Tema de hoy

El sueño de tener casa y la pesadilla por obtenerla: jóvenes sin futuro son el futuro de México

Los gobernantes deben superar esa ceguera, sordera y mudez en que viven para abrir oportunidades de acceso a la vivienda a las nuevas generaciones

A partir del 10 de agosto, ESPEJO Revista Digital inició las entregas a sus lectores de la investigación realizada por los periodistas Alexandra Figueroa y Marcos Vizcarra que profundiza en lo difícil que resulta para los jóvenes, en lo personal o familiar, acceder a una vivienda digna en Culiacán al influir factores como encarecimiento, especulación, delincuencia adinerada y falta de políticas públicas para atender el problema. Se parte de la lógica de que si los gobiernos ignoran esta circunstancia vital para el porvenir de las nuevas generaciones entonces lo que están impulsando son futuros fallidos.

Con la secuencia de los contenidos ¿Por qué en Culiacán es casi imposible comprar una casa?, Somos la generación que quizás no tendrá vivienda propia y de calidad, Dime cuánto ganas y te diré qué casa puedes comprar, y Estas son las desarrolladoras de vivienda en Culiacán con más denuncias en la Profeco, así como la información de seguimiento a los temas, pretendemos colocar este asunto de enorme prioridad en las narices de los servidores públicos, y de ser posible meterlo también en el centro de la conciencia social.

Por esa razón el tema fue inducido en la conferencia de prensa semanera del gobernador Rubén Rocha Moya, el lunes 15 de agosto, logrando que el mandatario reconociera que el precio de las viviendas se salió de control en Culiacán e hiciera el compromiso de revisar dicho fenómeno. Por supuesto que seguiremos insistiendo en que el periodismo espolee a autoridades e instituciones que tienen a su cargo las soluciones.

LEER MÁS: ¿Por qué en Culiacán es casi imposible comprar una casa?

La investigación publicada contiene todo el rigor de la indagación periodística y tomó meses acopiar los elementos que sustentan la desventajosa circunstancia de jóvenes o familias en fase incipiente para quienes el hecho de tener o no una casa es cuestión que define destino y estabilidad.

Es injusto que se les coloque indefensos, económica y socialmente, frente al monstruo inmobiliario de intermediarios, delincuencia organizada que contribuye al juego especulativo, corrupción y lavado de dinero.

LEER MÁS: Dime cuánto ganas y te diré qué casa puedes comprar

Qué injusto es que los gobernantes finjan ceguera, sordera y mudez en lo que respecta a estrategias que les abran a las generaciones emergentes el abanico de posibilidades de vivienda accesible y en buenas condiciones. El discurso de bienestar para todos cae estrepitosamente al ser más simulación que intenciones serias la perorata que dice que los jóvenes son el futuro de México y al mismo tiempo los políticos en el poder actúan para arruinárselo. Y por si acaso alguien aún duda de esa contraposición demagogia-realidad, que lea completo el trabajo periodístico sobre el tema.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo