Seguridad

Mazatlán, destino de sol, playa y desaparición de personas

En este destino se pasean casi 4 millones de personas de manera anual, son turistas que no están a salvo de este crimen en Sinaloa

Mazatlán es el destino de sol y playa en México donde hay más desapariciones de personas.

Aquí suman 1,196 casos; le sigue Acapulco de Juárez con 1, 021; Tampico con 749; Veracruz con 621 y Cancún con 247, de acuerdo a la Comisión Nacional de Búsqueda.

“Tenemos más de 500 casos del 2018 a la fecha y rebasamos a Acapulco en cuanto a desapariciones. Siendo un puerto que lo pintan como un lugar con mucha seguridad, específicamente el presidente municipal (el Alcalde Luis Guillermo Benítez Torres) lo pinta así”, dijo Alejandra Carrizalez, fundadora del colectivo Por las Voces sin Justicia, que aglutina a 25 familias en búsqueda de personas desaparecidas en Mazatlán. 

De diciembre de 2018 a junio de 2021, en el último Registro Nacional de Fosas Clandestinas y Cuerpos Recuperados, realizado por la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración, el puerto sinaloense se ubicó como el séptimo municipio con el mayor número de fosas clandestinas, con 48 hallazgos. 

En cuanto a localización y recuperación de cuerpos, Mazatlán se posiciona como la quinta ciudad a nivel nacional, con 101, y es el único destino turístico de playa dentro de los primeros 10 municipios que encabezan la estadística, junto a Puerto Peñasco, Sonora. 

Al tratarse Mazatlán de un destino para vacacionar, el fenómeno de desaparición forzada de personas ya alcanzó a sus visitantes. El último hecho conocido en este renglón se registró el 16 de abril de 2022, cuando tres turistas, originarios de Nuevo León, fueron privados de su libertad por un grupo armado. 

Pablo Leonel Palomo Arredondo, Carlos Daniel Garza Ochoa y Eduardo Albertho Costilla Santiago viajaban dentro de un grupo de 20 personas, entre amigos y familiares, con procedencia de Monterrey. 

Familiares de los tres turistas desaparecidos en Mazatlán se manifestaron para exigir su aparición. Prometieron no volver a cambio de encontrarlos con vida.

Arribaron a Mazatlán para pasar sus vacaciones de Semana Santa y se hospedaron en un departamento del Fraccionamiento Sábalo Country, en una de las zonas de mayor afluencia turística de esta ciudad llamada también “La perla del Pacífico”. 

“Tengo pruebas de que acabamos de hacer una carne asada, pasándola bien en familia y esa madrugada nos ‘levantaron’ a tres turistas y no sabemos nada de ellos. Llegó un grupo de personas armadas al departamento que habíamos rentado y se llevaron a tres personas. Nos robaron nuestras pertenencias, nos robaron camionetas, nos robaron un racer, nos robaron celular, dinero y hasta ropa y no hemos tenido respuesta de la autoridad”, dijo Karen Acosta García, mientras portaba una lona en sus manos con el rostro de su esposo Pablo Leonel Palomo Arredondo. 

Aquella no era la primera visita de la familia Palomo Arredondo a Mazatlán. Eran ya cinco años de viajes continuos para vacacionar y que se vieron abruptamente interrumpidos. 

Al momento del suceso, el grupo de 20 turistas fue obligado a recostarse en el piso. Ahí los 15 hombres armados les quitaron dinero, celulares, ropa y cuatro vehículos.

Una vez concluido el robo, fueron tomadas tres personas al azar. Se trataba de Pablo Leonel, Carlos Daniel y Eduardo Albertho. La familia y amigos de los tres jóvenes desde entonces han sido víctimas de extorsiones, ya que reciben llamadas pidiendo rescates a cambio de liberarlos, pero hasta el momento su paradero continúa desconocido.

Un día antes de los hechos, el grupo de turistas habían disfrutado de las playas del puerto, al regresar al departamento que rentaron, notaron que durante la noche una patrulla de la Policía Municipal se estacionó afuera del mismo, mientras observaba hacia el interior de los mismos. Un día después se llevaron sus pertenencias, a su esposo y otros dos jóvenes. Para ella, este suceso no fue coincidencia. 

El 21 de mayo, familiares de los tres jóvenes se manifestaron a las afueras de los Juzgados Familiares de la Zona Sur del Estado. Ahí, Karen Acosta García refirió que habían pasado 35 días del hecho y apenas se hicieron las fichas de búsqueda.

Desapariciones relacionadas con policías municipales

En la denuncia por el caso de los turistas de Nuevo León fueron señalados elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del puerto de Mazatlán por posible participación en la desaparición forzada.

Esta no es la primera ocasión donde se señala a policías municipales como presuntos responsables. Tan solo en el 2021, la Visitaduría de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) de Sinaloa sumó 133 quejas en el municipio de Mazatlán, de las cuales la mayoría fueron en contra de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal por prestación indebida del servicio público, seguido de la detención arbitraria y el uso excesivo de la fuerza pública. Solo en los primeros seis meses del 2022 ya tenían 22 quejas en su contra.

Como evidencias, los familiares de personas desaparecidas han dado a conocer los números de distintas patrullas de la Policía Municipal, así como narraciones sobre detenciones y participación de policías previo a reportar la desaparición de las personas.

LEE MÁS: Hijas e hijos desaparecidos, cuando la maternidad se vuelve un acto político

Apenas el 25 de mayo de 2022 se presentó la renuncia de Juan Ramón Alfaro Gaxiola como secretario de seguridad al Ayuntamiento de Mazatlán, que dirige Luis Guillermo Benítez Torres, y  ocho días después fue aceptada.

La renuncia obedeció a una investigación que enfrenta por el Órgano Interno de Control del Ayuntamiento de Mazatlán, no por las acusaciones sobre desaparición de turistas y habitantes del Puerto, sino por irregularidades de orden administrativo, como no actuar en un desalojo en el Fraccionamiento Hacienda del Valle, haber otorgado ascensos de manera irregular a sus familiares y por la presunta venta de grados en la Policía. 

Pasaron más de 30 días desde la desaparición de los jóvenes oriundos de Nuevo León y hasta entonces se emitió una ficha de búsqueda

A quiénes desaparecen más en Mazatlán 

Mazatlán es un municipio con más de 500 mil habitantes, gran parte de esta  vive en el puerto. Es un lugar que tiene al turismo y los servicios como principal actividad económica.

Aquí la mayoría de las personas trabajan para atender a turistas de manera directa o indirecta. Otras se dedican a la pesca y algunas más a la industria.

Es la “joya de la corona” para los gobiernos locales, pero vive una situación de violencia sobre desapariciones que no forma parte de las agendas municipales.

El registro de la Comisión Nacional de Búsqueda no cuenta con datos que especifiquen los delitos de los que fueron víctimas estas personas que continúan desaparecidas, que permita hacer un análisis de la problemática tanto en el país como en el municipio, pero se puede conocer posibles perfiles.

Por ejemplo, se conoce que de los 1,198 casos de personas que continúan sin ser localizadas en el puerto sinaloense desde los años 60 a la fecha, los hombres representan el 77.28 por ciento de los casos y las mujeres son 22.72 por ciento, siendo el año 2019 cuando registró mayor número de desapariciones con 223.

En cuanto a los rangos de edad; el 12.9 por ciento tenía entre 15 y 19 años; el 15.9 por ciento contaba con 20 a 24 años; el 14.08 por ciento tenía de 25 a 29 años; mientras el 14.08 por ciento tenía de 30 a 34 años cuando fueron desaparecidos.

LEE MÁS: La construcción de la memoria a través de la apropiación del espacio público

Este fenómeno se ha recrudecido en el pasado reciente, pues entre 2012 y 2018 se tuvo el registro de 529 desapariciones; mientras que en poco más de 3 años y 6 meses, ya se contabiliza prácticamente el mismo número, con 513. 

En Mazatlán se abrió una oficina llamada Centro de Atención y Protección al Turista (CAPTA), una dependencia del Ayuntamiento de esta ciudad que orienta y asiste a los turistas, tanto nacionales como extranjeros, sobre cualquier incidente que pudiese registrar durante su visita a Mazatlán.

Son protocolos laxos, que se basan únicamente en la guía hacia el Ministerio Público y el servicio de traducción para poder denunciar cualquier tipo de crimen.

“Nosotros nos mantenemos al margen al menos que la Fiscalía pida nuestra intervención en alguna sección o parte del caso, en temas de traducción o algún otro apoyo que ellos requieran, pues ya se hace la solicitud formal con un oficio de la autoridad competente hacia CAPTA”, explicó María Astrid Macía Fregoso, directora de esa oficina municipal. 

De acuerdo a cifras del Consejo para el Desarrollo Económico de Sinaloa, Mazatlán terminó el 2021 captando el 73.5 por ciento de turismo que se registra en el Estado, contabilizando la llegada de 3 millones 872,371 turistas.

Con esos números, el Puerto se posicionó dentro de los principales destinos de sol y playa del País como el número tres dentro de las preferencias, y con una oferta de 9 mil 889 habitaciones, se ubicó en el número seis a nivel nacional en esta materia.

Por turistas noche (concepto que se utiliza para medir a los visitantes que duermen en algún destino), el puerto se posicionó como segundo a nivel nacional, gracias a la llegada de 10 millones 804 mil 849 turistas. Desde el año 2013, el turismo es la principal actividad económica del Estado, aportando en aquel momento el 13.4 por ciento del Producto Interno Bruto de la entidad, rebasando por primera vez a la actividad agropecuaria, que reporta el 7 por ciento del PIB estatal.  

A la fecha se desconoce cuántas de las personas desaparecidas son turistas, aunque ahora se puede comprender que no es un tema ajeno.

Sugey, de Coahuila, sigue sin ser localizada 

El día 1 de septiembre de 2021, los turistas Yajaira Sugey Parra Hernández de 20 años de edad, y David Quiñonez, de 24 años, emprendieron un viaje por carretera desde Torreón, Coahuila, hacia Mazatlán para pasar algunos días de vacaciones, pero ambos siguen sin volver a sus casas, están desaparecidos.

De acuerdo a la Fiscalía de Personas Desaparecidas, la pareja fue vista por última vez a las 13:00 horas del día 4 de septiembre en el interior de un hotel ubicado en la Zona Dorada, donde se hospedaban.

Se sabe que ahí dejaron sus pertenencias y salieron para retirar dinero; la última actividad que Yajaira Sugey registró en sus redes sociales fue la tarde noche de ese 4 de septiembre, cuando captó la puesta de sol del puerto mazatleco y lo subió a sus cuentas de redes sociales.

Desde ese momento se desconoce el paradero de ambos, así como del vehículo a bordo del que viajaban, un Volkswagen Jetta color blanco. 

Yajaira Sugey continúa desaparecida desde el pasado 4 de septiembre de 2021. Ella había viajado desde Torreón Coahuila a pasar unos días de descanso en Mazatlán, pero nunca regresó a casa.  

La madre de Sugey, Alma Hernández, refirió que pasados los ochos meses de la desaparición aún no había obtenido ningún avance en la investigación por parte de la Fiscalía General de Sinaloa, a pesar de su insistencia con el personal de la Fiscalía General de Coahuila para coordinarse.

En su búsqueda, la madre de Sugey sufrió un accidente cuando viajaba por la carretera Mazatlán-Durango el 19 de mayo. Se dirigía al puerto en compañía de dos agentes de investigación criminal de la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas de Coahuila.

Uno de los policías perdió la vida, mientras que la señora Hernández podría quedar parapléjica tras el accidente, pues presentó fracturas en sus costillas, así como en la clavícula y esguinces en otras partes del cuerpo, ello de acuerdo a reportes publicados en Milenio y Vanguardia.

Este accidente ha impedido desde entonces que Alma Hernández busque a su hija.

Trata de personas: posibles causas de desaparición de personas

No hay un móvil visible que permita esclarecer la desaparición de Sugey. Los distintos colectivos de búsqueda de personas en Mazatlán consideran que la condición de género es una de las principales causas para explicar este fenómeno. 

María Teresa Guerra Ochoa, titular de la secretaría de las Mujeres en Sinaloa, apunta que en la entidad no se investiga el tema de la desaparición con perspectiva de género, incluso manifiesta que no existen registros que ayuden a explicar el fenómeno de la desaparición de mujeres y niñas en Mazatlán, aunque existe una posibilidad de que la trata de personas pueda ser una causa

“Creo que falta, falta conocer más de fondo el problema y poder tener más elementos para poder confirmar que es lo que hace que repunte. El tema lo traemos, pero sin confirmar que efectivamente el ingrediente de la trata de personas sea lo que esta haciendo que repunte (los casos de desaparición)”. 

“Suponemos, históricamente  los lugares de frontera y los lugares de puerto, son donde se aumenta este tema de trata de personas. Por eso si Mazatlán es un destino turístico cada vez con más movilidad de personas, con más movilidad de mujeres, sin duda puede ser que eso sea lo que este llevando a repuntar”, explicó la también abogada feminista. 

El diagnóstico de Guerra establece el de generar una estrategia para investigar con perspectiva de género, y a la fecha es la única propuesta gubernamental para poder enfrentar el problema de las desapariciones en Mazatlán, el puerto turístico con más casos en México.

HASTA ENCONTRARLES

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo