Consumo

Día internacional de la Cerveza: ¿Qué beneficios aporta su consumo?

El consumo moderado de cerveza favorece el combate de la osteoporosis y reduce la posibilidad afecciones arteriales

La cerveza, una de las bebidas de mayor consumo en el mundo, solo después del agua y el té, celebra hoy primer viernes de agosto su día internacional, pero sabes qué beneficios aporta su consumo moderado a la salud. Aquí te lo decimos.

Antes, es importante destacar que el origen del Día Internacional de la Cerveza se remonta a 2007, en un bar de California, donde un grupo de amigos se reunió y estableció el primer viernes de agosto como la fecha para celebrar a esta bebida.

Actualmente más de 50 países celebran el Día Internacional de la Cerveza, incluido México, donde el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) detalla que esta celebración tiene como objeticos fomentar la reunión entre los amigos para disfrutar de esta bebida, celebrar a quienes se dedican a la elaboración de cerveza y recordar a las distintas marcas.

¿Pero qué beneficios aporta su consumo a la salud?

De entrada, habría que precisar que la cerveza, por sus ingredientes naturales, contiene nutrientes como la vitamina B, un pequeño porcentaje de carbohidratos, además de minerales como el calcio, fibra y antioxidantes.

Entre los beneficios que su consumo moderado proporciona destacan los siguientes:

  • Huesos más sanos debido que la cerveza contiene silicio que aumenta la densidad ósea.
  • Evita la oxidación de las células y puede ayudar a prevenir enfermedades arteriales (infarto).
  • Aumenta la cantidad de colesterol bueno.
  • Ayuda a conciliar el sueño.

Más hallazgos sobre los beneficios

De acuerdo con una investigación realizada por el Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, los beneficios para la salud del consumo moderado de cerveza se basan en la presencia de antioxidantes (polifernoles) que reducen la presencia de radicales libres en el organismo, y de fitoestrógenos, que son elementos biosimilares a los estrógenos naturales.

En este estudio, se define a la cerveza como “una bebida natural con bajo contenido en calorías, bajo grado de alcohol, sin grasas ni azúcares y con una cantidad importante de hidratos de carbono, vitaminas y proteínas”.

Entre los hallazgos de la investigación, establecen que:

“en las mujeres gestantes, la cerveza, obviamente sin alcohol, presenta elementos en su composición que la diferencian de otras bebidas fermentadas como es el ácido fólico, vitamina necesaria para prevenir los defectos del tubo neural en el nacimiento o para regular la homocisteína”.

Respecto a la lactancia, la investigación concluye que “la suplementación con cerveza sin alcohol, merced a sus polifenoles, aumenta la actividad antioxidante en la leche materna y, por tanto, reduce el estrés oxidativo del neonato tras el nacimiento”.

Mientras que, en la menopausia, la cerveza -sin alcohol- es de especial relevancia por sus propiedades antioxidantes, de aporte de vitaminas y nutrientes, por su contenido en fibra y la repercusión de la ingesta de fibra en la salud, así como por su contenido en fitoestrógenos, altamente beneficiosos en la prevención de patologías derivadas del descenso de estrógenos propio de esta etapa de la vida.

Y precisa que “la osteoporosis, asimismo, es eficazmente combatida por la cerveza”. Incluso la ingesta de cerveza favorece una mayor masa ósea en las mujeres, independientemente de su estado gonadal.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo