Cultura

Llegó la FIL Culiacán, para redescubrir al culiacanense auténtico

La FIL Culiacán significa el mejor escaparate para fascinar dentro y fuera de Sinaloa a través de lo que ocurre en el ámbito de las satisfacciones individuales y colectivas

En la construcción de la nueva narrativa para la ciudad de los tres ríos, aquella que ponga en relieve la obra de ciudadanos de bien que mediante el esfuerzo diario contribuyen al desarrollo, paz y pluralidad, sea bienvenida la Feria Internacional del Libro de Culiacán que inicia actividades hoy que se extenderán durante siete días.

Reescribir la historia de Culiacán a partir de lo que hace grande a la capital de Sinaloa es un imperativo moderno cuyo aplazamiento ha costado estigmas e interpretaciones erróneas por el desconocimiento de lo que en verdad aporta el municipio central a México y al mundo, desde los productos que llegan a las mesas de los hogares, talentos artísticos, deportivos y del conocimiento, hasta modelos de lucha cívica y emprendedurismos que trascienden fronteras y sensibilizan en materia de defensa de derechos, oportunidades y libertades.

Aquí también florecen las artes y las creatividades, los valores y las tenacidades, como cultivo de civilidad que haga posible olvidar aquellos plantíos de miedo, violencia e ilegalidades que por sensacionalistas marcan a las sociedades y territorios que éstas habitan, sin oportunidad alguna de que la comunicación y las audiencias rescaten lo que importa por encima del morbo que lo cubre todo de desesperanza.

LEER MÁS: Conoce el programa de la FIL Culiacán 2022

La FIL Culiacán significa el mejor escaparate de los tiempos modernos para fascinar dentro y fuera de Sinaloa a través de lo que ocurre en el ámbito de las satisfacciones individuales y colectivas, en el armario de las imaginaciones y en el terreno de las realizaciones. Es la apuesta por la cultura que hacen realidad el Gobierno de Culiacán, instituciones estatales, firmas editoriales y sobre todo los creadores locales.

La lectura nos llevará de la mano a reencontrar al culiacanense auténtico, el de las ideas y la bandera blanca, e igual redescubrir en la ahora mole de concreto a aquel pueblo que desde el origen el Dios Coltzin soñó como páramo pacífico y de grandes frutos legítimos.

LEER MÁS: Librería Señora Dalloway participará en la Feria Internacional del Libro de Culiacán

Volvamos a ser el lugar cálido, sereno y trabajador que tiene un pasado resplandeciente y visión de futuro y potencialidades grandiosas.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo