Salud

Nuevos hospitales de adorno y medicinas escasas y caducadas: ¿qué pasa con la salud pública en Sinaloa?

Los discursos rimbombantes no curan a los enfermos ni alivian la creciente presión sobre la salud pública en Sinaloa

Este día por la tarde está programada la estancia en Culiacán de los titulares de la Secretaría de Salud Federal, Jorge Alcocer; del Instituto Mexicano del Seguro Social, Zoé Robledo y del Instituto Nacional de Salud y Bienestar, Juan Ferrer, que acompañarán al gobernador Rubén Rocha Moya en un evento a realizarse en el Hospital Pediátrico de Sinaloa. La coincidencia de estos funcionarios hace necesaria la interrogante de qué pasa con el sistema de salud sinaloense.

En principio los hospitales Pediátrico y General de Culiacán se convirtieron en modernos edificios, pero huecos del equipo y personal que los hagan funcionar de acuerdo a lo prometido que tiene que ver con impulsar la atención médica de alto nivel y garantizar la cobertura en el sistema universal de salud pública ofrecida una y otra vez por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Dos: el desabasto de medicamentos persiste no solamente en los que requieren los enfermos de Covid-19 que crecen en la quinta ola de la pandemia sino para pacientes con diferentes padecimientos, sobre todo para casos crónico-degenerativos, teniendo mayor urgencia en niños y niñas tratados en el HPS. Al mismo tiempo, se detectó que caducaron fármacos cuyo costo total es de 30 millones de pesos, situación que no ha derivado en las sanciones que corresponden.

LEER MÁS: Se manifiestan en la Obregón por falta de medicamento en el Hospital Pediátrico

Construidos durante el gobierno anterior, presidido por Quirino Ordaz Coppel, los hospitales Pediátrico y General fueron promocionados como obras icónicas para superar los atrasos en infraestructura de salud, sin embargo, han pasado bastantes meses en que están de ornato. El HGC está punto de ser percibido como “elefante blanco” y el HPS apenas ha incorporado el servicio de consultas en su edificio nuevo.

Sin ser la primera vez que vienen los funcionarios que estarán hoy a las 14:15 horas en Culiacán, en esta ocasión sí deben concretarse las gestiones del gobernador Rocha Moya ante el Gobierno Federal para que el sistema médico estatal escale a la calidad y calidez que merecemos los sinaloenses.

Los eventos que quedan en promesas que se diluyen en cuanto los servidores públicos regresan a sus oficinas en la Ciudad de México, o los discursos rimbombantes que ven todo solucionado, no curan a los enfermos ni alivian la creciente presión sobre la salud pública en Sinaloa. Al contrario, empeoran estos males.

LEER MÁS: Se recuperarán 9 mdp en medicamentos caducados, informa Cuitláhuac González

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo