Migración

Migración a la inversa: cada vez más gente de EU viene a México a rentar o comprar

Entre los factores para que los alquileres alcancen precios astronómicos en México, destaca la escasez de vivienda y de espacios vacantes para renta, además de la incesante demanda

CIUDAD DE MÉXICO (SinEmbargo).-El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo este lunes en su conferencia matutin, que más estadounidenses vienen a la capital mexicana y se quedan a vivir.

“Hace años, cuando se preguntaba a un familiar cómo estaba la Ciudad de México, pues había la queja. Muchos no querían venir a la Ciudad de México. La realidad y la percepción era que había mucha violencia, muchos robos y ahora pues es una ciudad con menos robos, con menos violencia”, afirmó el mandatario, quien fue Jefe de Gobierno de la capital.

“Tan es así –agregó–, que se están viniendo a vivir y a trabajar estadounidenses. Ya hay hasta quejas de que por la llegada de muchos extranjeros, en especial estadounidenses, están subiendo los precios, las rentas de las casas, lo que cobran los restaurantes. Pero tiene que ver con la seguridad”.

Pero el fenómeno de la “migración a la inversa” no sólo se está viviendo en la capital mexicana y no es sólo por la seguridad. Los precios más bajos en México importan, y mucho.

LEER MÁS: Bajo la bota | México: la vieja historia de controlar la migración con militares

Desde hace años, San Miguel Allende se considera una especie de oasis en el violento Guanajuato; se volvió refugio de estadounidenses retirados con, claro, un aumento en los costos de rentas y de viviendas para los locales, pero con precios bastante más baratos que en Estados Unidos.

Otras ciudades y pueblos, sobre todo destinos de playa como Mazatlán o Los Cabos, acogen desde hace algunos años cada vez más a extranjeros que rentan o compran propiedades. Y ese fenómeno se enfatizó en la pandemia.

Según las cifras oficiales, más de medio millón de estadounidenses llegaron a México en noviembre de 2020; de ellos, unos 50 mil entraron por el aeropuerto de Ciudad de México. Era menos de la mitad de los visitantes estadounidenses que visitaron el país en noviembre del año pasado –el turismo casi se detuvo–, pero un aumento de los escasos cuatro mil de abril, cuando gran parte de México estaba cerrado. Pero desde entonces, las cifras siguieron incrementando: entre junio y agosto de 2021, los visitantes estadounidenses aumentaron más del doble.

De acuerdo con el Censo de Población y Vivienda de 2020, en México se encuentran residenciados al menos 797 mil 243 personas nacidas en Estados Unidos. Casi la mitad vive en estados de la frontera norte, y el resto tiende a repartirse en grandes ciudades y playas.

LEER MÁS: Salir del país: del lujo al riesgo mortal

Pero se estima que muchísimos más van y vienen, y así ha sido su vida durante años: llegan en noviembre y regresan a Estados Unidos en mayo. Evitan el invierno allá, y aprovechan las ciudades cálidas de México. Y luego viven los veranos en sus ciudades estadounidenses.

Rentar o comprar en México

Hoy The New York Times cuenta cómo se está viviendo un proceso al revés. “Son conocidas las historias de migrantes que cruzan de México a Estados Unidos en busca de una vida mejor. Pero durante la última década, una migración inversa ha ido cobrando impulso silenciosamente: los estadounidenses, excluidos del mercado inmobiliario y frustrados con los altísimos costos de la atención médica, la electricidad y los bienes básicos, optan cada vez más por alquilar o comprar casas en México”.

La pandemia, dice el diario estadounidense, liberó a millones del viaje diario a una oficina física y promovió el Sentri, un pase que permite a los viajeros aprobados y de bajo riesgo una vía rápida a Estados Unidos en la frontera con México. Y esa tendencia se ha acelerado. Los precios al consumidor, incluido el alquiler, son un 62 por ciento más bajos en Tijuana que en San Diego.

En Tijuana se necesitan alrededor de 2 mil 500 dólares al mes para un nivel de vida que en San Diego costaría 6 mil 600.

LEER MÁS: Sinaloa, región donde turismo y agro no logran recuperación: Banxico

“Para los estadounidenses que viven en Tijuana pero ganan salarios estadounidenses, sus dólares pueden rendir mucho: las rentas mensuales en Tijuana varían mucho según el vecindario, pero la mayoría de los apartamentos cuestan entre 400 y mil dólares por mes”, dice The New York Times.

En San Diego, el precio medio de venta de una vivienda unifamiliar llegó aun millón de dólares en abril, aunque en junio se había enfriado ligeramente a 987 mil 225. Y un informe de febrero de la firma de bienes raíces de inteligencia artificial OJO labs, citado por el diario, declaró a la ciudad como el área metropolitana menos asequible de los Estados Unidos, sin pasar por San Francisco, en gran parte debido a un aumento del 14 por ciento en los precios medios de venta de viviendas respecto al año anterior.

Pero el aumento de los precios de la vivienda palidece en comparación con el aumento de los alquileres. En junio, el alquiler de una casa de una habitación (2 mil 901 dólares, según rent.com) era un 19 por ciento más alto que hace un año. Los apartamentos de dos habitaciones tenían un promedio de 3 mil 772 dólares. A nivel nacional, el promedio para un apartamento de dos habitaciones es de 2 mil 047 dólares”, agrega el diario.

Maricarmen Castellanos, fundadora y directora de Probien, una firma de bienes raíces de lujo con sede en Tijuana, le dijo al Times que los alquileres en Tijuana se han duplicado durante la última década y el precio de la tierra se ha triplicado. Ella estima que los estadounidenses constituyen menos de uno de cada 10 de sus clientes. “Pero mientras recibe muchas consultas de estadounidenses sobre la compra de casas de vacaciones en las comunidades costeras de Ensenada y Rosarito, al sur de Tijuana, la gran mayoría de sus clientes estadounidenses buscan alquilar, no comprar”, agrega el diario.

LEER MÁS: Si ya no hay viviendas de interés social ¿Qué pueden hacer las clases media y baja para comprar casa?

Durante la última década, un auge en los condominios de lujo ha llenado el horizonte de Tijuana con nuevas torres residenciales, con unidades con un precio de hasta 1.5 millones de dólares cada una. Muchos de los compradores de estas nuevas casas de lujo, dijo, son mexicanos que trabajan en San Diego. Otros son inversionistas de todo México, así como médicos locales que se han beneficiado de la floreciente industria del turismo médico de la ciudad”, sostiene el diario.

****

Este contenido fue publicado originalmente por SinEmbargo. Puedes leerlo aquí.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo