Uncategorized

Damnificados: “Nos duele que este proceso no genere un precedente”

A cinco años del sismo del 19 de septiembre del 2017 y a 37 años del sismo de 1985 la organización Damnificados Unidos evidencia los pendientes del Estado con quienes fueron afectados por los terremotos y las deudas para evitar posibles desastres a futuro

Texto y fotos: María Ruiz

Cinco años se cumplen del sismo del 2017 en el que 369 personas fallecieron. En el mismo día pero 37 años antes un sismo marcó profundamente la historia de la capital mexicana con pérdida y derrumbe.

A pesar de ambas experiencias y de los aprendizajes de la sociedad civil el camino del Estado para garantizar seguridad a los ciudadanos sigue incompleto. Para Francia Gutiérrez de Damnificados Unidos los pendientes son varios, empezando por la falta de precedentes que garanticen la no repetición:

“Lo que más nos duele como damnificados: que este proceso que pasamos no genere un precedente para futuras desgracias. En el 209 en una comparecencia del entonces comisionado de reconstrucción Cesar Cravioto ante la asamblea legislativa, dijo que la ley de reconstrucción sólo era aplicable para los damnificados que habían surgido en 207. Imagínate que se presenta otra emergencia y que se vuelvan a poner a redactar a ver qué le conviene al sector de la construcción, al cartel inmobiliario… Cuando esto tendría que haber generado una garantía para quien pase por esta desgracia” denuncia  Francia Gutiérrez.

LEE MÁS: Septiembre 19: nunca más un gobierno inmovilizado e insensible en situaciones de desastres

Para la habitante del Multifamiliar Tlalpan, uno de los puntos de derrumbe, la no repetición tiene que ver con una serie de actividades que van más allá de un simulacro anual como arbitrajes suficientes para sancionar a DRO’s. Una idea que comparte es que cuando se renta un departamento las personas interesadas pudieran tener un acceso a un dictamen estructural del lugar en el que va a vivir.

No sólo tener buenas evacuaciones de lugares que muy probablemente colapsen sino prevenir. Ahí es donde puede incidir más el Estado no solo haciendo simulacros porque desde el 85 para acá hubo simulacros y eso no garantizó que no hubieran las desgracias tantos años después” denuncia.

Motociclista para su trayecto para leer la manta que familiares de las personas fallecidas en Álvaro Obregón 286 colocaron en su memoria

¿Cómo garantizar la seguridad en futuros sismos?

Primero esperamos que nadie vuelva a pasar por un proceso tan desgastante cómo lo hemos pasado y cómo todavía lo estamos pasando miles de familias que no han regresado a sus casas, de pelear por un dictamen una vez que tu edificio está dañado, saber en qué estado está, si es rehabilitable o si es para reconstrucción, de contar con los recursos públicos, de contar con la garantía de que las empresas no van a detener la obra por chantajes y de contar con que la ejecución de las obras va a generar el objetivo de lugares seguros y de calidad” responde Francia Gutiérrez a la pregunta de cómo garantizar seguridad durante futuros sismos. 

Otro aspecto importante es la calidad del suelo. Le  preocupa que a pesar del mapeo de grietas no haya una intervención integral de las fallas. Además estas grietas aumentan con el desgaste de extracción de aguas del subsuelo. Actualmente la zona más afectada de la ciudad es al oriente.

Un obstáculo más que mencionar es la ausencia de protocolo posterior al derrumbe de un edificio:

“Nosotros como vecinos vimos un trato muy indigno el que le dan a la que fue tu casa, camiones de volteo están llevando lo que era tu vida y tu identidad. A nuestro edificio lo demolieron hasta febrero del 2018, todo ese tiempo estuvimos expuestos a nuestro edificio en ruinas sin poder tener acceso a lo poco que podíamos recuperar de él. Es un duelo, una parte de tu identidad es la que desaparece de un momento a otro y es exponerte a una especie de cadáver que tienes que ir reconociendo poco a poco. Nosotros en su momento nos despedimos del edificio, con misa, con incluso mariachi para que hubiera ese abrazo simbólico entre la comunidad de vecinos pero también con lo que albergó tu patrimonio, tu pertenencia, tus experiencias” recuerda. 

Inmueble detenido, la empresa argumenta no contar con presupuesto para poder reconstruir

La reconstrucción y los datos confusos 

Damnificados unidos denuncia que en el Portal para la Reconstrucción encontraron datos confusos. En su apartado “estadísticas” señala que había 22, 87 viviendas afectadas por el sismo, de éstas doce mil 773 se concluyeron y entregaron, según datos de este portal gubernamental. 

Un señalamiento importante sobre esto es que los datos en esta página ya no se miden por inmuebles sino por viviendas, lo que complica generar una comparativa de datos. Pensando en este cambio si se hablara de viviendas el avance de la ciudad sería de 57.57 %, no del 77 por ciento como lo declaró la Comisionada para la reconstrucción Jabnely Maldonado.

Francia Gutiérrez denuncia que no hubo atención para las familias de las víctimas en el Multifamiliar Tlalpan donde fallecieron 9 personas. Incluso hay una queja en la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México:

“Tampoco ha habido sanciones para las empresas responsables y el cartel inmobiliario no sólo está ubicado en la delegación Benito Juárez. Desde que pasó el sismo muchos responsables fueron los Directores de Obra por colapsos, pero las ejecuciones de reconstrucción… en 2019 estuvimos denunciando sobrecostos, se generaron expedientes de denuncias, la contraloría interpuso en el tribunal administrativo y hasta el momento no ha habido ninguna resolución de esos juicios, ni ninguna sanción” recuerda”

También habla de los sobrecostos:

“Este edificio (el del multifamiliar Tlalpan) terminó costando 37 millones de pesos para cuarenta departamentos, es una obra que resultó cara, se expresó en sobrecostos en acabados y en las instalaciones. Lo recibimos en febrero del 2020 y hace unos meses empezamos a cambiar toda la instalación hidráulica de las bombas y tuberías porque la dejaron con mala ejecución y las bombas eran de reuso, nos dimos cuenta que estaban reensambladas porque traían dos marcas diferentes. Las empresas que aparentemente se tocaron el corazón el 9s para solidarizarse, no lo hicieron el resto del tiempo porque están lucrando con la desgracia a estos tiempos después del sismo” cuenta.

Un ejercicio que propone  Francia Gutiérrez es contrastar el mapa colaborativo que se hizo en 2017 donde se reportaban los daños en edificios y los colapsos y compararlo con el ahora:

LEER MÁS: SSN: en 2017 se registraron más de 26 mil sismos en México

Traerlo a estos tiempos para revisar cuántos de esos predios ya están levantados porque ahora lo que encontramos son muchos tapiales, algunos con la lona de la comisión de reconstrucción ya roída y en otros casos ni siquiera esa lona tiene”, menciona.

Memorial en Álvaro Obregón 286

***

Este contenido fue publicado originalmente por Pie de Página. Puedes consultar el original aquí.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo