Historia

4 de octubre, día de San Francisco de Asís

Conocido como el “santo protector de los pobres”, vivió solo 44 años, los que le bastaron para convertirse en uno de los más populares

Como cada 4 de octubre, este día se celebra a San Francisco de Asís, considerado el santo “protector de los pobres”.

Aunque por lo general, los santos se celebran cada año el día de su muerte, en el caso de San Francisco de Asís hay algunas versiones que apuntan a que murió la noche del 3 de octubre de 1226 y que una de las razones por las que le asignaron el 4 de octubre en el calendario litúrgico fue por la confusión que existía acerca del día en que falleció. No obstante, hay otras corrientes religiosas que sostienen que la muerte del santo protector de los pobres ocurrió el 4 de octubre.

Aunque vivió solo 44 años, San Francisco de Asís es reconocido como el santo más popular, tanto entre católicos como entre protestantes, incluso entre los no cristianos.

LEER MÁS: ¡Es adorable!, Fray Bigotes, un perrito rescatado por franciscanos enternece las redes

Pero quién fue San Francisco de Asís

De acuerdo con la propia Iglesia Católica, Francisco de Asís nació en 1182 en Asís, Italia, donde fue bautizado como Juan.

Hijo de un rico comerciante textil (Pedro Pedro Bernardone) y de una mujer llamada Pica, quien perteneció a una familia noble de la Provenza, cuando Juan nació su padre estaba en Francia, por lo que empezaron a llamarlo Francesco, que significaba “el francés”.

Sus biógrafos cuentan que Francisco de Asís tuvo una juventud disipada en diversiones, pues no le interesaban los negocios ni los estudios, solo las románticas tradiciones que difundían los trovadores, aunque eso no le impidió ser generoso con los pobres.

Durante la guerra civil entre Perugia y Asís, Francisco estuvo preso durante un año, esto en 1200. Luego enfermó gravemente y al recuperarse, en 1205, se unió al ejército de Brienne, con quienes luchó en el sur de la península itálica.

Santoral del 4 de octubre: día de San Francisco de Asís. Retrato más antiguo del Santo realizado se cree en su época. Espíritu y Vida. Obra del Monasterio de San Benito de Subiaco, Provincia de Roma.

Pero su vida dio un vuelco al sentir la necesidad de acercarse a la Iglesia, donde ayudó en la construcción de la iglesia en San Damián, a las afueras de Asís, y en 1206 comenzó a preocuparse por los leprosos. Luego renunció a los bienes paternos y abrazó por completo una vida evangélica. Más tarde, hacia 1208, fundó la Orden de los Frailes Menores, conocidos como franciscanos, y para el siguiente año ya tenía una docena de miembros.

Posteriormente, en 1212, recibió a Clara de Asís y ello dio origen a la Orden de las Hermanas Pobres, conocidas como clarisas. Después creó una Tercera Orden, la cual estaba destinada a los laicos.

LEER MÁS: La Iglesia Católica pide asumir cada quien su rol en la construcción de paz

El Papa Gregorio IX lo declaró santo en 1228. También ordenó la construcción de una basílica en su honor en Asís, adonde fue llevado su cuerpo en 1230.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo