Desastres

¿Qué es el Cinturón de fuego y por qué causa tantos sismos en México?

Se trata de una zona en forma de herradura que bordea el océano Pacífico y concentra el 90 por ciento de la actividad sísmica del mundo

Desde el temblor de 7.7 grados que este lunes 19 sacudió la Ciudad de México, pero que también se sintió con fuerza en Michoacán -zona del epicentro-, Colima, Jalisco y Guerrero, la actividad sísmica se ha intensificado de tal forma que hasta las 16:00 horas de este jueves 22 se tenían registradas 1,474 réplicas, la más fuerte de 6.9 grados en la escala de Richter.

Esa fuerte actividad sismológica ha mantenido en la incertidumbre a habitantes del centro y suroeste del país, pero también ha puesto sobre la mesa el siguiente cuestionamiento: ¿a qué se debe la alta sismicidad de México?

La respuesta tiene que ver con que México se encuentra en la ruta del llamado “cinturón de fuego” o “anillo de fuego”, una cadena tectónica que bordea el océano Pacífico en una longitud de 40 mil kilómetros y concentra el 90 por ciento de la actividad sísmica del mundo, una actividad que es inevitable e impredecible, según investigadores del Instituto de Geofísica de la UNAM.

LEER MÁS: Fue de 7.4 grados el sismo de este 19 de septiembre

Esta zona en forma de herradura abarca toda la costa del Pacífico: inicia en Chile, pasa por Centroamérica, México, Estados Unidos, recorre las Islas Aleutianas; baja por las costas de Rusia, Japón, Taiwán y Filipinas, hasta llegar a Nueva Zelanda.

A qué se debe la intensa actividad sísmica

La fuerte actividad sísmica y volcánica del “cinturón o anillo de fuego” se debe a que es una zona de subducción, lo que significa que en ella las placas tectónicas se hunden de bajo de otras, causando los movimientos sísmicos.

Esta “evolución tectónica de la tierra” es la responsable no solo de la intensa actividad sísmica, sino también de la actividad volcánica, incluida la del Popocatepetl.

Para entender un poco el origen de la actividad sísmica, habría que entender que la superficie de la Tierra está dividida en placas tectónicas, como si fueran piezas de un enorme rompecabezas, y entre ellas existe una interacción importante que se traduce en movimientos lentos de unos cuantos centímetros al año.

LEER MÁS: ¡Atención!, activan alerta de Tsunami tras sismo de 7.7 grados en México

De acuerdo con el departamento de Geofísica de la UNAM, las placas tectónicas son grandes bloques de roca que tienen cientos y hasta miles de kilómetros de dimensión, y sólo necesita moverse un fragmento de ellas para que se produzca un sismo importante.

Un sismo pequeño sucede cuando la placa tectónica se desplaza sólo unos centímetros; pero cuando este desplazamiento es mayor a los dos metros puede ocurrir un sismo de mayor magnitud.

Zona de mayor actividad volcánica

En el “cinturón de fuego” se encuentran el 75 por ciento de los volcanes activos del planeta. Entre los volcanes con las erupciones más importantes se encuentran el Krakatoa en Indonesia, Monte Fuji en Japón, Monte Santa Elena en el estado de Washington en Estados Unidos, el Chichón en Chiapas y el Nevado del Ruiz en Colombia.

LEER MÁS: Sismo 20 Sep: Vuelve a temblar en Michoacán, se sintió en Colima y CDMX

La extensa zona marca el límite de muchas placas principales, entre las que se encuentran la Placa del Pacífico, la Placa de América del Sur, la Placa de Nazca, la Placa de América del Norte, la Placa de Filipinas y la Placa de Australia.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo