Ciudadanía

El crimen organizado se aprovecha del enaltecimiento a la narcocultura para reclutar niños

La desintegración familiar y la impunidad son factores de riesgo para que los grupos delictivos puedan reclutar a la niñez

El jueves, 5 de enero, durante la ola de violencia que se desató en Culiacán tras la captura de Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, comenzaron a difundirse imágenes y videos donde grupos delictivos se dedicaban a alterar el orden y a desatar violencia, entre ellas, sorprendieron algunos videos que mostraban a niños y adolescentes no mayores de 20 años portando armas y mostrando devoción “al patrón”.

Se trata de jóvenes reclutados por la delincuencia, uno de los peores crímenes que se cometen contra los derechos de las infancias.

Existen factores de riesgo que facilitan el reclutamiento de la niñez y la adolescencia en el crimen organizado, de acuerdo con la organización “Reinserta” estos están ligados al entorno social, a los altos niveles de abandono, a la negligencia por parte de los cuidadores, la impunidad por parte de las autoridades cuya responsabilidad es salvaguardar los derechos de las niñas, niños y adolescentes, las carencias económicas, deserción escolar y adicciones.

Leer más: Jesús María, el pueblo dónde agarraron a Ovidio Guzmán pero nadie sabe nada de sus pobladores

“Se observa que los problemas emocionales y psicológicos están presentes antes del ingreso a grupos de la delincuencia organizada y que en muchos de los casos propician y favorecen el enrolamiento”, dijo.

El crimen organizado se aprovecha de la normalización que existe de la violencia en los entornos familiares y comunitarios y el enaltecimiento de la narcocultura en series, películas y canciones, pues se concluye que este tipo de contenido impacta en las mentes de las niñas, los niños y las y los adolescentes que las ven y escuchan, lo cual determina los modelos a seguir y en muchas de las ocasiones se introyectan al grado de configurar y moldear la identidad y la personalidad de sus seguidores.

“Me gustaban mucho las armas, desde chiquito fui así, veía las series de narcos y me fascinaban, las relacionaba con el lujo, el poder, las mujeres… Me gusta su vida [de los narcos], lo que han logrado, el dinero que tienen, me emocionaba decir: “Yo algún día voy a ser como él, voy a salir en las noticias de que yo soy el que tiene dinero”, algo así me visualizaba”, es el testimonio de Marcos un jóven que desde muy pequeño fue atraído por un grupo delictivo para unirse a sus filas y realizar actividades ilícitas.

Marcos narró uno de los 67 testimonios de niños, niñas y adolescentes reclutados por el narco que recopiló Reinserta en su estudio “Niñas, Niños y Adolescentes Reclutados por la Delincuencia Organizada”.

“Cuando te invitan a entrar a la delincuencia te lo venden como lo más chingón, pero no todo es como te lo pintan, ¿sabes?, y va a haber colores y sabores de todo tipo, pero nomás va a haber una salida, la muerte. Estar en un grupo así no es como todos piensan, de que va a haber dinero, siempre, pero de que todo va a estar chido, nada de eso. Pura soledad, tristeza y amargura”

Ante los videos difundidos el conocido como segundo “jueves negro” sobre la niñez reclutada, la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) lanzó un posicionamiento en el que mencionó la urgencia de recordar al Estado mexicano, a todas las autoridades y poderes públicos que tienen la responsabilidad de trabajar para garantizar las infancias una vida libre de violencias, lo que incluye la prevención de la niñez reclutada.

“¿Qué tiene que suceder para que México finalmente pueda cumplir con las recomendaciones dadas por el Comité de Derechos del Niño de la ONU sobre este tema?”, expresó la Redim.

De acuerdo con este organismo, se deben asignar suficientes recursos para garantizar programas dirigidos a niños, niñas y adolescentes y promover espacios de participación efectiva, a fin de que puedan compartir preocupaciones y propuestas para que sean tomadas en cuenta en la toma de decisiones.

Además, Redim hizo un exhorto al ejército mexicano y la Guardia Nacional para que recuerden que están obligados a respetar las vidas de niños, niñas y adolescentes en cualquier circunstancia, por lo que se hizo un llamado a no realizar acciones letales ante la presencia de niños, niñas y adolescentes.

Finalmente, exhortaron a los medios de comunicación y a la ciudadanía en general a evitar y no publicar y difundir imágenes que puedan afectar y vulnerar los derechos de las infancias.

Ante esta problemática que impera en México y que el jueves se mostró como cruda realidad, Estefanía Peña, procuradora municipal de Niñas, Niños y Adolescentes en Culiacán, dijo que sociedad y gobierno necesitan continuar trabajando en conjunto, para que la niñez se pueda desarrollar en ambientes de paz y sanos.

Leer más: Así amaneció Culiacán tras el segundo ‘Jueves Negro’

Señaló que para evitar este reclutamiento, el DIF Culiacán trabaja a través de programas que promueven los valores, por lo que se acuden a las escuelas para impartir talleres para prevenir conductas delictivas y adicciones.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo