Sin arroparlo la investidura de secretario de Gobernación y con la estela de incumplimientos mientras fue parte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, hoy y mañana realizará actividades en Sinaloa Adán Augusto López Hernández como aspirante a la candidatura del Movimiento Regeneración Nacional para la Presidencia de México, proselitismo anticipado a los plazos electorales que formalmente inician en noviembre próximo.

La cauda de fracasos en materia de políticas públicas para la gobernabilidad seguirá a donde vaya al tabasqueño que pretende la postulación para suceder en el cargo a su paisano López Obrador pues tuvo más retrocesos que avances al operar asuntos como seguridad pública, reformas electorales, autonomía del Instituto Nacional Electoral, relación con el Poder Judicial Federal y designación de nuevos integrantes del Instituto Nacional de Acceso a la Información.

Inclusive en el desempeño del papel de “corcholata” del presidente y de un proceso morenista que delatan simulación más que vocación democrática, López Hernández continúa en los ataques contra la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al atribuirle la falta de resultados en materia de protección a los ciudadanos. En su cuenta en Twitter publicó el 24 de junio que “la justicia es una de las grandes carencias de nuestro país: el poder judicial le ha dejado a deber por décadas a nuestro pueblo, condenándolo a la impunidad. Ya es hora de que jueces, magistrados y ministros defiendan al pueblo con el mismo compromiso que a los poderosos”.

LEER MÁS: Inician campaña en Sinaloa las “corcholatas”; por sus ilegalidades y acompañantes los conoceremos

Eso es lo que trae a Sinaloa el ex secretario de Gobernación: reclamos por situaciones de violencia y justicia que él no atendió al ser parte del Gabinete presidencial.

Lo acompaña también la oxidada arenga de ser amigo del actual mandatario federal como si tuviera la certidumbre de que el método de encuesta con que Morena elegirá a su candidato será en realidad el retorno del “dedazo” ahora implementado por López Obrador.

LEER MÁS: Las “corcholatas” de AMLO acumulan cientos de quejas, pero cero sanciones

López Hernández recorrerá los tres principales municipios de Sinaloa perseguido por el fallido desempeño del segundo puesto de mayor importancia en la estructura del Ejecutivo federal: en Mazatlán decayó la inversión pública en desarrollo turístico a no ser porque el sector económico privado detona importantes proyectos de mejora; en Culiacán la violencia recrudece por la estrategia de AMLO de “abrazos, no balazos” y desde Los Mochis emerge hacia todo el estado la angustiosa situación de productores de maíz que ni siquiera tienen la seguridad de vender sus cosechas a un precio adecuado.