas y que junto con la Comisión Reguladora de Energía, alcancen el grado de organismo constitucionalmente autónomo, es decir, que dejen de ser entes reguladores.

“Que dicha nueva comisión absorba la transmisión y la distribución, las cuales sólo tiene la CFE. Y por lo tanto mantener a la Comisión como un organismo público, pero que sea sólo un participante más en la generación y que compita con reglas de órganos reguladores”, añadió.

En términos ambientales, la coalición señaló que busca que haya preponderancia en energías limpias y que se pueda generar más energía eólica en muchas más empresas.

Va por México también propuso mecanismos de generación de energía eléctrica para que los paneles solares sean una política de Estado y que las tarifas de la luz sean más bajas a través de los mecanismos que desarrollen en beneficio del sector más vulnerable del país.

Durante la transmisión, el presidente del Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés Mendoza, destacó que en cuanto se deseche la Reforma Eléctrica del Presidente, la coalición presentará una iniciativa que sí busque que la gente pague menos en su recibo de luz, que impulse la competencia y que se apoye con paneles solares para la elaboración de energía.

Además, recordó que en su contrapropuesta priorizarán las energías limpias y que se dé certeza a la inversión para que se generen empleos.

Con información de SinEmbargo.

Por su parte, Alejandro Moreno, dirigente nacional del PRI, dijo que habrán garantías a la inversión extranjera y el fortalecimiento de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), pero con energías limpias y renovables.

En tanto, Jesús Zambrano, líder del PRD, destacó que la coalición se mantiene firme y está trabajando “por el bien de la sociedad”. Y mencionó que la bancada estuvo muy abierta a los posicionamientos emitidos en el Parlamento Abierto, no obstante, recordó que la iniciativa no tuvo las modificaciones propuestas por la oposición.

La polémica Reforma Eléctrica del Presidente López Obrador pretende limitar a 46 por ciento la participación privada en el sector para garantizar un mínimo de 54 por ciento para la empresa del Estado, la Comisión Federal de Electricidad.

Además, la iniciativa, que el Presidente pide que se vote a más tardar en abril, también causa controversia porque revisaría contratos previos, eliminaría reguladores autónomos y priorizaría el despacho de plantas de combustibles fósiles de la CFE sobre las renovables de privados.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo