Ciudadanía

Desde México colectivos amplían redes de acompañamiento al aborto en Estados Unidos

La decisión de la Corte de EE.UU. de revocar el derecho al aborto alienta la solidaridad transfronteriza de colectivas mexicanas que reiteran su apoyo para personas gestantes del otro lado de la frontera

Por Verónica Martínez y Rocío Gallegos / La Verdad

Ciudad Juárez.– Mientras agrupaciones de defensa del derecho al aborto se movilizan en Estados Unidos tras la decisión de la Corte Suprema, de este lado de la frontera colectivas mexicanas extienden su acompañamiento a personas gestantes estadounidenses que buscan la interrupción del embarazo.

“Hermanas estadounidenses aquí estamos las acompañantes de este lado, no están solas. Con leyes, sin leyes y a pesar de las leyes seguiremos defendiendo el derecho a decidir”, expuso Aborto Seguro Chihuahua este viernes en sus redes sociales luego de trascender la anulación de ‘Roe contra Wade’, sentencia que en 1973 convirtió en un derecho el aborto en Estados Unidos.

Si necesitas acompañamiento para abortar contáctanos, se indica en la publicación que lanzó el colectivo en Facebook.

A su vez, Marea Verde Chihuahua, agrupación a favor de la despenalización social y legal del aborto y la justicia reproductiva, comunicó que “así como en su momento buscamos asesoría, acompañamiento y recursos del otro lado de la frontera, nosotros ahora mismo estamos acompañando a las mujeres y personas gestantes en Estados Unidos. Si no podemos contar con las autoridades contamos unas con otras”

La agrupación consideró que la derogación de Roe v. Wade en el vecino país del norte es un retroceso en materia de derechos humanos, así expuso en un mensaje que difundió en español e inglés en sus redes sociales.

“Se está invirtiendo el ejercicio de las libertades” dijo en entrevista Mariela Castro, vocera de Marea Verde Chihuahua. “Ahora México va a estar, de cierto modo, sirviendo como referencia para el cumplimiento de algunos derechos, como ha sido Estados Unidos para nosotras”.

Se refiere al avance de la despenalización del aborto voluntario en los estados de Baja California Sur, Guerrero, Ciudad de México, Sinaloa, Oaxaca, Hidalgo, Veracruz, Baja California, Coahuila y  Colima. Además, a la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que el 7 de septiembre de 2021 resolvió por unanimidad que es inconstitucional criminalizar el aborto de manera absoluta, además de pronunciarse a favor de que las mujeres y personas gestantes puedan decidir sobre sus cuerpos sin que esto conlleve consecuencias penales.

Castro recordó cómo llegó a inspirarse por el movimiento proabortista en Estados Unidos para participar en el activismo que llevó a la legalización del aborto en la Ciudad de México hace 16 años.

En ese entonces, no solo se cruzaba a Estados Unidos para acceder al procedimiento legal en las clínicas de salud reproductiva, si no que también desde allá “fondeaban y servían como semilleros de recursos para poder ejercer políticas para el desarrollo e implementación de políticas de reproducción elegida (de este lado de la frontera)”, dijo Castro.

Antes las mexicanas cruzaban la frontera para poder interrumpir sus embarazos de forma segura, pero esta dinámica se fue modificado en los últimos años, con el avance de la marea verde en México y de los movimientos conservadores en Estados Unidos.

Este avance conservador estadounidense mostró su fuerza este viernes, cuando la Corte Suprema por mayoría de 6 a 3 votos anuló la histórica sentencias conocidas como Roe v. Wade y Planned Parenthood v. Casey, que garantizaban el derecho al aborto desde 1973.

Con esa decisión, la Corte (SCOTUS por sus siglas en inglés) abrió la puerta para que los estados regulen y prohiban el procedimiento de interrupción al embarazo. Texas y otros doce estados con leyes similares activarían la prohibición del aborto de inmediato.

“La decisión de la Corte apropiadamente deja la pregunta del aborto en las manos de la gente y sus representantes en un proceso democrático”, se declaró en la decisión emitida este viernes.

Esta decisión bloqueará casi por completo el acceso al aborto en el estado de Texas que ya ha aprobado leyes altamente restrictivas penalizando a las personas que faciliten este procedimiento médico. Prestadores de servicios de aborto como Planned Parenthood y de fondos de apoyo para financiar abortos como West Fund, ya han suspendido sus servicios para valorar los posibles efectos legales que tendría esta decisión en sus empleados.

“La seguridad de las personas que nos contactan, de nuestres voluntaries, nuestro equipo y las personas de nuestra comunidad buscando atención de salud reproductiva son nuestra prioridad principal mientras entramos en estos momentos de incertidumbre”, anunció West Fund en un comunicado.

Una alternativa de este lado de la frontera

El estado de Chihuahua, que colinda en gran parte con el área sureste de Texas, y el resto de las entidades de la frontera norte de México representan una alternativa para adquirir medicamento o encontrar acompañamiento con colectivos mexicanos para abortar en casa.

Marea Verde Chihuahua, que antes buscó acompañamiento, asesoría y recursos del otro lado de la frontera, ahora se compromete a continuar acompañando a mujeres y personas gestantes estadounidenses con una red transfronteriza.

Aborto Seguro Chihuahua, red de acompañamiento y de servicios legales, manifestó que “seguiremos hablando de cómo ejercer un aborto autogestionado aquí y al otro lado del río, además de proveer lo necesario para efectuarlo”.

En México, existen fondos de financiamiento para dar apoyo económico, emocional y logístico a mujeres que no tengan los recursos para acceder a un aborto en Ciudad de México, como es el caso de Fondo María que es parte de la Red Nacional de Fondos de Aborto en Estados Unidos.

El último año ha traído avances en derechos reproductivos primero con el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que se dio en septiembre del 2021 que establece cómo inconstitucional la criminalización del aborto a nivel federal. En el estado de Chihuahua se presentó una iniciativa para modificar el Código Penal del Estado, que aun se encuentra en análisis de comisiones legislativas, y un amparo, durante el mes de junio, para despenalizar la interrupción del embarazo haciéndolo accesible para mujeres y personas gestantes.

“Se está invirtiendo el ejercicio de las libertades cómo es ahora que México va a estar de cierto modo sirviendo como referencia para el cumplimiento de algunos derechos como ha sido Estados Unidos para nosotras en el pasado”, dijo Castro.

La activista considera que el reciente fallo de la Suprema Corte de Estados Unidos es una lección en no dar por hecho los derechos ya adquiridos.

“Yo no creo que en México haya condiciones para que algo así suceda porque tendríamos que primero garantizar ese derecho en todo el país y nos faltan varios estados como para dar por sentado todo esto que ya se consiguió”, dijo Castro. “El derecho que no se defiende se pierde y la mejor forma de defenderlo es ejercerlo”.

Redes de acompañamiento en el norte de México:

Chihuahua:

  • Marea Verde Chihuahua
  • Aborto Seguro Chihuahua 

Baja California y Baja California Sur:

  • Colectiva Bloodys y Projects
  • Las Confidentas
  • Las Borders
  • Contingente Feminista Tecate
  • Colectivo Mujeres Tierra
  • Bifanzine Colectivo en Mexicali 

Sonora:

  • Aborto Seguro Sonora
  • Marea Verde Nogales 

Sinaloa:

  • ILE Sinaloa
  • Feministas Alteradas Sinaloenses
  • Las Cuidanderas 

Coahuila y Durango:

  • Red de Aborto Seguro Saltillo
  • Saltillo Decide
  • Activistas Feministas de La Laguna
  • Bitacora de la Abortera- Durango

****

El contenido original fue publicado por La Verdad. Lo puiede consultar aquí.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo