Negocios

Inflación disminuye a 8.76% en la primera mitad de septiembre

Los alimentos y bebidas no alcohólicas contribuyeron en 4 puntos a la inflación general de 8.76% y tuvieron una variación anual de 14.52%

DISEÑO: César Hernández

DISEÑO: César Hernández

Durante la primera quincena de septiembre, la inflación disminuyó ligeramente para ubicarse en 8.76 por ciento anual, la cifra más alta para una primera quincena desde diciembre del año 2000, aunque escasamente menor a la de la segunda quincena de agosto, cuando la inflación alcanzó un 8.77 por ciento, según información publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Pese a la pequeña desaceleración el dato fue ligeramente superior al consenso del mercado, que esperaba 8.72 por ciento.  Además, la brecha de la inflación sigue en los niveles de 2001, cuando el Banco de México (Banxico) adoptó un régimen de objetivos de inflación como marco para la conducción de su política monetaria.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) aumentó 0.41 por ciento respecto a la quincena anterior. Con este resultado, la inflación anual se estabilizó, pero la inflación subyacente volvió a subir, al ubicarse en 8.27 por ciento anual y suma 37 quincenas por arriba del límite superior objetivo del Banxico, mientras que a tasa quincenal creció 0.44 por ciento.

LEER MÁS: Inflación de agosto en 8.70%, la más alta en 22 años

En tanto a la inflación quincenal no subyacente fue de 0.32 por ciento, de modo que la tasa anual disminuyó de 10.70 por ciento a 10.22 por ciento, reducción que principalmente se deriva de la caída de los precios de Energéticos.

De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), la inflación en la canasta de consumo ha sido mayor para los hogares de menores ingresos desde hace un año, agosto de 2021. Desde entonces, no solo se ha observado un incremento en las tasas de inflación, sino que también se ha ampliado la brecha entre el incremento en costos para hogares de bajos y altos ingresos.

Explicó que la composición de las canastas de consumo de los hogares mexicanos resulta en una disparidad en las presiones inflacionarias que enfrentan, ya que la canasta de consumo de hogares con bajo nivel de ingresos (decil 1) se concentra más en bienes de consumo básico como alimentos y bebidas, que enfrentan incrementos pronunciados en precios, es decir, dedican 7.2 por ciento de su gasto a verduras, legumbres y semillas, productos con inflación anual de 13.1 por ciento en abril 2022.

Un amplio número de bancos centrales continúa incrementando sus tasas de referencia. En algunos casos lo hicieron en mayor magnitud a lo previsto. En tanto a la Reserva Federal de México, en su decisión más reciente concluyó aumentar de nueva cuenta el rango objetivo para la tasa de fondos federales en 75 puntos base y anticipó futuros incrementos.

El subgobernador del Banxico, Jonathan Heath pronosticó que al noveno mes del 2022 se llegaría al pico máximo de la Inflación de modo que para el último trimestre del año ésta comenzará a bajar marginalmente para cerrar el año en curso con una cifra de 7.26 por ciento, y en diciembre de 2023 llegar al 3.21 por ciento.

“No vamos a resolver el problema de la inflación en México simplemente con la política monetaria, lo que estamos tratando de hacer ahorita en el corto plazo es acotar el problema, mantenerlo y que no nos explote. Lo que realmente va resolver el problema es resolver el origen de la inflación, que fue un problema global”, explicó.

LEER MÁS: La inflación, como un cohete; los mercados se alarman y caen en cadena

Durante su participación en el primer congreso AMAI dijo que la trayectoria de la inflación está llena de riesgos, de muchos supuestos como es el caso de los precios internacionales de los commodities, de alimentos, de los energéticos, entre otros. Y que si bien, la política monetaria no resolverá por sí misma el este problema, sí podría acortar la cifra.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo