Seguridad

La realidad violenta de Sinaloa: bajan homicidios y feminicidios, pero se disparan 5 delitos

En Sinaloa hay bastantes focos rojos que apremian a perfeccionar los sistemas de combate a la violencia, hasta que el abatimiento de los índices de ésta sea generalizado

Como evidencia de que la seguridad pública continúa como la preocupación principal de los sinaloenses, aun con la tendencia a la baja en la comisión de homicidios dolosos, el reporte de la Coordinación General del Consejo Estatal de Seguridad Pública correspondiente al mes de noviembre significa la notificación puntual a las autoridades federales, estatales y municipales para que combatan la violencia en todas sus manifestaciones y con estrategias que den mejores resultados.

Ya no vale negar la situación de peligro en que estamos los ciudadanos, aferrándose los servidores públicos a logros intermitentes en materia de paz y legalidad, como tampoco tiene cabida el discurso de que la estrategia de seguridad es la adecuada y que se mantendrá igual mientras los ilícitos exponen que a incidencias cambiantes les corresponden acciones ajustables de acuerdo al desarrollo de cada ciclo delictivo.

En Sinaloa se necesita de máxima atención de las instituciones de seguridad pública, en coordinación y con eficacia, ya que las estadísticas presentan reducción en hechos de feminicidios y homicidios dolosos, sin embargo, otros delitos registran incrementos alarmantes como la violación (+79%), privación ilegal de la libertad (+79%), narcomenudeo (+73%), robo a comercio (+35%) y violencia intrafamiliar (+8%).

LEER MÁS: Marina asegura 10 toneladas de mentafetamina en Mazatlán

Viéndolo en conjunto, no existe ninguna justificación para presumir el panorama que se tiene en Sinaloa en materia de seguridad pública y sí hay bastantes focos rojos que apremian a perfeccionar los sistemas de combate a la violencia, hasta que el abatimiento de los índices de ésta sea generalizado y la sociedad vea que han mejorado las posibilidades de vivir tranquilos de manera cierta y duradera.

La Coordinación General del CESP le está mostrando a los ciudadanos, sobre todo a los gobernantes, la autenticidad en el tema de seguridad pública sin caer en la tentación de manipular los datos para construir realidades inexistentes.

Entonces les toca a las instituciones de los tres niveles de gobierno partir de esa verdad en la estructuración de respuestas que con rapidez presenten buenos resultados. Sinaloa no puede esperar mucho porque el tiempo que se pierde significa plazo cedido a la delincuencia que en cinco tipos de delitos actúa al alza, como nunca antes.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo