Seguridad

Bar Siglo XXI, un polvorín anunciado

En este lugar entran y salen hombres armados, hay trabajo sexual y se opera a deshoras en un bulevar concurrido de Culiacán

El gobierno de Sinaloa anunció el cierre parcial de un bar al norte de Culiacán, donde un policía, una mujer y un hombre armado murieron en un tiroteo.

Ese bar se llama Siglo XXI y está en la colonia Tierra Blanca, sobre uno de los bulevares más importantes de la capital de Sinaloa, el Universitarios, entre Ciudad Universitaria y la colonia Tres Ríos.

LEE MÁS: Detectan 101 expendios de alcohol cerca de alguna escuela en Culiacán

La versión del gobierno estatal es que el tiroteo comenzó dentro del bar, el hombre echó disparos contra dos policías y asesinó a uno de ellos, al otro solo lo hirió.

El hombre intentó huir tratando de tomar un taxi, pero la puerta del vehículo estaba cerrada y también disparó contra este, fue así que asesinó a una mujer de nombre Luz Areli. Ella estaba dentro del carro.

Luego se echó a correr, pero una patrulla lo persiguió y uno de los policías dentro del vehículo le disparó para detenerlo, aunque el hombre no resistió las heridas y murió.

Eso ocurrió alrededor de la 1 de la mañana en el bar Siglo XXI, un centro nocturno donde hay trabajadoras sexuales. Apenas el 11 de diciembre de 2021 se informó por la Secretaría de Seguridad Pública que se había hecho la detención de un hombre armado en ese mismo lugar.

La detención ocurrió después de una inspección en el lugar, pues ya pasaban las 5 de la mañana y seguía abierto.

Cuando el grupo de policías bajó de la patrulla para hacer la revisión, vieron a un hombre que intentó esconderse, aunque no lo logró. En un interrogatorio le descubrieron un arma fajada en el pantalón y un cargador en una de sus bolsas. También cargaba con radios portátiles como los que usan las policías en sus operativos.

Copia de pantalla de la cuenta oficial en Twitter de Cristóbal Castañeda Camarillo, secretario de seguridad pública.

El bar fue clausurado por la dirección de alcoholes del gobierno estatal ese mismo día.

Imagen

Sin embargo, de acuerdo con el Ayuntamiento de Culiacán, el bar volvió a operar, incluso sin permisos, pero con anuencia de la Secretaría General de Gobierno.

“Sé que no contaban con los permisos de alcoholes, pero desde la Secretaría de Gobierno nos advirtieron des el pasado marzo que no nos metiéramos en esos temas; y pues como nos dijeron que no anduviéramos interviniendo, pues no hemos intervenido: y ahí están las consecuencias”, dijo el Alcalde Jesús Estrada Ferreiro en conferencia de prensa.

LEE TAMBIÉN: Permisos de alcoholes | “Gobierno Estatal nos dijo que no nos metiéramos… y ahí están las consecuencias”, Estrada Ferreiro

En entrevista, Enrique Inzunza Cázarez, secretario General de Gobierno, aseguró que el bar sí tiene los permisos necesarios, pues ya se había cumplido con la “normativa necesaria”.

“Conforme a la normatividad tuvo una suspensión de labores, de funcionamiento, perdón”, expresó.

-¿Por cuánto tiempo?

“No recuerdo, pero fue conforme a la normatividad y en ese caso, como ya lo dijo el gobernador, no se registró un hecho de violencia en el bar”.

Para el gobernador Rubén Rocha Moya lo que sucedió en diciembre no fue un hecho violento.

-¿Va a clausurar el bar?

“Sí, por ahora ya está, ya tenemos dos hechos de violencia, eso ya es recurrencia… no, bueno, el primero ya les dije que no fue un hecho con cargo al bando, porque también ellos son gente que tiene bajo la ley un negocio, pero vamos a tenerlo en cuenta

-¿No es un hecho violento tener un arma dentro de un bar, aunque no la dispare?

“Ahí es justamente… por eso se clausuró la primera vez, porque no debe de entrar ninguna persona, los propios dueños del bar deben evitarlo.

No se generó un hecho de violencia porque se detectó”

-¿Por qué descargarle la responsabilidad al bar, si debió seguir un protocolo?

Yo no le estoy descargando la responsabilidad al bar, les digo que estamos examinando

En el comunicado de la Secretaría de Seguridad Pública en diciembre de 2021 se informó que el operativo de revisión se hizo una vez que se vio que el bar seguía abierto, pero Rocha Moya ahora contó otra versión.

“Son los propios del bar los que avisan a la policía, ‘aquí hay una persona que se metió con arma’, por eso se le detuvo”, aseguró.

Casi cinco meses después, el bar volvió a tener un evento donde otro hombre armado entró al lugar que operaba bajo conocimiento y permiso del gobierno de Sinaloa.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo