DENUNCIA

“Estoy bajo órdenes de quienes me amenazaron de muerte”, denuncia policía de Navolato

Karem Ivette Serino Sanz denuncia que el cambio de administración municipal en Navolato le trajo un grave problema de hostigamiento laboral por parte de sus superiores.

A finales del 2021 Karem Ivette no imaginaba cómo el relevo en la administración municipal de Navolato le afectaría en su empleo, su familia, sus finanzas y su tranquilidad.

La policía municipal de Navolato denuncia que, a la llegada de los nuevos comisario y coordinador de operaciones de la SSPyTM de Navolato, ha sufrido abusos de autoridad arbitrarios, afectaciones a sus derechos como trabajadora, reducción de sueldo y procesos administrativos irregulares, así como campañas de desprestigio e incluso amenazas de muerte.

La afectada acusa directamente de esta situación al comisario de la policía municipal de Navolato, Rodolfo Castañeda Beltrán, y el Coordinador operativo, Gilberto Sánchez Martínez, los cuáles añade, han iniciado una campaña de desprestigio en su contra, sumando a otros elementos de la corporación.

LEE MÁS: Presentan Margoth Urrea el Plan Municipal de Desarrollo Navolato 2021-2024

Hasta finales del 2021, Karem Ivette Serino Sanz ejercía como jefa de servicios de vigilancia de la Policía Municipal de Navolato; sin embargo, a partir del 12 de diciembre del 2021, la mujer policía fue removida sin justificación de su cargo. Además de esto, denuncia que por ordenes de Rodolfo Castañeda Beltrán le han sido retirados dos grados policiacos, pasándola de Policía Primero a Policía Tercero en un procedimiento administrativo que consideró como irregular.

“A partir del 5 de mayo a mí me quitaron dos grados y bajaron mi sueldo, me hicieron un procedimiento administrativo el día 5 de mayo donde en ese mismo momento a mí me dicen que a partir de ese día yo ya no percibo el mismo sueldo, yo ya no era policía primero, a lo que yo le comenté al Comisario: “pero eso es un proceso, no debe de ser así”. Se supone que hasta que no haya una resolución se aplican esos cambios”, explicó.

Sin embargo, considera que lo más grave es la campaña de desprestigio que ya ha afectado la dinámica familiar con su hijo mayor, así como las amenazas de muerte que asegura, recibió por parte de Castañeda Beltrán y Sánchez Martínez.

“Yo me siento capacitada para afrontar todos los malos comentarios, pero mi familia no lo está. Tengo un hijo de 14 años que se está viendo afectado por todo lo que están diciendo, el ya no quiere salir a la calle, tiene miedo, no quiere que yo salga, pero tengo que trabajar”, lamentó.

Yo no considero justo que esté frente a nosotros o yo no me siento capaz de estar tranquila sabiendo que yo estoy bajo las órdenes de dos personas que me amenazaron de muerte y me gustaría que el gobernador se dé cuenta de lo que está sucediendo, y que revise si esos dos mandos están realmente capacitados para estar al frente de nosotros porque parece ser que no lo están”, sentenció.

Acompañada de Yesenia Rojo, la abogada y activista destacó que Karem Ivette cuenta incluso con una resolución de un juez federal para que se le respete su sueldo y grado policial, pero que el Ayuntamiento de Navolato no lo ha respetado. Además, indica que casos como estos muestran como “cuando en las policías alguien se atreve a levantar la voz se le va peor”.

“Está quedando claro que en las corporaciones policiacas están tan acostumbrados a tener policías hombres y mujeres, y más mujeres, calladas, sumisas, violentadas, hasta me atrevo a decir, acosadas sexualmente, pero se quedan callada porque ocupan su trabajo”, abundó.

“Entonces ¿para qué quieren la universidad del policía, para seguir sometiéndolos?”, se cuestionó.

Por último, Karem Ivette dijo sentirse tranquila debido a que ha estado recibiendo el acompañamiento de la Dra. Tere Guerra, secretaria de las mujeres en Sinaloa; sin embargo, lamenta que hasta el día de hoy la alcaldesa de Navolato Margoth Urrea no ha querido recibirla para exponerle su caso.

LEE MÁS: Sumaremos esfuerzos institucionales para parar violencia contra mujeres: diputadas

“Son situaciones que nos dejan a nosotros en un grado de indefensión porque tenemos que desconfiar hasta de nuestros compañeros. Yo no hice una guerra en contra de mis compañeros, yo solamente estoy defendiendo mis derechos”, puntualizó.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo