Industria del Narcotráfico

Desde Sinaloa para el mundo: gente, alimentos y fraternidad que construyen paz

Redoblemos el esfuerzo lícito que es el único contraveneno del desprestigio atávico que nos endilgan como si la violencia fuese exclusiva de aquí

Reincidentemente el nombre de Sinaloa es vinculado a las operaciones nacionales e internacionales del narcotráfico sin permitir que fructifiquen los intentos por quitarle ese estigma a la tierra de los once ríos y se hable más en el contexto mexicano y mundial de la región que les aporta alimento a las mesas de las familias, semillero de exponentes de las artes y deportes, además de ser el solar de una abrumadora mayoría de gente buena y trabajadora.

Al iniciar en una corte de Brooklyn, Estados Unidos, el juicio contra Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública en el gobierno de Felipe Calderón en México, un narcotraficante en calidad de testigo protegido menciona que el acusado recibía dinero mensualmente del Cartel de Sinaloa y precisa que en una ocasión se le entregaron entre 14 y 16 millones de pesos en cajas de papelería de parte de Arturo Beltrán Leyva, líder del facción criminal que lleva el nombre del capo abatido por un operativo militar en diciembre de 2009.

En el esquema de que un delincuente acuse a otro delincuente se vale de todo como es el caso de sostener en boca de la comunidad internacional el nombre de Sinaloa, lo que seguramente sucederá durante el proceso judicial que Estados Unidos encauza contra García Luna, remarcando la percepción que hace pocos días, el 5 de enero, volvió a tener nuestro estado por el operativo que detuvo a Ovidio Guzmán López.

LEER MÁS: Fiscales acusan a García Luna de traicionar a México y a Estados Unidos

Dispongámonos a que la marca negra sinaloense se situé de nuevo muy por encima de las políticas públicas y campañas publicitarias tendientes a hablarle a la opinión pública global del granero de México, de los productos del campo que trascienden fronteras para llegar a los principales centros de consumo del planeta, de las mujeres y hombres ejemplares que desde aquí llegan a países lejanos, de las oportunidades para la inversión extranjera, de la riqueza cultural y los pueblos mágicos que seducen a quien los conoce, de la mano solidaria siempre extendida en situaciones de dificultad.

Y mientras en cualquier rincón del país o del mundo se referencie a Sinaloa por hechos amarillistas que son consumidos por audiencias ávidas del narcomorbo, los sinaloenses redoblemos el esfuerzo lícito que es el único contraveneno del desprestigio atávico que nos endilgan como si la violencia fuese exclusiva de aquí y no signo de los tiempos en cualquier parte del orbe.

LEER MÁS: Destapan a posibles testigos contra García Luna: Rey Zambada, “El Grande” y Veytia

Más allá de la arenga política del “paraíso de felicidad”, “triángulo de la bondad” o “tierra de la gente buena”, hablemos como siempre lo hemos hecho: con el trabajo y las contribuciones legítimas desde Sinaloa para el mundo.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo