Desastres

VIDEOS: Tornado en Guamúchil es de los mejor documentados en Sinaloa

Investigador de la UNAM confirma que el tornado ocurrido en pleno centro de Guamúhil es un no-supercelda

Ante la serie de videos e imágenes del tornado en Guamúchil que han inundado las redes sociales desde el jueves por la noche, investigadores de estos fenómenos naturales coinciden que es hasta ahora es uno de los más documentados en Sinaloa, sin embargo, lamentan que la falta de estaciones meteorológicas en la zona haya impedido medir con precisión la intensidad de sus vientos.

Desde el sitio @Tornados México, un proyecto con el que José Francisco León, investigador del Departamento de Geografía Física del Instituto de Geografía de la UNAM, comparte y recibe información sobre estos fenómenos meteorológicos a través de Twitter, Facebook e Instagram, y al mismo tiempo esto le permite caracterizarlos y obtener más datos, se hace énfasis que la ocurrencia de tornados en Sinaloa no es algo raro, lo asombroso es que esta vez afectó la ciudad y de eso o se tenían registros.

A través de este sitio, el investigador de la UNAM confirmó que se trató de un tornado “no-supercelda”. “Se reportaron daños importantes y una trayectoria del centro de la ciudad hacia la carretera a Mocorito”, añadió.

¿Qué tan frecuentes son los tornados en México?

Los tornados son más comunes de lo que se piensa, solo que de manera popular se les conoce como culebras, trombas, serpientes o dragones, declaró José Francisco León en una reciente entrevista para la Gaceta de la UNAM

El investigador del Departamento de Geografía Física del Instituto de Geografía explicó que estos fenómenos naturales se presentan desde siempre, incluso hay registros de ellos desde la época de la Conquista.

“Tenemos que conocerlos todos, porque si conocemos la amenaza, vamos a poder tomar mejores decisiones al momento de enfrentarnos a un fenómeno de estos”, sugirió.

José Francisco León explica que existen dos tipos de tornados: los supercelda, que son muy grandes, con enormes vórtices que están girando, con vientos tan intensos que pueden destruir ciudades, y los no-supercelda, que son mucho más delgados -como el de Guamúchil– de menor duración e intensidad, pero que pueden llegar a ser igual de peligrosos porque ocurren mayormente en zonas rurales donde las condiciones de construcción no son las mejores.

El norte, zona de mayor registro

Detalló que la presencia de tornados, en sus dos variantes, es más frecuente en el norte del país, entre Coahuila, Tamaulipas y Nuevo León, debido a las características geográficas y condiciones ambientales.

Mientras que en Tlaxcala, Puebla y Estado de México solo han documentado tornados tipo no-supercelda, como el que cruzó el Zócalo de la Ciudad de México en 2012.

El estudioso de estos fenómenos calculó que al año ocurren alrededor de 50 tornados entre los meses de marzo a octubre, aunque con mayor incidencia en mayo y agosto.

Insistió en la importancia de que la población tenga un entendimiento general de estos fenómenos para tomar medidas que ayuden a reducir los daños, pues los tornados pueden llegar a arrancar árboles, cableado, techos y levantar objetos que pueden salir proyectados a una velocidad de hasta 300 kilómetros por hora.

Proyecto Tornado México

El investigador de la UNAM explicó que el proyecto @Tornados México está enfocado en recabar y divulgar información a través de redes sociales, porque aunque pudieran monitorear la atmósfera en algún momento a partir de imágenes satelitales, una imagen de estas no les dice dónde hay un tornado, tampoco les dice nada sobre la zona potencial de generación.

“No podemos determinar a partir de estas herramientas tecnológicas su origen, se necesita siempre un observador que confirme el fenómeno y a partir de eso empezar a localizarlo”, admitió.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo