Reflexiones

Arnulfo Valdez

30 años de Corazones (1990)

Corazones, un álbum visceral, dedicado a las relaciones de pareja, crítica al machismo y sociedad conservadora, himno al amor. Producido por Gustavo Santaolalla con asistencia de Anibal Kerpel, pioneros de la producción de la música rock en español. Nueve canciones para romperte la garganta y desgarrar tu corazón.

El disco Corazones (1990) de Los Prisioneros cumple 30 años de ser lanzado bajo el sello de EMI. Un disco que marca el éxito comercial de la banda tras una carrera envuelta en la dictadura de Pinochet y sus canciones orilladas a la crítica social. Es el primer disco de Jorge González como “solista” así como dicen algunos críticos que el Abbey Road (1968) fue el de Paul McCartney. 

El álbum fue muy criticado, así como lo fue la carrera musical de la banda. Sin embargo, Jorge González se sacó unas letras apasionadas con alto poder interpretativo, cambió el mensaje social por el sentimiento íntimo y en vez de rock, hizo uso de un pop electrónico con mezclas de acid house con lo que, al poco tiempo, logró una proyección internacional que los llevaría por una gira latinoamericana y luego separarse. 

El disco contiene muchas anécdotas que no molestaré en contar, solo me enfocaré en las canciones y la poesía que hay de cada una de estas:

Tren al sur es sin duda el hit de hits de ese álbum. Una canción con una voz melosa y envuelto en una atmósfera melancólica. La canción nos mete en un viaje hacia el sur. La carga simbólica de los viajes están ligados a los encuentros con el pasado. Geográficamente, el sur representa la zona marginada  de un país y por lo tanto donde alberga más clase trabajadora y pobre:

y no me digas pobre por ir viajando así
no ves que voy contento, no ves que voy feliz
viajando en este tren al sur 

Con suavidad es el tercer track y la letra tiene poesía y erotismo. Describe la escena de una reunión y el desprendimiento de una persona, la cual toca y seduce a su ser amado sin moverse:

yo te acaricio sin tocar nada
y sin hablarte anuncio
Voy a desnudarte
voy a estrecharte
contra la pared
Oleré tu cuerpo
mojaré tu pelo
con suavidad 

Después del coro canta: estoy entrando en tu cuerpo/ sientes/ hasta morder tu corazón. Una imagen muy salvaje y erótica, que me recuerda a un soneto de Tomás Segovia: 

Entre los tibios muslos te palpita
un negro corazón febril y hendido
de remoto y sonámbulo latido
que entre oscuras raíces se suscita;

un corazón velludo que me invita,
más que el otro cordial y estremecido,
a entrar como en mi casa o en mi nido
hasta tocar el grito que te habita.

Cuando yaces desnuda toda, cuando
te abres de piernas ávida y temblando
y hasta tu fondo frente a mí te hiendes,

un corazón puedes abrir, y si entro
con la lengua en la entrada que me tiendes,
puedo besar tu corazón por dentro.

Corazones rojos es la canción más polémica por su contenido. Llama la atención que es ejecutada con una mezcla de rock y rap muy de moda en la época. Su temática es dar una crítica al machismo y lo hace de una forma tan visceral que hasta llegó al punto de ser una canción malinterpretada por el público y los medios:

Corazones rojos, corazones fuertes, espaldas débiles de mujer
Mil insultos como mil latigazos, mil latigazos dame de comer
De comer cordura, de comer comida, yo sabré cómo traicionar
Traicionar y jamás pagar, porque yo soy un hombre y no te puedo mirar

Eres ciudadana de segunda clase, sin privilegios y sin honor
Porque yo doy la plata estás forzada
A rendirme honores y seguir mi humor
Búscate un trabajo, estudia algo, la mitad del sueldo y doble labor
Si te quejas allá está la puerta, no estás autorizada para dar opinión
Corazones rojos, corazones fuertes, corazones rojos

Hey mujeres

De tu amor de niña sacaré ventaja
De tu amor de adulta me reiré
Con tu amor de madre dormiré una siesta
Y a tu amor de esposa le mentiré

Nosotros inventamos, nosotros compramos
Ganamos batallas y también marchamos
Tú lloras de nada y te quejas de todo
Para cuando a veces nos emborrachamos

Corazones rojos 
Corazones fuertes
Hey mujeres

En la casa te queremos ver, lavando ropa, pensando en él
Con las manos sarmentosas y la entrepierna bien jugosa
Ten cuidado de lo que piensas, hay un alguien sobre ti
Seguirá esta historia, seguirá este orden
Porque Dios así lo quiso, porque Dios también es hombre

Recuerdo haber trabajado la letra en una clase de literatura para explicar tono e intención en el texto. Algunos alumnos se refirieron al autor como misógino y machista como fue percibo en los 90’s. La canción fue escrita por Jorge González para un grupo llamado La Cleopatras conformado por cuatro chicas, Cecilia Aguayo entre ellas, que formaría parte de Los Prisioneros como tecladista en su última gira. Al escuchar esa versión, los alumnos entendieron el mensaje social que el autor quería transmitir.

Estrechez de corazón es el sencillo más popular debajo de Tren al sur, una canción poderosa y bailable. Todavía la puedes oir en las discotecas. El video expresa también lo complicado de las relaciones y evidencia el machismo y la violencia contra la mujer. Amiga mía, es para mí la canción más sensual del disco; Cuéntame una historia original, con su ritmo house nos dice, ajá sí sufriste mucho? dime algo que no haya escuchado antes. Por amarte trata la locura de amar, con su intro con un pianito parecido a la música del exorcista le mete tremenda tensión. Noche en la ciudad una crítica a la sociedad moral conservadora (de la época). Demasiado triste, con este track cierra el disco y una canción circense, al estilo “For the benefit of Mr. Kite” de los Beatles, cuyos versos finales vociferan: 

Es el maldito amor
que gusta reírse
reírse en tu cara

Corazones, un álbum visceral, dedicado a las relaciones de pareja, crítica al machismo y sociedad conservadora, himno al amor. Producido por Gustavo Santaolalla con asistencia de Anibal Kerpel, pioneros de la producción de la música rock en español. Nueve canciones para romperte la garganta y desgarrar tu corazón. 

Jorge González cuenta las anécdotas del disco.

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo