Educación

“No es momento para obras sin sentido”, Mexicanos Primero exige un presupuesto que resuelva la crisis educativa

En cuatro años, esta administración ha dejado de invertir más de 34 mil millones de pesos en educación en comparación con el sexenio anterior

Resolver el rezago de aprendizaje, evitar el abandono escolar, operar programas de educación socioemocional y convivencia escolar, así como, invertir en infraestructura, son los retos educativos que urge que la Secretaría de Educación Pública tome como prioridad y atienda en este ciclo escolar 2022-2023, manifestó la organización Mexicanos Primero.

Ante esto, Fernando Ruiz, director de investigación en la organización, dijo que es necesario que las y los diputados aprueben un presupuesto educativo para 2023 que responda a las necesidades reales de las y los estudiantes.

Pues, agregó que, en los cuatro años de esta administración se han dejado de invertir más de 34 mil millones de pesos en educación, que en el sexenio anterior, lo cual explica porque hay escuelas en mal estado y porque se les ha reducido la provisión de bienes y servicios.

LEER MÁS: Avisos tardíos de suspensión de clases, señales de alarma en SEPyC y Protección Civil

“En lugar de incrementar el presupuesto, lo redujeron, en ese lapso, la proporción de gasto programable designado a la educación básica pasó de 11.1% a 9.7% (del 2007 al 2022). ¿Qué esperamos ver en el presupuesto de egresos de la federación que se va a presentar? Más recursos para atender la emergencia educativa, más programas y menos rollo”, dijo.

Fernando Ruiz destacó que el Presupuesto de 2021 y 2022 descuidó la seguridad sanitaria en las escuelas y son las madres, padres de familia y personal docente quienes han tenido que utilizar recursos propios para que las escuelas cuenten con insumos básicos de higiene.

Explicó es necesario gastar más y mejor en los programas que ya se han probado en materia de formación docente, acompañamiento para la recuperación de aprendizajes, horario extendido y alimentación, atención socioemocional e implementación curricular.

Por otra parte, Laura Ramírez, directora de activación de agentes en la organización, exhortó a las y los diputados federales a no jugar un papel de subordinados del Ejecutivo durante la discusión del presupuesto 2023, sino de defensores de los derechos de niñas, niños y adolescentes en la votación de partidas presupuestales, pues este ciclo escolar inicia con:

  • 24.5 millones de niñas, niños y jóvenes, muchos de ellos en situación de rezago de aprendizaje, esto significa que muchas de ellas y de ellos no comprenden lo que leen, ni siquiera textos cortos, y algunos no pueden realizar operaciones matemáticas básicas
  • 1.3 millones de niñas, niños y jóvenes están fuera de la escuela
  • Además, dijo, es imposible garantizar el aprendizaje cuando las niñas, niños y jóvenes están tristes y temerosos, cuando han vivido duelos y situaciones de violencia que la pandemia agudizó y aunque no es la escuela la que tiene que resolver estos temas pero sí es un espacio fundamental para acompañar a niñas, niños y jóvenes.

LEER MÁS: La SEP debe dejar de ser un trampolín para políticos, exige Mexicanos Primero

La pandemia, mencionó, fue un evento que escapó del control de las autoridades, pero las decisiones que se han tomado y que se deben de tomar sí dependen de la voluntad política.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo