Tema de hoy

El México troglodita: Morena demanda a opositores y Mario Zamora reta a Fernández Noroña

La persecución política de Morena y la conversión del Congreso federal en ring de peleas remarcan el extravío del país en la atmósfera densa propia del despotismo.

La actividad política toma distancia en México de su naturaleza conciliadora y consensual para acercarse al resbaladizo terreno del conflicto que colinda con la violencia. Las ideas de unos pretenden imponerse sobre el pensamiento de otros y los caminos de la ley se tuercen hacia la venganza e intolerancia en detrimento de la esencia de la función pública que es la de servir a la sociedad sin limitaciones.

Al gobierno que encabeza el Movimiento Regeneración Nacional le viene como el lodazal al cocodrilo la denuncia que el líder nacional de ese partido, Mario Delgado, presentó ante la Fiscalía General de la República acusando por el delito de “traición a la patria” a 223 diputados federales del PRI, PAN, PRD y MC que el 16 de abril votaron en contra la reforma eléctrica propuesta por el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

LEER MÁS: Para pacificar a México, tranquilizar primero a la política

En otro capítulo de política cavernaria, el senador sinaloense Mario Zamora Gastélum utilizó ayer la tribuna de la Cámara alta para retar a golpes al legislador de Morena, Gerardo Fernández Noroña, luego de que éste lanzara supuestas ofensas contra la parlamentaria de Sonora, Lily Téllez. “Si alguien te habla mal, y trae la sangre muy caliente y lo arreglamos como quieran, como se tenga que arreglar, si no quiere que sea aquí en la cámara, como quieran, como usted guste, como usted guste”, emplazó Zamora.

Qué lamentable que desde la máxima tribuna legislativa se envíen señales abominables a los mexicanos, de ajustes de cuentas y violencia que resultan del manejo arbitrario de la responsabilidad que la ciudadanía otorga mediante el voto popular.

El partido del presidente López Obrador remarcando la tentación de acabar con la disidencia sin importar cómo, y el senador Zamora al caer en la provocación del eterno camorrista se convierte también en asambleísta amarranavajas.

LEE MÁS: “Explota” Fernández Noroña con el PT Sinaloa

Esto de nada le sirve a México. La violencia que deriva de la permisibilidad para actuar que recibe la delincuencia organizada, así como tantas amenazas juntas que provienen de los contextos nacional e internacional, tendrían que tener a los partidos políticos y miembros del Congreso de la Unión tejiendo las más grandes redes para el acuerdo, la unidad y la reconciliación.

La persecución política de Morena y la conversión del Congreso federal en ring de peleas remarcan el extravío del país en la atmósfera densa propia del despotismo.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo