Industria del Narcotráfico

Terror en la wixa: «Quieren la sierra para sembrar amapola y mariguana»

En Guadalajara se negaba la existencia de retenes mientras que en la sierra se expandía el temor de reclutamiento de jóvenes parea trabajar en las siembras de los carteles

Por Jade Ramírez
Foto: Juanky Avila / Archivo. Fecha de publicación: 6 de julio 2022.

Desde enero del 2021 llegó el Cartel de Sinaloa a la localidad Santa Cruz en Mezquitic. Es un punto muy conocido para pobladores por ser el cruce de los cuatro estados -Jalisco, Zacatecas, Nayarit, Durango- en la región wixárika.

Específicamente quienes viven entre Mezquitic y Durango, hablan de una carretera que comunica a Zacatecas con Durango por donde comenzaron a transitar más.

Para quienes somos urbanos y solo miramos el mapa plano, podría resultar un asunto que compete a otros gobiernos, pero no es así.

LEE MÁS: Vestir la resistencia: mujeres indígenas frente a la violencia patriarcal

Conforme la narración de Alma* avanza, se confirma que las balaceras y los retenes vueltos tendencia en las redes no tienen pocos días, sino por lo menos, un año.

Ella accedió bajo mucho temor a hablar con Perimetral sobre lo que están viviendo.

Lo que quieren es la sierra para poder sembrar los odanos, amapola y mariguana. Lo que están peleando es el terreno para poder sembrar, y el Cartel de Jalisco quiere ampliar su territorio todo Zacatecas, por eso también se están peleando entre los dos carteles”.

Una crisis que se avisó desde octubre

Desde que inició la pandemia dos tipos de retenes se establecieron en la región: los controles de sanitarios autogestionados y los de la delincuencia organizada.

Inició la brigada de vacunación y como reportamos en su momento, las dosis fueron escoltadas por la Guardia Nacional.

Los grupos avanzaron hacia el otoño de 2021 y terminaron instalando un campamento muy cercano a la comunidad y zona habitacional, como cuenta el testimonio:

Es cierto que estaban acampando con nosotros en el bosque. Solo hay una entrada en nuestra comunidad, lo que hicieron es que subieron caminando por Nayarit, entraron a nuestro territorio y se acamparon en un bosque para esconderse, porque donde están sus contrarios en Santa Cruz, ahí tenían su retén los del Sinaloa, como cuatro retenes, más allá de la carrera. Entonces para no pasar por ahí entraron por el otro lado y subieron y se acamparon cerca de la comunidad.”

La disputa recaló contra indígenas

Alma pide a Perimetral suficiente tiempo para hablar, pues debe borrar las conversaciones de su teléfono, en cada retén les revisan las conversaciones y fotos a todos.

Si encuentran algo de noticias relativas a lo que se ha denunciado: balaceras, retenes, abusos y terror contra la población, se ponen en más riesgo.

Alma, pese al terror se anima a hablar de lo que están viviendo porque le indigna que todos los mestizos que estaban en la comunidad «apoyando», salieron por aire y tierra, pero a los wixaritari los dejaron atrás con el problema.

El CJNG se les metió por el bosque

De ahí se fueron caminando, aprovechaban los vehículos que pasaban para agarrarlos y se los quitaban a la gente para ir avanzando y así se trasladaban e iban avanzando hasta que llegaron a donde estaban los contrario y hubo tiroteos de ocho horas estuvo muy fuerte, de hecho mi esposo se quedó ahí atrapado hasta el día siguiente”.

Los sicarios les arrebatan los vehículos a la gente de la comunidad y después aparecen abandonados con las llantas ponchadas.

Se suma que han robado ganado y animales domésticos para comérselos por la falta de alimento.

Vivir en la sierra wirrárika no es barato, acceder a insumos de primera necesidad como limpieza, alimento, papelería, es costoso porque se llevan de otras latitudes.

Sí nos ha afectado mucho, ya se siente miedo porque no sabes si pueden salir del bosque, y los otros sus contras lo del Sinaloa no nos dejaban meter alimento porque pensaban que se los dábamos a los otros, porque es lo que hacían los otros, quitaban el alimento, no había lo que comíamos diario: huevo, azúcar, verduras. Nosotros nos abastecemos de Huejuquilla y de pronto los comerciantes ya no pueden transitar.

«Iban a reclutar jóvenes»

En Guadalajara se negaba la existencia de retenes mientras que en la sierra se expandía el temor de reclutamiento de jóvenes parea trabajar en las siembras de los carteles.

Alma expresa molestia porque allá la información no fluye de las autoridades del Gobierno de Jalisco; aunque a través de la Comisión Estatal de Derechos Humanos se contaron las cosas que están sucediendo y pidieron apoyo, la protección no llegó para las comunidades.

No nos dan ninguna información, no nos enteramos de lo que hacen. En un lugar que se llama Cebolletas por donde ellos pasaban, sí dejaron de clases porque les dio miedo, los niños estaban acumulados ahí y de repente escuchamos comentarios de que iban a reclutar jóvenes para llevárselos.

Habitante de San Andrés Cohamiata

Continúa cuestionando que el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores (ITESO), logró que «la Secretaría de Seguridad de Jalisco rescatara a sus alumnos», pero no a ellas y ellos que también estaban en riesgo.

Vehículos oficiales robados

El 1 de julio 2022, el conductor de noticiero televisivo Juan Carlos Robles, difundió un oficio que profesores de la Secretaría de Educación Jalisco entregaron a supervisores de zona, tras ser asaltados y violentados por un comando armado.

Oficio dirigido a la Secretaría de Educación Jalisco

Ceremonias y cultura amenazadas

La cacería de venados en el bosque es parte de la tradición que los jicareros -personas con un rango y misión específica dentro de la cultura wixarika-, han dejado de hacer.

«Los confunden» dice Alma y hasta han sido desaparecidos, encarcelados, despojados de su mando.

Nada menos hace dos meses en Huejuquilla El Alto organizaron una manifestación contra la presidenta municipal porque tres jicareros fueron violentados por la policía.

LEE MÁS: A tres años de nacer la Guardia Nacional, la violencia desbordada no permite celebrar

Al iniciar la semana «se redobló» la seguridad en las fronteras de Jalisco con Zacatecas con la llegada de elementos de la Guardia Nacional y, ahora las comunidades, estarán entre dos fuegos enemigos: los carteles y la militarización de la sierra.

*Alma es un nombre ficticio. Se resguarda la identidad por razones de seguridad.

***

Este contenido fue publicado originalmente por Perimetral:

https://perimetral.press/terror-en-la-wixa-quieren-la-sierra-para-sembrar-amapola-y-mariguana/

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo