Ecología

Bolsa 100% hidrosoluble llega a México

El bioplástico usa almidones vegetales y se degrada en menos de 180 días

México cuenta hoy con la primera bolsa 100 por ciento hidrosolube y composteable, pues en dos minutos se desintegra al entrar en contacto con agua caliente y después puede incorporarse a los ecosistemas sin causar impactos negativos.

El bioplástico fue desarrollado con BeNat, una tecnología que permite usar almidones vegetales como materia prima y reduce los problemas de contaminación en el entorno.

“El uso de materiales orgánicos permiten la desintegración de la bolsa en menos de 180 días, de ahí que lo pueden usar como composta e impactar de manera positiva a la flora y la fauna de nuestro país”, acentuó Francisco Santamaría, vocero de la marca.

En el mar, ejemplificó, el plástico ecológico tiende a convertirse en un tipo de gelatina y esto evita ahogar a los peces en caso de ingesta.

LEE MÁS: “No hay cómo sustitur plásticos” | Comparmex pide prórroga ante Ley de Residuos

“Para ambos ecosistemas se tienen grandes ventajas, al tener ahorros significativos, mejor salud y una armonía ambiental”, enfatizó Santamaría.

De ahí la relevancia de la tecnología BeNat para diseñar productos amigables con el medio ambiente. “Estamos seguros que la innovación será líder en el corto plazo y dentro de un nuevo mercado con potencial de crecimiento”, resaltó.

Subrayó que las bolsas hidrosolubles son el primer producto compostable con certificación de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) de Jalisco, y destacó que esa ventaja va en sintonía con la normativa de prohibición de plásticos que entró en vigor en 2020.

LEE MÁS: Lista propuesta de Ley de Residuos | Codesín señala 5 beneficios que traerá a Sinaloa

Si bien los atributos de la bolsa van enfocados a beneficiar al medio ambiente ésta es también resistente, elástica, indeformable y soporta hasta 15 kilogramos.

“Son características que permiten su utilización en la mayoría de las necesidades de carga ligera de los usuarios”, acotó el experto, quien destacó que la bolsa cuenta los permisos necesarios para su uso comercial.

“Los usuarios y las empresas pueden confiar en que están usando un producto amigable ecológico, lícito y recomendado por las autoridades ambientales de nuestro país”, acentuó.

Santamaría aclaró que el producto ecología se encuentra disponible y con precios accesibles -similar a la bolsa convencional o de papel- para los comerciantes de Jalisco, y prevé que éste llegue a las demás ciudades en un corto plazo.

LEE MÁS: Ley de Economía Circular ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Qué implica?

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo