Política

“Ya no es aliado”, reafirma Rocha al PAS; le echa en cara diputaciones y alcaldías

El gobernador de Sinaloa asegura que el Partido Sinaloense ganó ocho diputaciones y cinco alcaldías que nunca habría podido ganar solo

El Partido Sinaloense (PAS) “ya no es aliado” de su gobierno, reafirmó el gobernador Rubén Rocha Moya en medio del nuevo pleito que trae con el exsecretario de Salud, Héctor Melesio Cuén Ojeda, por la “intromisión” de este último en la elección interna de delegados morenistas.

De gira por Angostura, en donde este miércoles acompañó al alcalde Miguel Ángel Angulo en la presentación de Plan Municipal de Desarrollo, Rocha Moya recordó que el PAS fue aliado en las elecciones, pero ya no lo es más.

Incluso recordó que este partido, liderado moralmente por Cuén Ojeda, ganó ocho diputaciones y cinco alcaldías, las cuales nunca hubiera podido ganar solo.

LEER MÁS: Rocha Moya hace limpia de pasistas en su gabinete

“Ya no es aliado, fue aliado en las elecciones. Y sabes cuanto ganó de aliado con nosotros, ocho diputaciones y cinco presidencias municipales, nunca en su vida las habrían podido haber ganado solos, todos salieron porque se eligieron por Morena”, refirió el gobernador.

“Al PAS le fue muy bien, no tenemos ningún compromiso”, añadió Rocha.

Vendrán más cambios: Rocha

Sobre la posibilidad de más cambios en su gabinete, el mandatario estatal advirtió que hará los que sean necesarios:

“cuando menos piensas, ahí viene otro cambio, no se asusten por eso… estamos viviendo nuevos tiempos”.

Sobre la inclusión de panistas a su gobierno solo respondió que es una facultad del Ejecutivo, pero aseguró que no tiene acuerdo con el PAN ni con el PRI ni con nadie, pero que en lo personal quien desee trabajar con él y tenga manera, (él) lo hace.

LEER MÁS: El PAS “respeta” la separación de funcionarios, pero rechaza intromisión en Morena

Incluso aclaró que a nadie que se incorpora a su gabinete le pide que renuncie a su militancia partidista, que el problema que se suscitó con el PAS es que “ellos hicieron un ejercicio indebido de su puesto en el gobierno”.

De los cambios hechos hasta ahora, entre los que destacan las bajas de varios pasistas, Rocha afirmá que lejos de entorpecer su gobierno, han mejorado el funcionamiento.

Cuestionado sobre si pidió a la secretaria de Turismo, Rosario Torres Noriega, que renunciara al PAS, el mandatario dijo que no, que ella tenía opciones: “trabajar con lealtad para este gobierno o… ella tomó una decisión que la hizo pública. Yo no he presionado a nadie.”

Aseguró también que él no ha ordenado a ningún presidente municipal que despida a funcionarios emanados del PAS, ni al de Culiacán (Juan de Dios Gámez Mendívil) ni a nadie.

La limpia de pasista en Gobierno

Tan solo esta semana, el gobernador ordenó el cese del ahora extitular de Coepriss, Luis Alfonso García Corrales, a quien acusó de operar en favor del PAS desde su posición como funcionario. En su lugar llegó Randy G. Ross.

También fueron dados de baja Rafael Mendoza Zatarain, en la subsecretaría de Planeación, Inversión y Desarrollo Turístico, encargo que Rocha Moya otorgó al exalcalde priista Fernando Pucheta Sánchez.

LEER MÁS: Enésimo episodio del pleito Rocha-Cuén. ¿Y la estabilidad de Sinaloa qué?

Wascar Torres fue el tercer sacrificado esta semana, él dejó la dirección de Turismo en la zona centro, y en su lugar llegó el exalcalde y exdiputado local panista, Adolfo Rojo Montoya, “El Popo Rojo”.

El gobernador advirtió que podría haber más cambios, por lo que pidió no espantarse.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo