Educación

Escuela de Tiempo Completo: el presidente las desbarató; la justicia las restauró

AMLO está obligado a atender el mandato de la justicia y dejar de lado la costumbre de descalificar al Poder Judicial cada vez que los jueces pretenden encarrilarlo

Es un hecho que las ocurrencias del presidente Andrés Manuel López Obrador que atentan contra los derechos humanos, en este caso la garantía de educación de calidad, solamente pueden ser combatidas por el Poder Judicial como máximo órgano cuya tarea es el restablecimiento del orden constitucional, que determinó que el programa Escuela de Tiempo Completo debe ser restaurado en México.

Se le dijo hasta la saciedad al jefe del Ejecutivo federal que al anular dicho instrumento en favor de la enseñanza de calidad atentaba contra millones de niños que reciben educación básica y el acceso de éstos a mejores resultados lectivos, sobre todo en la etapa de sostenida pandemia de Covid-19 que pone al borde del colapso los niveles de aprendizaje que durante la crisis sanitaria retrocedieron al menos dos grados escolares.

Sin embargo, López Obrador procedió a ofrecer a cambio un “placebo educativo” mediante la política pública denominada La Escuela es Nuestra, circunstancia que la Jueza Tercera de Distrito en Materia Administrativa, con sede en la Ciudad de México, decidió que no satisface los objetivos que tenía la Escuela de Tiempo Completo, e insta al Gobierno Federal, Cámara de Diputados, Secretaría de Educación Pública, Secretaría de Hacienda y Crédito Público y demás autoridades a acatar este resolutivo.

LEER MÁS: ​Ordena Jueza federal reestablecer Escuelas de Tiempo Completo en 2022

Con la educación, que es el mejor aporte del Estado para el desarrollo intelectual y factor regulador de las desigualdades sociales, no deben meterse los políticos que siempre traen consigo las tentaciones por ajustar a la escuela a sus delirios ideológicos. Aparte de que la eliminación de las ETC afectó a padres de familias y maestros, ahora se instrumenta un nuevo plan de estudios con más dudas que certezas en cuanto a las aportaciones al aprendizaje de vanguardia.

El presidente está obligado a atender el mandato de la justicia y dejar de lado la costumbre de descalificar al Poder Judicial cada vez que los jueces pretenden encarrilarlo en el respeto a la Carta Magna, al considerarse depositario de todos los poderes y borrar la separación entre éstos.

LEER MÁS: Extinción de escuelas de tiempo completo viola derechos de niñas, niños y adolescentes: Mexicanos Primero

Si en realidad estamos en el régimen autodenominado Cuarta Transformación, entonces habrá que fortalecer la educación como la herramienta de transformación más poderosa que existe.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo