Negocios

Aumento del salario mínimo provocaría cierre de MiPyMes

Samuel Sarmiento prevé que el aumento del 20 por ciento al salario mínimo provocaría cierre de MiPyMes y presión inflacionaria

El 2023 comenzará con un aumento del 20 por ciento al salario mínimo, de tal manera que pasará de 172 pesos con 87 centavos diarios a 207 pesos con 44 centavos, lo que significa un incremento de mil 52 pesos al mes y a pesar de que es un tema importante, benéfico para el sector obrero, definitivamente va a tener una repercusión negativa en los indicadores económicos, aseguró Samuel Sarmiento Gámez.

El especialista en economía dijo que la primera repercusión del aumento del salario mínimo es directamente en la presión inflacionaria; el segundo elemento en el que va a repercutir es que muchas de las micros pequeñas micros y medianas empresas no van a poder pagar este aumento del 20 por ciento a sus trabajadores por lo que va a provocar un cierre parcial o total de muchas MiPyMes.

Explicó que los 6.4 millones de trabajadores mexicanos que estarían percibiendo este incremento son empleados de MiPyMes, que apenas pueden pagar el salario mínimo estipulado por la Ley, pero al obligarlos a subir un 20 por ciento más este monto, las orillan a cerrar parcial o totalmente, o bien la otra opción a la que pueden recurrir es trasladarse a la informalidad.  

LEER MÁS: ¡Atención!, Salario mínimo incrementará 20% para el 2023, ya es oficial

“Un trabajador formal con todas las prestaciones, con el aumento del 20 por ciento, contra un trabajador en la informalidad, que le puedes pagar lo que sea y además no tiene prestaciones laborales, en ese sentido un trabajador formal va a resultar más caro para las empresas y por lo tanto va a haber un aumento de la informalidad”, explicó.

El especialista en economía señaló que para estos establecimientos es difícil resistir tantos aumentos del salario mínimo, recordó que en el 2019 aumentaron el salario mínimo 16 por ciento; en el 2020 el aumento fue del 20 por ciento; en tanto al 2021 incrementó 15 por ciento; mientras que este año, 2022, fue del 22 por ciento, de ahí que el próximo aumento del 20 por ciento es difícil que una MiPyMes pueda resistir, porque los aumentos son sensibles, demasiado altos y demasiado escalonados.

“Dentro de la estructura de costos de cualquier empresa la nómina representa uno de los de los costos más importantes y si al costo más importante que es la nómina le estás aumentando desde el 2019 a la fecha, pues difícilmente una empresa va a poder sobrevivir con esos aumentos”, criticó.

Samuel Sarmiento dijo que, además, con el tema de un mayor circulante se genera una mayor inflación en la economía y mayores presiones inflacionarias, es decir, el costo de los productos y servicios seguiría en incremento por lo que finalmente lo que se está ganando, por un lado, pues se perderá por otro.

Explicó que el incremento al salario no está ligado a la productividad de los trabajadores, sino que se trata de un decreto presidencial, de modo que este incremento provocará que haya más dinero circulante y esto se traducirá en un aumento a la inflación.

“Por el aumento del circulante hay más dinero en la economía, la gente va a traer más recursos y por lo tanto va a tener una mayor capacidad de compra y el incremento de la demanda trae como repercusión un aumento en los precios”, explicó.

LEER MÁS: CONASAMI busca aumento del 50% al salario mínimo para 2024

Cabe recordar que el Banco de México reconoció durante una conferencia para presentar su Informe Trimestral que, si bien los incrementos salariales son buenos para los trabajadores, un nuevo aumento sí podría incidir en la trayectoria de precios de la economía.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo