Infancias

Cada vez más, Sinaloa es la romería de los revictimizados por la impunidad

¿Cuántos niños agraviados hay en Sinaloa por las 8 mil 63 personas desaparecidas, de las cuales 4 mil 492 siguen sin ser localizadas, reportadas de 2007 a 2019? ¿Cuál es la cifra real de la población infantil cuyo futuro se alteró a consecuencia de los 410 feminicidios ocurridos en la entidad en la década reciente?

La marcha de niños en exigencia de que les regresen a sus papás, hermanos y demás familiares que son víctimas de desapariciones forzadas, así como la activación de un altar en la plazuela Álvaro Obregón para protestar por los feminicidios, son referencias del Sinaloa donde domina la tragedia, el dolor y la impotencia por hechos de violencia que requieren de mucha más voluntad de las autoridades para atenuar el sufrimiento de los hogares con el dominio de la justicia como único bálsamo paliativo.

Las manifestaciones del fin de semana lastimaron la llaga sangrante de la impunidad al dar pauta el festejo del Día del Niño a que los pequeños salieran a la calle y fueran a la Fiscalía General del Estado con demandas que no son nuevas y respuestas que nunca llegan. Nuestra infancia sufre la angustia que deriva de los diversos tipos de delincuencia, a pesar de que su lugar y bienestar debe estar en las aulas, en los juegos y en la convivencia familiar a plenitud.

Igualmente, las plazas están siendo ocupadas por la zozobra de no saber si los hijos, mujeres y hombres, volverán a casa cuando salen a algunas de sus actividades habituales. Los feminicidios y desapariciones llenan los espacios de medios de comunicación y los familiares de los afectados toman los sitios públicos para advertir que la desgracia estará cerca de todos si no nos movilizamos para reclamar mayor seguridad pública a los que no hemos sido alcanzados por la violencia, y fiscalías y tribunales eficientes en lo que respecta a los ya victimizados.

El gobierno en sus esferas federal, estatal y municipal no está haciendo lo que debiera frente a la comisión de delitos que exigen la intervención inmediata y eficaz para castigar a los delincuentes y dar garantías de legalidad y paz a los sinaloenses en general. Las corporaciones policiacas y los servidores públicos que integran los sistemas de procuración e impartición de justicia se han quedado atrás en materia de investigación, aprehensión y sanción a los infractores del marco jurídico.

¿Cuántos niños agraviados hay en Sinaloa por las 8 mil 63 personas desaparecidas, de las cuales 4 mil 492 siguen sin ser localizadas, reportadas de 2007 a 2019? ¿Cuál es la cifra real de la población infantil cuyo futuro se alteró a consecuencia de los 410 feminicidios ocurridos en la entidad en la década reciente?

Una parte de las respuestas estuvo en la vía pública de Culiacán los días 30 de abril y 1 de mayo por si acaso alguien ignoraba la dolorosa dimensión del impacto de la violencia.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo