Seguridad

Entre presiones, el Senado analiza la permanencia del Ejército en las calles

Desde la Presidencia de la República llegan las presiones para que el Senado apruebe la militarización del país

Tras el deslinde de algunos priistas que aparecieron este miércoles como firmantes de un desplegado para presionar al senador Mario Zamora a votar en favor de la iniciativa de reforma constitucional que garantizaría la permanencia del Ejército en las calles del país hasta el 2028, las críticas para quienes antes rechazaban la militarización y hoy están a favor, o viceversa, no se han hecho esperar.

Las presiones desde la presidencia de la República que llegan a través de terceros, al tiempo que en el Senado se discute el dictamen, tiene la encomienda de cumplir un deseo presidencial: garantizar la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública.

El primero en meter presión fue el propio gobernador Rubén Rocha Moya, quien el martes exhortó desde su cuenta de Twitter a los senadores Imelda Castro, Raúl Elenes y Mario Zamora a “entender el interés nacional de brindar paz y seguridad al pueblo de México, en la votación de las reformas que consolidarán a la Guardia Nacional”.

LEER MÁS: Quirino Ordaz y priistas de Sinaloa se juegan todo con “Alito” y la militarización

Ese mismo día, pero más tarde se sumó el exgobernador y hoy Embajador de México en España, Quirino Ordaz Coppel, quien también en un tuit expresó: “espero que el Senador @MarioZamoraG apoye con su voto a favor el tema de la reforma constitucional para que la guardia nacional continúe apoyando a la gente, esta reforma es benéfica para el país”.

Incluso este miércoles se publicó un desplegado en la portada del periódico EL DEBATE, en el que varios priistas piden a Mario Zamora su voto en favor de la reforma constitucional, “a favor de la seguridad de las y los sinaloenses”.

El desplegado priista y los deslindes

En la publicación de este miércoles, en la que aparece como responsable la dirigente estatal del PRI y diputada local, Cinthia Valenzuela Langarica, citan textualmente: “Coincidimos que la solución no es militarizar al país; pero, tenemos que reconocer que los resultados en seguridad no son óptimos y la Guardia Nacional aún no está plenamente consolidada como una institución policial”.

Y añaden: “Hoy la Guardia Nacional no está plenamente capacitada ni en condiciones de asumir en corto tiempo la seguridad del país, por lo que ampliar el plazo de apoyo de las Fuerzas Armadas, dará oportunidad a fortalecer su capacidad, así como mejorar su presupuesto, programas y proyectos”.

LEER MÁS: Diputados aprueban reforma que deja a las Fuerzas Armadas en las calles hasta 2028

Sin embargo, a media mañana ya se habían deslindado el diputado Sergio Mario Arredondo y la exlegisladora Irma Moreno. Ambos desautorizaron su firma y su respaldo al desplegado y a la militarización del país.

En relación a la portada de hoy del diario @ELDEBATE, referente a un documento que incluye mi nombre, hago del conocimiento público que no he firmado, ni he autorizado se me incluya en el referido texto. Mi postura es en contra de la militarización de la vida pública de mi país”, tuiteó el diputado Arredondo.

Irma Moreno, por su parte, respondió lo siguiente: “En diferentes medios de comunicación se publica un desplegado del PRI en el cual se pide el voto a favor hoy en el Senado, manifiesto que nunca autoricé el uso de mi nombre en ese comunicado”.

También el exdirigente estatal del PRI, Jesús Valdés, dijo en declaración para Los Noticieristas que él no había firmado el desplegado, a pesara de estar su nombre incluido en el mismo, junto a los nombres de los legisladores locales Feliciano Valle, Ricardo Madrid, Concepción Zazueta, Gloria Himelda Féliz y Deisy Judith Ayala, además de los exdirigentes priistas Cenovio Ruiz Zazueta, Pablo Moreno Cota -padre de Irma Moreno-, Jesús Burgos Pinto y Carlos Gandarilla, además de Miguel Ángel López Miranda.

La militarización es un peligro: Ana Luz Ruelas

Para la analista Ana Luz Ruelas Monjardín, en este momento de presiones que bajan desde la Presidencia de la República hasta las gubernaturas y Cámara de Diputados para que cierren filas en torno a la reforma constitucional, debe ser aprovechado por legisladores del PRI y la oposición para demostrar entereza y sostenerse en que la militarización del país es un peligro para el futuro de la sociedad.

“Hay que pensar en términos más mundanos, por ejemplo, si yo soy detenida, sospechosa de equis falta o comisión de un delito y me detiene ya no lo que es la Guardia Nacional, sino una Guardia Nacional bajo el mando militar, será muy difícil que yo pueda defenderme y pueda aludir violación de derechos humanos, puesto que el mando militar no está preparado para atender este tipo de conflictos con civiles”, añadió Ruelas Monjardín.

La doctora en Derecho señaló que la estrategia del presidente de México es tener bajo su control a las Fuerzas Armadas del país por lo que se le pueda ofrecer, por que él necesita que cierren filas, que va más allá de su sexenio, incluso por si quisiera reelegirse.

“Se dice que él tiene consigo a las otras fuerzas delincuenciales que ejercen control en el país, ahora con la Milicia y la Guardia Nacional bajo la responsabilidad de los militares, va a tener los dos poderes, uno fáctico y uno formal de su parte, esto es sumamente peligroso”.

LEER MÁS: La presidenta del PAN criticó a Quirino Ordaz por dar instrucciones a los legisladores del PRI desde España

Lamentó que mucha gente está creyendo en eso que el presidente anuncia una y otra vez, y lo repiten como cantaleta los gobernadores, diputados y gente de Morena, de que solamente el Ejército es capaz de controlar la violencia que nos inunda, pero “no es tal, creo que es una estrategia política, de dominio total del país

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo