Culiacán.- Alrededor de cien personas del gremio médico marcharon este viernes 28 de julio en Culiacán para mostrar su apoyo al anestesiólogo, Gustavo Darwin Aguirre Castro, quién enfrenta una investigación penal por comprar y transportar Fentanilo para uso médico.

Gustavo Aguirre es un médico sinaloense egresado de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), pero su residencia es en Los Cabos, Baja California Sur. Después de un cateo en su domicilio donde la Fiscalía General de la República (FGR) encontró cajas con ampolletas de Fentanilo, fue acusado de adquirir el fármaco y ahora enfrenta una investigación penal.

La defensa del médico ha asegurado que este fármaco se adquirió de manera legal a través de una receta certificada por Cofepris.

LEER MÁS: Crece demanda de atención médica por consumo de fentanilo en México

Ante esto, el gremio médico se ha solidarizado con su causa y salió a las calles a protestar contra la criminalizacion del personal de salud y señalar la falta de conocimiento de las autoridades sobre el uso del Fentanilo con fines médicos.

Yoshio Ramírez, vicepresidente del Colegio de médicos anestesiólogos de Culiacán, expresó que es injusto que las autoridades hayan detenido a Gustavo Aguirre por tener en su casa un fármaco que adquirió legalmente y que es utilizado para ejercer su labor como anestesiólogo.

Destacó que muchas instituciones médicas tienen desabasto de este medicamento, por lo que las y los profesionales de la salud se ven en la necesidad de comprarlo por su cuenta a través de recetas médicas.

“Se está criminalizando el hecho de que nosotros usemos y transportemos el fármaco. Pero algunos establecimientos de salud donde hacemos nuestra práctica no cuentan con el fármaco y nosotros tenemos que conseguirlo por medio de una receta. Esas recetas son reguladas por instituciones como la Cofepris”, dijo.

Dijo que existe un desconocimiento de las autoridades, pues el Fentanilo de uso médico no es lo mismo que la droga que se vende en las calles.

Mencionó que el objetivo de la marcha es exigir a las autoridades que se regule y surta a los hospitales de este fármaco para que las y los medicos no tengan que adquirirlo por su cuenta.

Cabe mencionar que, en la marcha también estuvo presente Jorge Aguirre Galván, padre de Gustavo Aguirre, él mencionó que el médico no está detenido ya que se amparó, pero por el momento no puede seguir ejerciendo su profesión.

“Hemos recibido apoyo de parte de los compañeros, amigos donde ellos manifiestan su deseo para que esto se solucione, pidiéndole entender que esto es para salvar vidas”, dijo.

LEER MÁS: Clima en Sinaloa: Se esperan chubascos

Las y los manifestantes aseguraron que cuentan con el respaldo y la solidaridad se diferentes gremios y colegios médicos del Estado, al igual que del secretario de Salud, Cuitláhuac González Galindo, quién no pudo asistir a la marcha debido a compromisos previos.