Política

“¿Dónde está el rector?”, preguntó Rocha Moya al regresar a la UAS

Como una señal de enfriamiento en el conflicto mediático promovido por el gobernador ante su hipótesis de una colusión UAS/PAS, Rocha Moya y Madueña Molina se ofrecen respeto y reconocimiento mutuos

“¿Dónde está el rector?”, se preguntó el gobernador a su llegada al evento de inicio del ciclo escolar 2022-2023 de la Universidad Autónoma de Sinaloa.

Unos metros atrás, a la entrada al Auditorio de la Autonomía Universitaria, Jesús Madueña Molina alcanzó a Rubén Rocha Moya, se saludaron y, con una sonrisa sellaron pacto de civilidad política.

La pregunta en la agenda era obvia: el conflicto mediático promovido por el gobernador en forma de la hipótesis de que el Partido Sinaloense violaba la autonomía universitaria al utilizar recursos de la UAS.  

LEE MÁS: “No habrá iniciativa mía”: Rocha Moya sobre una reforma a la UAS

Ante los cuestionamientos de la prensa al respecto, Rocha Moya bajó la intensidad y pasión de sus declaraciones en comparación a las de días anteriores para negar que existieran, por este tema, asperezas entre él y Madueña Molina.

Por su parte, el rector se negó a opinar sobre la polémica, limitándose a señalar que él está muy contento con cómo funciona la Universidad en el presente.

Camino a la mesa del presidio se les unió el alcalde Juan de Dios Gámez Mendívil y, acomodados para la foto se encaminaron al auditorio, donde dio inicio el acto académico.

El evento, la inauguración del ciclo escolar 2022-2023, requirió de todos los detalles protocolarios: orquesta de cámara, banda de guerra, la proyección de un vídeo institucional e incluso la interpretación del himno nacional de la voz de un tenor.

“La universidad no nació ayer”, destacó de manera emotiva dicho video.

Mientras tanto, el auditorio a rebosar y, desde asientos, gradas o de pie, los presentes se mantenían atentos a las pantallas que destacaban los logros universitarios.

El mensaje de bienvenida lo dio Madueña Molina, quién saludó y elogió a los administradores públicos presentes.

Con buen ritmo y oratoria, empezó recordando como en el 2021 fue aprobada la Ley de Educación Superior, la cual garantiza la universalidad en el acceso a la educación superior a los mexicanos y fue impulsada por el entonces senador Rubén Rocha Moya. Desde entonces, son ya dos ciclos escolares en los que la UAS acepta al 100% de sus aspirantes, siendo la primera institución de educación superior a nivel nacional en hacerlo.

“Un dato para presumir señor gobernador”, refirió para asegurar que, por sus indicadores, la UAS es una de las mejores universidades del País.

Al referirse al gobernador, Madueña Molina agradeció su presencia y muestras de solidaridad y respeto a la autonomía universitaria.

“Usted ha seguido apoyando… nosotros seguiremos trabajando para que usted pueda presumir indicadores y una institución estable”, refirió a Rocha Moya.

Al finalizar su discurso, Madueña recibió chiflidos de apoyo, porras y hasta aplausos de pie.

Tocó después el turno a la directora de la escuela de enfermería en Mazatlán; luego al estudiante de biología y consejero universitario, Jorge Acosta Pérez. Mientras estos daban sus discursos, tanto rector como gobernador permanecieron pensativos, por momentos mirando al horizonte. Tras 40 minutos, el último en tomar la palabra fue el primer mandatario sinaloense.

Su participación se puede resumir en el elogio y respeto brindado a la UAS, el agradecimiento a los estudiantes que apoyaron durante los días más duros de la pandemia de Coronavirus, el reconocimiento de la casa de estudios como patrimonio de los sinaloenses, y el llamado a que, a pesar de no estar completamente de acuerdo, puedan Gobierno de Sinaloa y Universidad, seguir caminando por el mismo camino en beneficio de los sinaloenses.

La UAS es, dijo, un incalculable patrimonio de los Sinaloenses. “Lo que más importa es que cumpla como cumple con su objetivo de formadora de la juventud”.

Pero el gobernador también hizo referencia lo que ha venido diciendo desde hace poco más de 4 años, cuando durante las campañas al Senado solicitó al entonces candidato a presidente López Obrador desterrar el cacicazgo político que ahoga, presiona y humilla a los universitarios. Solo que esta vez lo hizo enfocándose en los problemas financieros que ha mostrado la universidad durante los últimos años y en la facultad de los mismos universitarios de impulsar cambios al interior de la institución.

Queremos una institución con estabilidad financiera y solidez institucional para asegurar la funcionalidad de la gestión educativa (…) Quienes hacemos uso de los recursos públicos debemos hacerlo en condiciones de efectividad y transparencia”, fustigó.

En el artículo segundo de la recientemente aprobada Ley General de Educación Superior, enfatizó, “se establece que las aspiraciones y los problemas de la universidad lo resuelven los universitarios y los gobiernos solo debemos apoyar“.

“Incluso para el efecto de realizar legislación, tiene que ser la universidad la que determine si quiero no quiere” declaró un día después que, desde la tribuna del Congreso del Estado, el morenista Pedro Villegas Lobo, invitara a la comunidad universitaria a tomar el conflicto político como una oportunidad para impulsar cambios en la mayor universidad pública de Sinaloa.

LEE MÁS: “Aprovechen la oportunidad”, el mensaje de Pedro Lobo a los ‘disidentes’ de la UAS

“Vivimos una época de cambios vertiginosos y complejos”, advirtió por último el gobernador. Madueña Molina escuchó atentamente.

Una vez finalizado el evento, Rocha se desentiende aun más del tema que él mismo impulsó y del que ahora acusa a la prensa de “amarrar navajas”.

“Usted hace referencia sobre la necesidad de cambios al interior de la UAS, pero el rector señala que el está muy contento con cómo funciona actualmente la universidad. ¿Lo llamaría a que se abra al diálogo en este tema?”, se le cuestiona.

“Sí, eso es al interior. Eso tienen que resolverlo ellos”, puntualizó.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo