Negocios

No hay un “Plan B” para planta de amoniaco

El gobierno de Sinaloa espera que la Semarnat haya hecho bien la consulta y que la Suprema Corte de Justicia permita la construcción de una planta de amoniaco

Fotografía: Luis Brito/ETHOS

Fotografía: Luis Brito/ETHOS

El gobierno de Sinaloa no cuenta con un plan alternativo en caso de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determine que la planta para producir amoniaco en la bahía de Ohuira no se hará.

“No tenemos Plan B, el Plan B es que sea el Plan A”, dijo Javier Gaxiola Coppel, secretario de Economía en Sinaloa en entrevista.

La empresa Gas y Petroquímica de Occidente, subsidiaria de la firma alemana Proman, así como el gobierno de Sinaloa y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), están atentas a la determinación de la Corte, que debe revisar si se cumplió o no con lo dictado en abril de 2022, sobre llevar a cabo una consulta indígena únicamente a los pueblos que se verían afectados con la construcción de la planta.

Lee también: Ohuira a Rocha: “Tenemos una empresa más grande que la Planta de Amoniaco”

La Semarnat tuvo que llevar a cabo esa consulta y eligió a 15 pueblos de la Nación Mayo-Yoreme, al asegurar que serían los afectados si la planta, con la que se busca producir 2 mil 200 toneladas diarias de amoniaco, llega a explotar. De ser así, los gases, según la dependencia federal, podrían acabar con la vida de personas y más recursos naturales en un radio de 45 kilómetros.

Bajo ese escenario catastrófico, se informó sobre bondades y riesgos de que Gas y Petroquímica de Occidente comience a operar en las riberas de la bahía de Ohuira, junto al puerto de Topolobampo.

Esa consulta se tuvo que hacer luego de que las comunidades de Lázaro Cárdenas, Ohuira y Paredones ganaran amparos porque la Semarnat dio permisos irregulares en 2014 a la empresa subsidiaria de Proman.

Lee también: El gigante de amoniaco y un pueblo dividido en la resistencia

La Corte determinó que debió consultarse a los pueblos antes de que se diera la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), sin embargo, no se tomó en cuenta a las comunidades originarias.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo