Ciudadanía

La Nación Mayo-Yoreme pide que se cambie la planta de lugar

El gobierno de Sinaloa ve un riesgo al promover un cambio, pero respetará decisión en consulta indígena

La Nación Mayo-Yoreme quiere que la planta de amoniaco de la empresa Gas y Petroquímica de Occidente (GPO) se construya fuera de la bahía de Ohuira.

Esa propuesta es del Consejo Consultivo de la Nación Mayo-Yoreme, que preside el gobernador indígena Felipe Montaño de la comunidad de Ohuira, la cual se compartió también a la Presidencia de la República a través de una carta.

Pidieron que se remueva la planta, que no sea ahí en caso de que la consulta diga que no”, aseguró el gobernador Rubén Rocha Moya, quien se reunió apenas el 25 de junio con la Nación Mayo-Yoreme.

LEE MÁS: LA CORTE TUMBA LOS PERMISOS A GPO PARA PLANTA DE AMONIACO EN TOPOLOBAMPO

El proyecto de construcción de una planta de amoniaco es de la empresa Gas y Petroquímica de Occidente, que en 2014 comenzó a solicitar los permisos y le fueron otorgados por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Un año después se comenzó la construcción con el aval de Semarnat, aunque en ese proceso se debió consultar a los pueblos indígenas.

Ante esas irregularidades se conformó un colectivo con biólogos, activistas y sociedad civil denominado “Aquí No“, quienes se opusieron a la instalación de la planta, pues aseguraron que esta tendría problemas en la bahía y en las actividades pesqueras de los habitantes.

El grupo se dedicó a informar de los riesgos que provocaría tener una planta que producirá 2,200 toneladas de amoniaco diariamente y que funcionará los 365 días del año.

Fue así que las comunidades de Lázaro Cárdenas, Ohuira y Paredones solicitaron amparo a jueces federales por no haberse consultado. Estos casos llegaron hasta la Suprema Corte, donde se les dio la razón.

En un primer amparo, promovido por la comunidad de Lázaro Cárdenas, se ordenó cancelar todos los permisos dados a la empresa y hacer una consulta para conocer si los pueblos quieren o no la planta de amoniaco. Luego se dio un fallo en el mismo sentido para la comunidad de Ohuira.

Esa consulta deberá hacerse luego de una serie de asambleas informativas, en las que se conocerá de los impactos positivos y negativos que tendría la planta en el territorio Mayo-Yoreme.

Las comunidades pidieron reunirse con el gobernador Rubén Rocha Moya y este aceptó, les escuchó en sus demandas sobre problemas de las comunidades, como del agua, drenaje, caminos, de un programa diseñado para emplacamiento de los vehículos de los yoreme y educación bilingüe.

Pero el tema central fue el de la planta de amoniaco, cuya construcción se realizaría en la ribera de la bahía, situación que las comunidades no quieren, sino que sea llevada a otro lugar, fuera del sistema lagunar.

“No tenemos capacidad para eso (mover la planta), ese tema está en una resolución federal, porque realmente la MIA definitiva debería ser después de la consulta“, dijo Rocha Moya.

“Los riesgos que se manejan que manejan los compañeros del Aquí No, no son tales. Pretender moverla es prácticamente decirle a los empresarios que no se instalen“.

Lee también: Consulta indígena sobre planta de amoniaco será los días 9 y 10 de Julio

El planteamiento se hizo también a través de una carta al Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. Este a su vez mandó decir con el gobernador de Sinaloa estar enterado, a la espera de lo que se decida en la consulta indígena.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo