Culiacán.- La presencia del fenómeno climático llamado “El Niño“, presente en el Océano Pacífico, incrementará sus efectos durante los próximos seis meses, por lo que aumentará el riesgo de fuertes lluvias y sequías en ciertos lugares del mundo, así lo informó el doctor Bladimir Salomón Montijo, responsable de la Estación Climatológica de la Facultad de Biología, de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS).

“Ahorita ya está presente, pero en el invierno lo tienen considerado como ‘fuerte’ porque la temperatura se va a elevar mucho más de lo que está ahorita al inicio; entonces se pronostica que va estar un poco más arriba del promedio la temperatura, dijo.

“Este fenómeno tiene repercusiones a nivel global en el clima; mientras que un lugar se manifiesta con lluvias, en otra parte del mundo como Australia, por ejemplo, hay sequía lo cual provoca incendios forestales en aquel continente”, agregó.

LEER MÁS: La depresión tropical 2-E se intensificará a la tormenta tropical Beatriz

En el Pacífico, este fenómeno climatológico originado por la interacción del océano con la atmósfera, representa un riesgo para la formación de ciclones tropicales intensos gracias al “aumento de los patrones normales del comportamiento de la temperatura de los océanos” que éste provoca, los cuales tienen un 56 por ciento de posibilidades de fortalecerse y un 25 por ciento de que alcance niveles de tamaño grande para la temporada de invierno 2023-2024.

“Esto nos dice que va a ser una temporada de huracanes activa para el Pacífico, a diferencia del Atlántico, porque El Niño se va a presentar por el Pacífico y en el Atlántico será más débil […]; entonces tendremos esas dos repercusiones, sequías en algunos lugares, exceso de lluvias en Sudamérica, principalmente en Perú, así como un invierno lluvioso en la parte norte del Continente”, dijo.

De cumplirse el pronóstico en Sinaloa, señaló el especialista, las precipitaciones podrían repercutir en los ciclos agrícolas, pero incrementarían los niveles de las presas, necesarios para actividades como el riego, el consumo humano, la generación de energía eléctrica y otras.

LEER MÁS: Pide líder de la AARC no dejar tarea y costo de la sustentabilidad solo al agricultor

“En México existen pocos estudios sobre el impacto de El Niño en diferentes aspectos de la salud, pero en otros países de Sudamérica, principalmente, tienen estudios de su influencia en enfermedades virales, en los que se cuentan muertes de niños; en otras partes se propaga el dengue, etcétera. Pero el impacto más fuerte es en la agricultura”, concluyó.