Gobierno

El PAS plantó infiltrados en Morena y el gobierno de Sinaloa

Los acarreos en la elección interna del Consejo Nacional de Morena fue con acarreos hechos por el PAS coordinados por el exdirector de COEPRIS

Luis Alonso García Corrales, titular de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios en Sinaloa (COEPRISS), saldría del gobierno del Estado, luego de haber traicionado a la administración de Rubén Rocha Moya.

La decisión se dio luego de la elección de consejeros nacionales de Morena, pues se encontró que el Partido Sinaloense (PAS) infiltró militantes con acarreos en el proceso interno del partido.

“Le voy a poner nombre, es el PAS, armó una estrategia específica, metió una bina en cada distrito, un hombre y una mujer, se fue a adoctrinar a sus militantes, hizo que se metieran al registro, pero no solo a eso, a llevarlos a la votación y con control estricto”, indicó el gobernador en conferencia de prensa.

LEE MÁS: Compromisos con dirigencia nacional de Morena continúan, manifiesta Corrales Burgueño

“Eso se llama acarreo y ¿saben qué? les salió la estrategia, tienen a un hombre y una mujer en cada distrito. Es muy probable que haya ido con Adán Augusto que tiene 14 consejeros. Ese fue el mayor acarreo probado”.

Además de García Corrales, hay más funcionarios que serán analizados, pues son militantes del Partido Sinaloense y forman parte de una estructura política a la que el gobernador dijo no tener confianza.

“Tengo miedo que me hagan un cuatro”, señaló el mandatario, tras señalar que entre los funcionarios que se analizarán están verificadores de COEPRIS y la secretaria de Turismo, María del Rosario Torres Noriega.

El PAS hizo acarreo e infiltró el Consejo Nacional de Morena

La función de García Corrales en el PAS es la de tener la estadística estatal de militantes, la cual se usó en favor de la campaña de Rubén Rocha Moya, pero ahora la usó para hacer que fueran electas 14 militantes pasistas que virtualmente son consejeros nacionales de Morena.

“El propio líder probado del PAS dijo que no han renunciado a su militancia y se está impugnando (el proceso)”, señaló Rocha Moya.

La información que tenía el ex titular de COEPRIS sirvió, según Rocha Moya, para conocer de qué manera se podía infiltrar a militantes dentro de la elección de consejeros, con la intención de que se incluyera un hombre y una mujer en cada uno de los distritos.

Esa acción, prosiguió, fue para preparar el camino hacia el proceso interno de Morena a 2024 y así ofrecer desde el PAS una estructura electoral y al mismo tiempo buscar una senaduría en favor de algún miembro pasista.

“Ahí está el acarreo, además de mala leche porque se programó. Es más, tengo miembros de mi gobierno que fueron clave para eso”, señaló.

“Para hacer acarreo se necesita dinero”, enfatizó el mandatario, asegurando que desde su gobierno no hubo un desvío, pero sospecha de patrocinadores que actualmente son proveedores de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS).

“Yo confío en el rector Jesús Madueña, pero sabemos que hay una Universidad partido”.

No se rompe amistad con Héctor Melesio Cuén, líder del PAS

El Partido Sinaloense fue una organización aliada para que Rubén Rocha Moya llegara a la gubernatura en 2021, pero la acción de infiltrar militantes pasistas fue “de mala leche”.

El gobernador de Sinaloa aseguró que esas acciones se tienen en cuenta para poder tomar decisiones futuras, pues ninguna de esas personas infiltradas en el Consejo Nacional de Morena podrá definir quiénes serán candidatos estatales a algún puesto de elección popular.

Rocha Moya afirmó que la alianza política con el PAS se hizo para el camino a la gubernatura y que personalmente no tiene algún problema con el líder de ese partido, Héctor Melesio Cuén Ojeda.

LEE MÁS: “El término acarreos lo practicó el PRI”: Feliciano Castro

“La amistad yo la mantengo, no política. Cómo me di cuenta, porque a mí me comentaron los compañeros previo a (la elección)”

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo