Derechos Humanos

La sequía arrecia en la sierra de Sinaloa | Llaman a colecta de alimentos para Tarámari

Los Tarámari son un grupo indígena que vive en la sierra norte de Sinaloa, en los límites con Chihuahua

Este año será más difícil. Los expertos hablan de una sequía prácticamente insuperable para Sinaloa, de pronósticos limitados y nadie se atreve a decir que todo va a mejorar, mucho menos para la sierra, donde la cosa está peor.

El Colectivo Tarahumara Sinaloense ya inició una colecta de alimentos para los Tarámari, población tarahumara que vive en la región norte de la Sierra Madre Occidental, en los límites entre Sinaloa y Chihuahua.

Son hombres y mujeres indígenas que siembran nopales, maíz y frijol para comer. Los platos de comida ahí son limitados, solo cuando se puede comer cuando hay para regar y hacer crecerlos granos.

LEE MÁS: EN LA SIERRA DE SINALOA LOS INDÍGENAS TARÁMARI SUFREN DE DESNUTRICIÓN Y ESTÁN MURIENDO

Hay otra manera, cuando viajan a Sinaloa de Leyva, Choix, El Fuerte o Guasave a cobrar los apoyos del gobierno federal, los de la Secretaría del Bienestar. Para eso habrán de empeñar una parte de lo que reciben a quienes los llevan y traen.

Para llegar de donde viven hasta esas ciudades tienen de dos maneras, pagar un transporte que tardará hasta cinco horas o caminar por casi cinco días entre veredas que hay en las lomas de los cerros. Son caminos hechos por quienes tienen mejores condiciones de vida y pudieron hacerse de una camioneta o una moto para moverse, o por las mineras que extraen oro, plata, plomo y hierro de esa zona.

Los Tarámari forman parte de uno de los grupos indígenas que residen en el norte de Sinaloa. También hay Mayo-Yoreme, pero estos últimos tienen un reconocimiento más amplio. Cuentan con apoyos para centros religiosos y sostenimiento de sus tradiciones y lengua. Tienen también un festival exclusivo de su cultura que se promueve por el Instituto Sinaloense de Cultura.

Lee también: En la sierra de Sinaloa los indígenas Tarámari sufren de desnutrición y están muriendo

Con Los Tarámari no es igual, no hasta hoy, aunque desde hace más de 15 años hay un movimiento que impulsó Román Rubio López , un hombre que conoció a a este grupo indígena 30 años antes de haber sido asesinado.

Rubio López se convirtió en su amigo y así vio que estas personas viven en chozas y cuevas para tratar de sobrevivir.

No quiso quedarse con los brazos cruzados y comenzó a hacer colectas. Primero fueron de dinero que pidió en cruceros de Guasave y Sinaloa de Leyva, pero después con gestiones en el gobierno del Estado.

Al principio hizo que solo se conociera de los Tarámari, pero luego, cuando mujeres y hombres se unieron al movimiento, provocó cambios necesarios.

Trajeron maestras y maestros bilingües, organizaron a las comunidades para hacer escuelas, hicieron colectas en las que han participado miles de sinaloenses.

Lee también: Abrirán telesecundaria para niñas y niños Tarámaris de La Tuna de Abajo

El 21 de julio de 2021 asesinaron a Rubio López, pero no su lucha. La Secretaría de Educación Pública inició la construcción de escuelas y la Secretaría de Obras la construcción de calles a la comunidad de Cuitaboca, donde habitan tarámari.

Pero no es suficiente, mientras pasan las construcciones, este pueblo indígena sigue pasando hambre y necesita alimento. El Colectivo Tarahumara Sinaloense convocó a una nueva colecta de alimento por sequía.

La actividad será los días 28 y 29 en la Catedral de Culiacán, donde se buscará recolectar frijol, arroz, harina de trigo, harina de maíz, atún y sardina enlatada, pasta para sopa, puré envasado, azúcar, sal y galletas. Solo se recogerá alimento no perecedero.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo